Revista Qué

19 Sep 2015 | El armado de Massa

La apuesta de barajar y dar de nuevo

El ex intendente de Tigre modificó su plan de campaña en la Ciudad. El comando porteño va en busca del “voto Lousteau”. Con los resultados de las Primarias nacionales en la mano, van por un tercer diputado.

Sergio Massa promovió un cambio en la conducción, cedió en cierta manera el timón en la Ciudad y apuesta a crecer en un territorio dominado por el PRO con un buen caudal de votos que lo pueda poner en un balotaje; un escenario al que todavía no se resigna.

A poco del “portazo” de la facción del Partido Renovador Federal, en el armado capitalino desestiman su impacto, lo atribuyen a un coletazo de la distribución de candidaturas, más que a las fugas de dirigentes que afrontó el líder a mediados de 2015, y proyectan una campaña en la que se quieren contrastar con la gestión macrista, sin olvidar las críticas al Gobierno nacional.

Massa estuvo la semana pasada en la Villa 31 junto con candidatos y dirigentes del Norte, con el fin de demostrar que “la pobreza creció en todo el territorio nacional”. La visita implica la primera etapa de una estrategia. El comando del Frente Renovador trabaja en “más bajadas” del candidato pre-sidencial a zonas postergadas como Villa Lugano, o la Villa 1-11-14, en pos de exponer la gestión del alcalde porteño.

 

massa villa 31

Con Lavagna y Saintotte en la villa 31 días atrás.

 

“Queremos desnudar que tanto el PRO como el Frente para la Victoria no hablan de nada en concreto. Nuestra premisa es diferenciarnos por nuestra propuesta programática, ideas claras sobre lo que vamos a hacer en distintas áreas” resumió a Qué Juan Saintotte, tercer candidato a diputado nacional en la boleta encabezada por Marco Lavagna.

Después de lo que se considera un “traspié” en lo que fue la elección local, el Frente Renovador porteño mira hacia octubre con cierta tranquilidad luego de las Primarias y, con actores distintos mediante, se concentra en llegar a los votantes que se inclinaron tiempo atrás por Martín Lousteau y sumar así para su jefe.

El balance de lo que fue el 9 de agosto encontró al Frente Renovador con una buena elección en la zona sur, un promedio “aceptable” en el centro, y una mala performance en el norte, reconocida a regañadientes. “Hay un voto cautivo del PRO muy importante, al que es difícil llegar”, se sinceran.

Pero, en la “mesa chica” consideran que no hay nada perdido y por eso creen que pueden interpelar a ese electorado descontento con el gobierno porteño que eligió al economista de rulos para que disputara el balotaje local. Se va a seguir trabajando en la zona sur y en el norte, pero se hará un esfuerzo por aumentar la visibilidad en las comunas norteñas.

Hay otro comando de campaña. El ex diputado Diego Kravetz, que supo hacer las veces de coordinador hasta principios de este año, se corrió de la escena y se pasó a un comando más diversificado de los grupos sindicales y políticos, siempre con la supervisión de operadores de Tigre.

A partir de los distintos lugares en los que se acordó la lista, son varios los actores involucrados. Tras la salida del Partido Renovador Federal (ver aparte), son cuatro los partidos de distrito que suscriben la alianza nacional en la Ciudad: el Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), el Partido Demócrata Cristiano, Tercera Posición, de la diputada Graciela Camaño, y el Partido del Trabajo y la Equidad (Parte), el sello propio del ex jefe de Gabinete de la Nación, Alberto Fernández, devenido desde 2013 en massista.

Marco Lavagna es el primer candidato a diputado nacional del espacio por la Ciudad y la principal voz de Massa. Asimismo, tiene incidencia la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC) -que colocó a la segunda candidata, Carla Pitiot-, la juventud, representada en Juan Saintotte, la Asociación de Trabajadores de la Sanidad de la República Argentina (ATSA), que aportó el cuarto candidato, Gustavo Blanco, alineado con el secretario general Héctor Daer.

Por otro lado, el diputado Javier Gentilini que migró desde Proyecto Sur al Frente Renovador en abril de este año, también tiene voz en las discusiones del comando de campaña, que se reúne todos los miércoles para tres ejes clave: la presencia en la calle, la planificación de actividades y la fiscalización.

 

 

Números

Los 14 puntos que obtuvo la boleta de Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) en la Ciudad significaron un alivio para quienes también participaron de la contienda porteña cuando Guillermo Nielsen no logró superar el 1,5% de los votos para calzarse el traje de candidato.

“Comparar la elección porteña con la nacional es mezclar cosas distintas. Una cosa es una campaña en la que Massa no estuvo directamente involucrado y otra, muy distinta, es la que está en la boleta”, aseguró el diputado Javier Gentilini, quien piensa que no se logró asociar a Nielsen con el ex intendente de Tigre.

Quienes integran la “mesa chica” de la Ciudad ya impartieron la orden de seducir a los votantes de Martín Lousteau. No se trata de una lógica descabellada. Massa alcanzó en las elecciones del 9 de agosto más de 240 mil votos y parece haberle arrebatado electores a Ernesto Sanz, Elisa Carrió y Margarita Stolbizer.

armado de massa

 

ECO obtuvo el 5 de julio unos 465.583 votos. Pero los presidenciables de los partidos que lo integran estuvieron lejos de alcanzarlo. Los rivales de Macri, dentro de la alianza Cambiemos, y la líder del GEN sumaron, entre los tres, más de 250 mil votos, poco más de la mitad de los que reunió Lousteau. La figura de Massa parece explicar la migración de votos, algo que entusiasma hacia adelante.

 

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN N° 49 DE QUÉ

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?