Revista Qué

6 Ene 2015 | POLiTICA VS SALUD

La “grieta” llegó al Garrahan

Los recortes presupuestarios realizados por la administración macrista ocultan una trama política entre la Ciudad, la Nación y la provincia de Buenos Aires.

El Hospital de Pedriatría Juan P. Garrahan, meca de la medicina en el país, se encuentra atravesado desde hace tiempo por una cruenta interna que no discrimina entre profesionales y pacientes.

Aunque los fondos del hospital provienen de forma igualitaria, tanto del Gobierno nacional, como del de la Ciudad, la balanza de poder siempre se inclina hacia el kirchnerismo.

El retroceso del peso de la Ciudad se vio también acompañado por el avance, particularmente fuerte desde principios de 2013, del Gobierno nacional, y más precisamente, de la agrupación juvenil La Cámpora.

garrahan“De a poco comenzaron a poner gente de ellos en jefaturas clave. Los concursos, que siempre tuvieron una pata de lobby, ahora son totalmente a dedo. En mi caso personal, me voy a presentar a uno, que por currículum debería ganar sin problemas, sólo para que pierdan tiempo pensando en formas de boicotearme”, contó a Qué una profesional que se desempeña en la institución desde su apertura.

“El gobierno de la Ciudad destina el 10% del presupuesto de Salud sólo al Garrahan, en el que no tiene injerencia alguna, aunque posee a dos consejeros”, se excusó un operador electoral del macrismo.

El vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, también utilizó el mismo concepto: “¿Cuántos hospitales pediátricos hay en la Argentina? Uno en La Plata y dos y medio los sostiene la Ciudad de Buenos Aires. En el Garrahan, que solamente atiende al 17% de los porteños, pone los fondos. La administración es del Garrahan”.

Sin embargo, fuentes gremiales del mismo hospital sostienen que, de quererlo el gobierno porteño, podría poseer más injerencia dentro de la institución de la que actualmente tiene. “El gobierno de Macri pone la mitad de los fondos. ¿Cómo no va a poder tener poder, de quererlo, si pone tanta plata?”, resumió la fuente.

Desde el macrismo, por lo bajo, aceptan que el problema con el Garrahan radica en la baja tasa de porteños que se atiende allí en comparación con personas del conurbano bonaerense.

Los fondos de la institución son aportados en partes iguales, 50% cada uno, por el Poder Ejecutivo Nacional y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Ambos, según el Presupuesto 2015 de la Nación, deberían destinar $ 1.024.372.000 para el funcionamiento de la institución.
Esto representa, en el caso de la Ciudad, poco más del 10% del Presupuesto del destinado para la cartera de Salud. En Nación, el 5% del presupuesto del mismo ministerio. A esto hay que sumarles los recursos de cuentas especiales, que es lo que se les cobra a las obras sociales o prepagas por los servicios prestados a un afiliado.

El dinero que necesita el Garrahan para funcionar, además representa el 22% del presupuesto en Salud de la provincia de Buenos Aires, que posee 77 hospitales.

Sin embargo, el origen de los pacientes abre un eje de disputa. Según las últimas cifras oficiales, correspondientes a 2011, el 56,51% del total de los egresos, pacientes que son atendidos en el hospital, corresponde al conurbano bonaerense. El 14,12% a la CABA, el 6,87% al resto de la provincia de Buenos Aires, el 0,72% a extranjeros, el 0,26% no se conoce su procedencia, y el 22,52% del resto del país.

Desde el inicio de su gestión en 2007, Macri tomó dos medidas en cuanto al Garrahan. Primero comenzó el diálogo con el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, para reducir la cantidad de pacientes de sintomatología menor que se atendían en la institución. Y en segundo lugar, inició un proceso que llevó a la equiparación de aportes con la Nación.

Cómo funciona el hospital

En la cúspide de la pirámide de conducción del hospital se encuentra el Consejo Directivo, compuesto por cuatro consejeros, dos del Gobierno nacional y dos de la Ciudad.

Los dos primeros, Cristina Giménez y Julio Oscar Trotta, son designados a dedo por el ministro de Salud de la Nación, mientras que para que ocupen su cargo los dos de la Ciudad, Marcelo Scopinaro y Rubén Nieto, éstos deben contar con el apoyo de la Legislatura.

“Hasta no hace mucho tiempo intentábamos impugnar a los que proponía la Ciudad”, explicó el delegado de ATE, Gustavo Lerer.
Debajo de ellos se encuentra el Directorio Médico Ejecutivo, cuya cabeza es la directora del hospital, Josefina Rodríguez, alineada con el
kirchnerismo.

La estrecha relación entre Rodríguez y la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, le otorgó a la institución
una ventaja comparativa en cuanto a la importación de insumos, un problema que reflejan varios hospitales.

“Cuando no dejan entrar algún insumo o reactivo por problemas con la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI), Rodríguez llama directamente a la Presidenta, y el problema se resuelve”, precisó una calificada fuente hospitalaria.

Las DJAI, un invento del ex secretario de Comercio Exterior, Guillermo Moreno, es una solicitud que se tramita para conseguir los dólares a precio oficial para importar cualquier producto.

Los importadores, en cambio, sostienen que la situación mejoró respecto del año pasado, en el que varias máquinas básicas sufrieron la falta de insumos. “En 30 años que llevo trabajando con hospitales, jamás vi algo parecido. Parecía que no les importaba la salud de los pacientes. Por suerte repuntó un poco ahora”, precisó la dueña de una empresa de importación de insumos médicos.

Sin embargo, varias fuentes de la institución sostienen que el problema persiste. Sólo que no es tan extremo como en 2013. “De pasar a trabajar con material cerca de su fecha de caducidad, pasamos a tener una leve mejora. Sin embargo, no es suficiente para los estándares de control de calidad con los que siempre se manejó el hospital”, explicó una miembro del cuerpo médico de profesionales con más de 20 años en la institución.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?