Revista Qué

6 Nov 2014 | Sentencia en primera instancia

La Ciudad ganó juicio millonario

La Justicia porteña rechazó la demanda impulsada por COVIMET contra el gobierno de la Ciudad a raíz de un decreto que dispuso la rescisión del contrato de concesión de la Autopista Illia, otorgándola a AUSA. La empresa reclamaba ser indemnizada por daños y perjuicios, pero deberá abonar más de 17 millones de pesos.

Una extensa y millonaria disputa judicial entre la empresa COVIMET, adjudicataria en la década de 1980 de la licitación para la concesión y obra de la Autopista 9 de Julio en su tramo norte, hoy conocida como Autopista Illia, y el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, obtuvo sentencia.

Según informó el Sistema de Difusión Judicial tras casi una década de diversas acciones, pruebas e incidentes, el pasado 22 de octubre el juez Darío Reynoso, titular del juzgado N° 24 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, resolvió rechazar “en todas sus partes la demanda interpuesta” por la empresa Concesionaria Vial Matropolitana SA en la cual se solicitaba “que se declare la nulidad absoluta e insanable del decreto N° 149/GCBA/03” en el que se rescindió por culpa del contratista el contrato de concesión de la Autopista Illia y otorgó la explotación, mantenimiento y administración de dicha vía a Autopistas Urbanas SA.

En la resolución, el magistrado no sólo rechazó la declaración de nulidad del decreto cuestionado, tampoco concedió el reclamo de indemnización por los daños y perjuicios generados por la rescisión del contrato (la demandante sostenía la existencia de una deuda por más de 28 millones de pesos de acuerdo a un Convenio de Reordenamiento Contractual, suscripto en 1999), y negó además otra demanda conexa en la cual la empresa reclamaba el cobro de 1.843.502,2 más los intereses “por incumplimiento contractual”.

 

Compartir
?