Revista Qué

7 Dic 2012 | PROMESAS PORTEÑAS

La Ciudad de la basura

Luego de la reunión con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli por la basura, el Ejecutivo porteño prometió una reducción del 78 por ciento de los residuos en 18 meses. Revista Qué dialogó con un especialista en el tema para saber si es posible cumplir con el plazo y por qué se llegó a esta situación.

La crisis de la basura tiene una larga trayectoria

La pelea entra ambas administraciones por el exceso de residuos que llegan a las plantas de provincia no es una novedad, pero explotó en los últimos días. La pregunta es qué pasó durante todos estos años y cómo se trabajó el tema de la basura.

Felix Cariboni, en diálogo con Revista Qué, hizo un recorrido sobre el tema y explicó que en el año 2005 se sancionó la ley 1854, conocida como Basura Cero. La misma se reglamentó en 2007 –durante la gestión de Jorge Telerman- y de manera incipiente comenzó a instrumentarse. No obstante, fue desactivada por el entonces ministro de Ambiente, Juan Pablo Piccardo. Al menos en lo que refería a la doble contenerización.

Es decir, se planteaba la necesidad de que por un lado exista una separación de residuos domiciliarios y, en paralelo, un sistema logístico para transportar lo separado. Sin este sistema, la división entre orgánicos y reciclables carece de sentido.

La medida de Piccardo generó consecuencias ya que, una vez desactivada la iniciativa, es difícil retomarla. Lo cierto es que cuando el entonces ministro renuncia, Diego Santilli asume en la cartera ambiental y allí se enfrenta a un panorama complicado y que se agudizaba cada vez más.

Otro de los factores por los cuales se llega a la actual crisis con la basura tiene que ver con el el Ejecutivo –en voz de Horacio Rodríguez Larreta- quiso desentenderse de esta normativa al indicar que se la impusieron (dado que venía de una gestión anterior). Es necesario recordar en ese sentido que dos integrantes de esa fuerza votaron a favor del proyecto: la actual diputada nacional, Gabriela Michetti y el mismo Santilli.

Además, un tema relevante es que los pliegos con las empresas recolectoras son del año 2004 y continúan vigentes, dado que se siguen prorrogando. El problema está en que la ley de Basura Cero es posterior, de 2005, y nunca se hizo un pliego adecuado a la nueva normativa. Qué quiere decir, que está desfasado. La inadecuación a la norma hace que no se pueda cumplir con la misma, motivo que se suma como factor de crisis.

Lo cierto es que cuando Santilli asumió el conflicto no menguó, por el contrario. Ahora, su propuesta es la creación de plantas para tratar las distintas fracciones de residuos y la reducción del 78 por ciento de la basura enviada a provincia. Un plan sumamente ambicioso.

Carboneli explicó al respecto que sería “especulativo decir si se va a cumplir o si es otra de las promesas del gobierno”, que nunca llegan a buen puerto. En ese sentido, contó que “las plantas iban a estar inauguradas en noviembre, según Santilli, pero al día de hoy no hay novedades”.

Compartir
?