Revista Qué

29 Abr 2016 | Más repercusiones

¿El juez Gallardo en off side?

El abogado de un de las asociaciones que se presentó ante el juez Roberto Gallardo afirmó que en su presentación no se contemplaba la prohibición “No pedimos que prohíban los boliches sino que exigimos un protocolo que garantice la salud psicofísica de las personas que asisten a las fiestas electrónicas, boliches, bailanta o bares”, afirmó […]

El abogado de un de las asociaciones que se presentó ante el juez Roberto Gallardo afirmó que en su presentación no se contemplaba la prohibición

image
“No pedimos que prohíban los boliches sino que exigimos un protocolo que garantice la salud psicofísica de las personas que asisten a las fiestas electrónicas, boliches, bailanta o bares”, afirmó en diálogo con Télam Juan Gragois, letrado que presentó ayer el recurso de amparo.

A dos semanas de la fiesta electrónica Time Wrap en Costa Salguero en la que murieron cinco jóvenes, el abogado afirmó que este tipo de cosas “sucede siempre y nadie las controla o fiscaliza que realmente no sean trampas mortales”.

Gragois señaló que “este tipo de cosas (en referencia a las muertes) suceden porque hay una mafia que esta instalada en la noche porteña”.

En este sentido, explicó que “esta mafia esta compuesta por cuatro patas: los empresarios inescrupulosos, que son los dueños de los boliches; políticos corruptos; policías, prefectos y gendarmes y narcotraficantes”.

Según el letrado, “los empresarios no ganan plata con la venta de entrada ni con la venta de pastillas, ellos ganan vendiendo botellitas. Para eso se crea una atmósfera manipulando la temperatura, la humedad, el humo y la capacidad, generando la necesidad vital de hidratarse”.

“Es necesario que se reglamente una temperatura, como en cualquier frigorífico o fábrica, que haya asistencia médica en caso de alguna descompensación, que nadie cierre las canillas, que haya espacios ‘chill’ donde se puede salir del lío y poder respirar mejor, son cosas que si quisieran pueden hacerlas en menos de 24 horas”, aseguró el abogado.

El abogado escribió el recurso de amparo en representación de la Asociación Civil Vientos de Libertad, la Federación de Cartoneros y recicladores (Facyr) y la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA).

Y sostuvo que “las tres organizaciones representan sectores muy distintos sin embargo todos están expuestos a estos empresarios que buscan ganar dinero a costa de la salud de los jóvenes”.

“El Estado tiene que hacer algo inmediatamente, tienen que hacerse cargo del tema, tienen el marco normativo para resolverlo hoy mismo”, puntualizó, y consideró que “cuando un laburante quiere vender algo en la calle para llevar comida a sus hijos se lo persigue y hay policías suficientes para hacerlo, cuando un centro cultural quiere hacer una peña recibe inspecciones”.

Compartir
?