Revista Qué

12 Oct 2014 | En manos de dos familias

Ciudad: el millonario negocio de las grúas

Las empresas Dakota S.A. y BRD S.A.I.C.F.I. operan las grúas en la Ciudad, a pesar de tener los contratos vencidos desde 2001. Dakota acarrea autos desde Viamonte hacia el Norte y BRD de Viamonte al Sur. También trabajan en zonas que el Ejecutivo les asignó especialmente, incluyendo Puerto Madero, Costanera Norte, Constitución-San Cristóbal-San Telmo, las […]

Las empresas Dakota S.A. y BRD S.A.I.C.F.I. operan las grúas en la Ciudad, a pesar de tener los contratos vencidos desde 2001.

Dakota acarrea autos desde Viamonte hacia el Norte y BRD de Viamonte al Sur. También trabajan en zonas que el Ejecutivo les asignó especialmente, incluyendo Puerto Madero, Costanera Norte, Constitución-San Cristóbal-San Telmo, las calles Pagano y Mariscal Castilla, Recoleta-Barrio Norte y entre Las Heras, Agüero, Pueyrredón y Libertador.

El-acarreo-mueve-millones-e1379708438433

En teoría, Dakota y BRD le pagan al Gobierno porteño un canon de $ 30.000 por mes. Pero en la práctica, reciben dinero de la Dirección de Concesiones de la Ciudad en concepto de “alquiler de maquinarias”, según revela un informe del auditor Eduardo Epszteyn.

En todo 2013, entre las dos empresas se llevaron $ 49 millones en ese concepto. Entre enero y abril de este año, inclusive, Dakota recibió casi $ 12 millones. Y hasta junio, BRD había recibido más de $ 16.300.000. En el Ministerio de Desarrollo Económico explican que esos montos son para pagar los sueldos del personal de las grúas, en cumplimiento de un acta acuerdo firmada en 2007, cuando Jorge Telerman era jefe de Gobierno.

En diciembre de 2007, la tasa de acarreo y remoción que hay que pagar para poder retirar el vehículo del playón era de $ 92. En 2008 subió a $ 190, en 2012 a $ 350 y este año, a $ 450. Lo mismo ocurrió con la ficha de parquímetro, que en 2008 saltó de $ 1 a $ 1,40, y en mayo de este año aumentó a $ 3, según relata hoy Clarín.

El Gobierno porteño no cumple con la Ley 4003, promulgada el 13 de diciembre de 2011, que dispuso que si en el plazo de un año no se implementaba el nuevo esquema de estacionamiento medido. El llamado a licitación para poner en marcha el nuevo sistema, que llevará las grúas y los parquímetros a la mitad de la Ciudad, está frenado por un amparo.

Compartir
?