Revista Qué

25 Nov 2016 | informe

La Auditoría halló falencias en trabajos del IVC

La Auditoría General de la Ciudad aprobó el informe final del trabajo que se hizo en tres conjuntos habitacionales que están bajo la órbita del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC). La auditora, e integrante de Eco, Mariela Coletta, afirmó que se encontraron serias deficiencias de seguridad, estructuras colapsadas y […]

La Auditoría General de la Ciudad aprobó el informe final del trabajo que se hizo en tres conjuntos habitacionales que están bajo la órbita del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC). La auditora, e integrante de Eco, Mariela Coletta, afirmó que se encontraron serias deficiencias de seguridad, estructuras colapsadas y riesgos de derrumbes entre otras fallas, las cuales ponen en riesgo la integridad de sus habitantes.

convenio auditoría defensoría

La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA) terminó de realizar el relevamiento de los complejos Comandante Luis Piedrabuena, Dr. Mariano Castex y Barrio Soldati, donde falleció un joven tras el desprendimiento de una baranda. Un año después de aquella muerte, las condiciones de los edificios siguen siendo alarmantes y siguen poniendo en riesgo la seguridad de quienes los habitan.

Según explicó la auditora Mariela Coletta, en el informe se detalla, entre otras cosas, que muchas conexiones de gas son deficientes, en algunos casos fueron hechas de manera individual con materiales no aptos para ese fin. Vale recordar que, en julio de este año, el escape de gas en un departamento del barrio Dr. Mariano Castex provocó una explosión que dejó un saldo de una víctima fatal, 16 heridos, 55 familias evacuadas sin viviendas y 110 sin conexión de gas.

Otras deficiencias estructurales tienen que ver con que muchas escaleras conectoras de edificios están con sus estructuras colapsadas o fisuradas y varias de ellas ni siquiera fueron apuntaladas. Algunas de estas escaleras tienen riesgo de derrumbe, otras no poseen barandas o carecen de varios escalones. Las fallas de seguridad de estos complejos quedaron en evidencia cuando, el año pasado, un chico de 14 años murió al caer de un 6º piso luego de ceder la baranda de una escalera exterior en la que se había apoyado, en el Barrio Soldati.

Se encontraron faltantes de ascensores -cuyas puertas fueron tapiadas con mampostería-, además de filtraciones pluviales y cloacales, carpintería podrida, ausencia de matafuegos y mangueras contra incendios, y la acumulación de basura y escombros en las salidas de emergencia.

Esta serie de deficiencias de mantenimiento en complejos que dependen del IVC salen a la luz en un contexto en el que el gobierno porteño lanzó un ambicioso proyecto para mejorar la calidad de vida de los porteños más postergados, al planificar la urbanización las villas 31, de Retiro, y la 20, de Lugano.

Coletta no tiene dudas: “Estos ejemplos demuestran que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires necesita de manera urgente encargarse del estado en que se encuentran actualmente estas edificaciones, que en algunos casos tienen más de cuatro décadas de construidas y acarrean numerosos problemas y deficiencias, producto del paso del tiempo, pero también de la falta de inversión en mantenimiento y controles adecuados”.

Los complejos relevados albergan, en total, a más de 33.000 personas. El conjunto habitacional Dr. Mariano Castex cuenta con 1.055 viviendas y 5.000 habitantes, el Comandante Luis Piedrabuena con 2.100 viviendas y 10.500 habitantes, mientras que el Conjunto Urbano Barrio Soldati 3.201 viviendas y 17.870m habitantes.

Para Coletta es imprescindible auditar todos los complejos que dependen del IVC y que todavía no están escriturados. Fue por eso que presentó un proyecto de ampliación en donde se van a auditar todos los restantes complejos habitacionales que pertenezcan a la órbita del IVC y que no fueron tomados en la muestra de éste último informe. Este informe ya comenzó a trabajarse.

Compartir
?