Revista Qué

20 Ene 2015 | Carolina Stanley

La protegida de Larreta

Su camino político comenzó a forjarse en 2003 y, desde entonces, no paró de escalar. De padre millonario, se decidió por un rumbo distinto al negocio bancario. Lleva poco más de una década en la política y sigue los pasos de Vidal.

Carolina Stanley es una de las funcionarias más adineradas del Gabinete PRO. No se sabe porqué una profesional, recibida de abogada con un promedio de 9.45, estudios de posgrado en el exterior y un padre millonario, decidió dedicarse a la política.

La actual ministra de Desarrollo Social comenzó militando con los Jóvenes PRO en 2003. Sus rasgos asiáticos, ojos negros y su sonrisa transparente acompañaron su desenvoltura y bajo perfil en el ambiente político. Ese mismo año, fue nombrada como directora ejecutiva de la Fundación Grupo Sophía -cargo que ocupó hasta diciembre de 2007-, y pasó a convertirse en la hija pródiga de Horacio Rodríguez Larreta, siguiendo el camino dejado por María Eugenia Vidal.

medio stanley

Según ella misma escribió en su cuenta de Twitter, su sueño es “ayudar a transformar la vida de las personas para una sociedad mejor, más equitativa e igualitaria”. Comenzó a allanar ese sueño en diciembre de 2011, cuando asumió la titularidad del ministerio de Desarrollo Social tras cuatro años como legisladora de la Ciudad.

No fue casual que haya sido la elegida por Rodríguez Larreta para ocupar esa posición, ya que, para entonces, contaba con amplia experiencia en temas sociales.

Nacida en la Ciudad de Buenos Aires hace 38 años, Carolina podría haber optado por los vestidos de Carolina Herrera y los zapatos de Louis Vuitton.

Para mostrarse en público es más precavida. Elige un look clásico y prolijo, con atuendos básicos que no pasan de moda, combinados con prototipos cancheros y elegantes, y rara vez usa maquillaje.

Stanley se ocupa de un área sensible de la gestión de Macri. Moldeó la función con una impronta de llegada a la gente. Se muestra en los barrios, en los comedores, alimentando chicos; en la Iglesia, con mujeres víctimas de violencia y con los ancianos. Siempre parece estar en el lugar preciso para la foto; la mayoría de ellas acompañada por el propio Jefe de gobierno.

Esa misma imagen es la que muestra a nivel familiar, sobre todo los fines de semana, llevando a sus dos hijos a ver los partidos de River. La familia también está presente en el ambiente laboral. Está casada con Federico Salvai, actual jefe de Gabinete del ministerio de Desarrollo Social.

En septiembre de 2014, Carolina nombró a su prima, Cecilia Stanley, como nueva titular de la gerencia operativa Adolescentes, dependiente de la dirección general de Niñez y Adolescencia, perteneciente a la cartera que ella conduce.

Activa usuaria de las redes sociales, no deja pasar un día sin promocionar las actividades que lleva adelante desde su Ministerio. “Las mujeres, a partir de los 40, debemos realizarnos una mamografía anual para prevenir el cáncer de mama” y “En la comida anual del comedor Los Piletones con Margarita Barrientos”, fueron dos de las tantas frases que escribió en su cuenta de Twitter.

La cartera que maneja tiene destinados $ 8.545 millones para este año, un 10 por ciento más que en 2014. Con ello, deberá cubrir los principales programas de servicios zonales, atención social inmediata, atención integral a la mujer y políticas sociales en adicciones, además los establecimientos para grupos comunitarios. Este año, destinó un 30,49 por ciento del Promudemi (línea de crédito para emprendimientos sociales) para la integración social de adultos mayores.

Cuando Carolina asumió su cargo, el macrismo no quiso modificaciones ni sobresaltos. Los hombres de confianza de Vidal en Desarrollo Social pasaron a ser los mismos que acompañan a Stanley en cada iniciativa. En Tercera Edad continúa Claudio Romero; en Forta­lecimiento Familiar y Comunitario, Santiago López Medrano reemplazó a José Luis Acevedo, flamante legislador y cercano a Diego Santilli.

La Ministra desechó la idea de estudiar lo mismo que su padre, Guillermo Stanley, Administración de Empresas y Finanzas. Con ello, dejó a un lado el camino de dedicarse a los negocios de la familia: los bancos.

La riqueza de la Ministra proviene justamente de su padre. Guillermo Stanley posee más de 18 años de experiencia en la industria de servicios financieros. Comenzó su carrera profesional en el Banco Nación, en 1966, representándolo en la ciudad de Londres desde 1973 hasta 1975. Actualmente es vicepresidente del Banco Macro.

Así como Stanley padre tiene un pasado salpicado por algún escándalo -como las coimas en el Senado vinculado al lobbista Carlos Bercún-, un partícipe activo en el menemismo y el delarruísmo, su hija corrió la misma suerte.

Su pasión por la política le trajo el primer dolor de cabeza en 2012. En agosto de ese año, hubo un temporal que dejó cinco muertos y cientos de evacuados. Le llovieron críticas porque no suspendió sus vacaciones en Punta del Este para volver a asistir a los damnificados.

Aquel episodio puso de manifiesto la interna en la Legislatura. Del propio riñón macrista, Cristian Ritondo, salió a criticar a Stanley por quedarse en Punta del Este. El efecto rebote lo tuvo Eugenia Vidal, quien salió a respaldar a su funcionaria.

Allí quedó expuesta la personalidad de Stanley. El perfil bajo que muestraen las reuniones y recorridas contrasta con los lugares costosos que elige para vacacionar.

Desde el kirchnerismo también aprovecharon la ocasión para atacar. Juan Cabandié señaló: “No hemos visto equipos de la Ciudad, yo creo que tendría que haber habido un ejército de trabajadores codo a codo con los vecinos”. Luego adelantó que van a pedir informes que den cuenta de la actuación de los ministerios después de los diferentes temporales. En realidad, este es el único punto fuerte que utilizó la oposición para cuestionar a la Ministra, cuyo sueldo líquido durante el año pasado osciló los 58 mil pesos. Y en tres años, de 2011 a 2014 incrementó su patrimonio personal en un 75%, de acuerdo a la declaración jurada ante la AFIP.

Carolina Stanley no sólo es una de las funcionarias más ricas del Gabinete PRO y la protegida de Larreta y Vidal, sino que es la segunda en la lista de éste -detrás de Graciela Ocaña- para integrar la fórmula de cara a las elecciones para Jefe de gobierno.

PARA LEER NOTA COMPLETA CONSULTAR REVISTA QUE N° 15

  • Pingback: Stanley reemplaza a Cenzón por cinco días | Revista QUÉ()

  • movimiento anticorrupcion

    Se supone que la ministra de desarrollo social debe trabajar para la inclusión social y la igualdad de oportunidades para todos los argentinos, pero a Carolina Stanley no le importa que exista discriminación laboral por sexo y edad en Argentina, porque nunca salió a buscar trabajo. ¿Cuál es su política de diversidad e inclusión social? …
    despilfarrar el dinero en visitas a amigos de la AMIA, asistir a eventos sociales para figurar, vacaciones en punta del este… es otra ñoqui, pero con más guita. La Stanley
    debería salir a la calle con un curriculum en la mano a buscar trabajo, así experimentará que se siente ser profesional, con alto promedio, tener posgrado y ser rechazada por las empresas por tener los 40 años y ser mujer.

    Si votamos por el CAMBIO ¿Por qué nombraron a la hija de un banquero kirchnerista
    millonario en desarrollo social???

Compartir
?