Revista Qué

17 Nov 2015 | Siguen las críticas al PRO

La política de Salud Mental, otra vez en el tapete

Médicos residentes y concurrentes realizaron una manifestación en la Legislatura en contra de una resolución que cambia la órbita de la formación, pese a dos ordenanzas que indican lo contrario. La Ciudad apeló un amparo de la Asociación de Psicólogos al respecto.

Después de la represión al Hospital Borda y la polémica desatada hace poco por la subejecución en el área de Salud Mental, la política de la Ciudad en el área de Salud Mental vuelve a estar en el tapete luego que ayer profesionales residentes y concurrentes se movilizaron hasta la Legislatura para cuestionar las acciones de la gestión del PRO.

Con el respaldo de diputados opositores, realizaron una radio abierta y una conferencia de prensa en el que criticaron “la avanzada contra el sistema de formación de psicólogos, trabajadores sociales, médicos psiquiatras, músicoterapeutas, psicopedagogos y terapistas ocupacionales”.

Los manifestantes dispararon sus críticas contra la ministra de Salud, Graciela Reybaud, y contra la directora de Salud Mental, María Concepción Grosso en especial contra la Resolución 400 que quita la formación residentes y concurrentes del campo de la salud de las direcciones de Capacitación y Docencia, y la de de Docencia e Investigación y la traslada al ámbito de la Dirección de Salud Mental.

Por la modificación, la Asociación de Psicólogos de la Ciudad presentó un amparo en octubre, ya que la disposición contradice las ordenanzas 40.997 y 41.793 de 1986, que determinan las áreas en las que recae la función, que ahora busca ser trasladada y cuestionaron los planes de estudios.

“Dichas ordenanzas, luego de la declaración de la Ciudad de Buenos Aires como Ciudad Autónoma, adquieren la categoría de leyes. En consecuencia solo pueden ser modificadas por otra ley”, argumentó el colegio de profesionales en el amparo, rechazado no obstante, por el gobierno porteño.

“Mediante una política de fragmentación, el gobierno de la ciudad pretende implementar inconsultamente cambios en nuestra formación intentando imponer programas con un marcado sesgo medicalizador, reduccionista, centrados en la atención de la urgencia, desconociendo un modelo de abordaje de salud integral anclado en la atención primaria de la salud y en el derecho de los/as usuarios/as, yendo en contra de una modalidad de atención en salud mental”, afirmaron en un documento.

residentes caba salud mental

En ese sentido, la asamblea de Trabajadores de Salud Mental de la Ciudad señaló que la medida viola los lineamientos la respectiva en la Ciudad, la 448 y su equivalente a nivel nacional, la 26657. Incluso, cabe recordar que tiempo atrás la Ciudad se opuso a la injerencia del Órgano de Revisión Nacional.

Ayer, los diputados Alejandro Bodart (MST) Virginia González Gass (PSA), Gabriela Alegre, Jorge Aragón, Gabriel Fuks, Pablo Ferreyra (interbloque FpV) y Marcelo Ramal (FIT) presentaron un proyecto de declaración para que el Ministerio de Salud cumpla la cautelar del juez Aurelio Ammirato y suspenda la Resolución 400.

“Inconsultamente, el gobierno intenta fragmentar la formación y reducirla a una mera atención de guardia. En vez de un criterio integral e interdisciplinario como disponen las leyes de salud mental, busca retroceder al caduco modelo médico hegemónico”, afirmó en la oportunidad, el diputado Alejandro Bodart.

Este año, la Dirección de Salud Mental canceló contratos de psicólogos en el Hogar Nueva Pompeya y la semana pasada denunciaron hostigamiento contra el coordinador de redes de la Dirección de Salud Mental de la Ciudad, Andy Blake.

Compartir
?