Revista Qué

18 Ene 2015 | Política y Fútbol

La pelea por la Ciudad también llegó a Boca

La disputa en electoral porteña se traslada también hacia el club xeneize en donde el PRO, el massismo y el FpV buscarán su presidencia.

Las líneas que dividen la política de los clubes de fútbol con las de los municipios, provincias e inclusive nación son cada vez más borrosas. Pero en Boca Junior, por segunda elección consecutiva la pelea aparece. En el 2011, hubo dos sectores que utilizaron los comicios del club de la Rivera para competir. El Frente para la Victoria respaldó la candidatura del entonces presidente de la institución Amor Ameal, mientras que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, hizo lo propio con el actual mandamás xeneize, Daniel Angelici.

Ahora es el turno del massimo. El armador electoral de Sergio Massa en territorio porteño, el ex legislador Diego Kravetz, quiere ocupar el lugar de Angelici. Kravetz no repara en críticas había el actual presidente de l institución. “Cada vez falta menos par un mejor Boca”, suele decir cuando se lo consulta sobre el tema.

Desde hace tiempo que la política y el fútbol se encuentran vinculados, pero últimamente los clubes se convirtieron en rings electorales en donde los políticos del distrito, o de la nación inclusive, aprovechan la ocasión para medir fuerzas. Boca, Independiente, Lanús y Banfield son en donde las internas son más evidentes.

Luego de su derrota en la pasada elección, el kirchernismo apoya al titular del sindicato de los encargados de edificios y del PJ porteño, Victor Santamarina, quien además tiene llegada a ciertos sectores de la agrupación juvenil La Cámpora, que responden al presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde.Santamaría, quien integra la CGT oficialista, plantea “despolitizar” al club. Afirma: “Yo no ocupo ningún cargo público. Mi llegada a Boca no sería el desembarco del kirchnerismo”. Y en un intento de diferenciarse, menciona a Oscar Moscariello y a Enzo Pagani, dos legisladores de Pro que están en la actual comisión directiva. “Ellos usan políticamente al club a través de la fundación y de las peñas del interior”, cuestiona el gremialista

“Al ser un club tan popular, y después de que sirviera para que Macri se lanzará en la política, todos quieren replicar esa fórmula”, afirmaron allegados al jefe de Gobierno.

Macri, por su parte, podría apoyar a Angelici para que busque su reeleción, sin embargo en el último tiempo tuvieron varios desacuerdos en cuanto a cómo llevar las riendas del club, que hacen dudan si definitivamente lo apoyará o no. Lo cierto es que en está oportunidad, tres partidos diferentes buscaran quedarse con la conducción del club con más títulos internacionales del mundo. Otra de las claves será el desarrollo de la mega causa que investiga a la barra del club, “La 12”, y en la que varios se encuentran mencionados en diferentes escuchas.

Compartir
?