Revista Qué

14 Mar 2016 | Repercusiones

La Ciudad no entregaría a Calviño

Ante la citación a indagatoria por la presunta existencia de una asociación ilícita, el Gobierno salió a respaldar, puertas adentro, a Calviño.

La citación a indagatoria del jefe de la Policía Federal traspasada, Guillermo Calviño, en un causa que investiga la presunta existencia de una asociación ilícita entre integrantes de la fuerza policial no modificó la confianza que depositó el ejecutivo porteño en él, y según le dijeron a RevistaQue.com altas fuentes ministeriales no se encuentra en los planes entregar su cabeza.

“Estudiamos el tema y consideramos que no hay, por ahora, pruebas en su contra”, sostuvo una calificada fuente gubernamental, que añadió que de haber algún tipo de duda ya habrían solicitado su pase a disposición.

DSC_0042_b

La causa, que investiga el juez federal Sebastián Casanello, se originó, según publico Perfil, por la denuncia de dos hombres por presuntos cobros de coimas para evitar que sean detenidos por la posesión de marihuana. Luego de pagar una suma de $1.000 cada uno, fueron detenidos y despojados del estupefaciente.

La citación como imputado había sido solicitada por el fiscal federal Federico Delgado. También deberán presentarse a declarar tres comisarios de la Federal: Adrián Ferraris –a cargo de la División Protección Federal Motorizada–, Tomás Cowes y Néstor Sotello –Cuerpo de Policías de Tránsito–. En la causa ya están procesados cuatro oficiales, embargados por $ 30 mil cada uno y con prohibición para salir del país.

El expediente se originó en la Justicia ordinaria pero quedó en el fuero federal este año. El 20 de marzo de 2015 dos hombres que iban en una moto fueron demorados en la vía pública por miembros de la Federal. Les pidieron documentación y luego los requisaron. Tras el operativo de rutina, los dos hombres se presentaron en una comisaría porteña para denunciar que durante el procedimiento, tres oficiales de la Federal los coimearon para no llevarlos detenidos por tenencia de drogas y después se llevaron la marihuana que les habían encontrado en una mochila. Como jefe de los involucrados, Calviño deberá rendir explicaciones ante el juez Casanello porque se habría detectado un supuesto encubrimiento del hecho.

Según los denunciantes, los policías les pidieron $ 2 mil para no llevarlos detenidos, pero sólo les pagaron mil pesos porque no tenían más dinero. No obstante, tras recibir la coima, también les quitaron la marihuana. El procedimiento quedó asentado en una planilla donde figura que esos agentes denunciados detuvieron efectivamente a los denunciantes esa noche.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?