Revista Qué

11 Mar 2015 | Informe

La gran caja de los baches

Desde 2013 el gobierno de la Ciudad destinó más de dos mil millones de pesos para la reparación de pozos en las calles. Varias ONG’s y hasta la Auditoría General denunciaron la falta de controles y planificación en los gastos.

Los hay pequeños, medianos, grandes y gigantes. No discriminan entre avenidas con mucho caudal de tránsito y calles donde aún se respeta “la siesta”. Se los conoce como baches, pozos, algunos les dicen cráteres. No se sabe con exactitud cuántos hay en la Ciudad, las cifras que circulan varían desde los 4.000 hasta los 40.000. Lo que sí es una certeza es el presupuesto millonario que se designa para su reparación.

Su arreglo es una de las tareas que se engloban dentro de la esfera del Ente de Mantenimiento Urbano Integral (EMUI), que depende a su vez del ministerio de Ambiente y Espacio Público, cartera que conduce Edgardo Cenzón, una especie de recaudador del jefe de gobierno, Mauricio Macri. En los últimos dos ejercicios contables, el EMUI recibió más de dos mil millones de pesos para realizar las refacciones de la cinta asfáltica.

De acuerdo a cifras oficiales, por mes se generan 1.394 baches, de los cuales la gran mayoría es consecuencia de refacciones en los servicios públicos, ya sea luz, agua o gas. Según explicaron desde la cartera de Ambiente y Espacio Público, el stock permanente en la Ciudad es de 4.000, es decir, hoy en día entre nuevos y arreglados, siempre quedan 4.000.

descarga

Sin embargo, la última cifra oficial precisa que se conoce data de 2007, cuando la administración del anterior alcalde, Jorge Telerman, informó sobre la existencia de más de 17.000.

Según un estudio de la Auditoría General de la Ciudad, que aún no ha sido publicado pero sí aprobado, al que tuvo acceso Qué, sólo en 2013 el EMUI destinó para la reparación de baches $ 918.852.313. Sin embargo, el presupuesto que le fue asignado por la Legislatura en 2012 era de $ 300.000.000, por lo que se aumentó 306% la partida mediante diferentes decretos.

Para 2014, se sancionó un presupuesto de $ 1.167.217.262,96 solo para el bacheo. El salto cualitativo en cantidad de dinero destinado sucedió en 2012, con el mencionado plan.

“De acuerdo a lo expuesto en los cuadros precedentes, se aprecia que para la Obra 51 las metas físicas programadas han resultado insuficientes, ya que se ejecutó un 115.17% más de lo programado oportunamente. Ese notable incremento de las metas físicas ejecutadas se puede observar claramente en los tres primeros trimestres del ejercicio 2013, y recién en el 4to trimestre se produce una subejecución”, precisa la auditoría. Cabe recordar que en octubre de ese año se desarrollaron los comicios de medio término.

“Lo que se debería hacer es crear una historia clínica de los trabajos realizados”, consideró uno de los auditores de la Ciudad, Facundo del Gaiso.

El plan para baches

A mediados de 2012 se anunció el plan “Bache Cero”, que consistía en dividir las zonas de arreglo de calles entre 13 empresas que se repartirían las 15 comunas porteñas. Cada una de ellas tiene como objetivo la reparación de 600 calles y el mantenimiento de otras 500, según consta en la Resolución N° 1.073 de 2012.

Algunas de las trece empresas a las que se les encargó la tarea son asiduas ganadoras de liciataciones de obra pública. La lista la comprenden: Construcciones Ingevial SA; Maquivial SA; UTE Eleprint – Ilubaires SA; Rovella Carraza SA; UTE Marcalba – Fontana Nicastro Construcciones SA – Grupo Farralln Desarrollos Inmobiliarios; Equimac SACIF; Coarco SA; Vial Agro SA; Sepeyco SRL; UTE Luciano SA – Alquimac SRL; Green SA; Homaq SA; Construmex SA; y Petersen, Thiele y Cruz.
La resolución además, impusó el límite operario de 3.400 pozos reparados por mes. De lo contrario, las mencionadas empresas serían sancionadas.

Sin embargo, según el informe de la Auditoría, esto en la práctica no sucede.
La medida apuntaba a reducir la cantidad de baches en la Ciudad que, en ese entonces, se calculaba que era cercana a los 8.000.

No obstante, muchos dudan de que esa cifra sea real. Algunas ONG’s estiman que el número es mucho mayor y que rondaría los 40.000.

Lo cierto es que varios vecinos de los diferentes barrios porteños se quejan sobre la cantidad de baches que se reparan más de una vez.

Denuncias

El EMUI es un ente que ya se encuentra denunciado penalmente por la desaparición de más de 40 millones de ejemplares de adoquines.

Del Gaiso, ante la “remoción de adoquines para reemplazar por capas asfálticas las calles y avenidas de la Ciudad” que lleva a cabo el gobierno porteño desde 2008, radicó una denuncia penal en el Juzgado de Instrucción N° 12 por el delito de asociación ilícita contra varios funcionarios macristas.

Entre ellos, el mencionado Cenzón; el subsecretario de Mantenimiento del Espacio Público, Rodrigo Silvosa; el director del Ente de Mantenimiento Urbano Integral, Joaquín Gándara; y “los responsables de la custodia y disposición final de los adoquines extraídos de la vía pública como consecuencia de las obras ejecutadas en el espacio público”.

Las partidas del EMUI en su mayoría son destinadas a esta labor.
El “Plan Bacheo” fue una iniciativa que se barajaba desde hacía tiempo puertas adentro del PRO. Desde entonces, el Poder Ejecutivo porteño destinó más de dos mil millones de pesos al EMUI. Antes de ese incidente, el presupuesto designado nunca superó los $400.000.
No obstante, hay zonas en las que persisten los pro-blemas. Por ejemplo, la zona de Retiro, donde en 2014 una unidad de la línea 152 se hundió en el asfalto mientras realizaba su recorrido.

Según precisaron voceros de la cartera de Cenzón, la mayoría de los baches en la Ciudad son producto de reparaciones de empresas, como es el caso de AYSA. La segunda causa es el caudal de tránsito de la Ciudad.

El tiempo entre la denuncia de la existencia de un pozo y su reparación varía dependiendo de la zona en la que se encuentre. La respuesta por parte del gobierno puede tardar entre 60 y 90 días, según la zona y el tamaño del bache.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN N°22 DE QUÉ.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?