Revista Qué

3 Oct 2016 | shopping caballito

¿La quinta es la vencida?

La iniciativa por parte del oficialismo lleva ocho años de demora, puesto que fue presentada en varias oportunidades: 2008, 2011, 2013 y 2014. Ahora insiste con el emprendimiento del empresario Eduardo Elsztain, que hace más de 15 años adquirió los terrenos aledaños al Ferro Carril Oeste para instalar allí un ostentoso shopping. Es el quinto […]

La iniciativa por parte del oficialismo lleva ocho años de demora, puesto que fue presentada en varias oportunidades: 2008, 2011, 2013 y 2014. Ahora insiste con el emprendimiento del empresario Eduardo Elsztain, que hace más de
15 años adquirió los terrenos aledaños al Ferro Carril Oeste para instalar allí un ostentoso shopping. Es el quinto intento para conseguir los votos necesarios en la Legislatura y así lograr avanzar.

Shopping Caballito #103

En este marco, el oficialismo no incluyó en el nuevo proyecto la construcción de un jardín de infantes, la de un centro de salud, ni la de un espacio verde alrededor del edificio comercial de uso público, como exigen los vecinos. Aunque afirma que incorporará estas peticiones en la negociación con la oposición, que no da el brazo a torcer con la negativa.
El escenario es complejo y el emprendimiento es rechazado por otros bloques, por los vecinos de la Comuna 6 y también por varias organizaciones sociales de Caballito por el impacto que producirá en los comercios minoristas de la zona, además de la posibilidad que colapse aún más la red de servicios (agua, luz, gas, cloacas) y de su intervención en el tránsito, puesto que se encuentra a 100 metros del estadio de fútbol “Ricardo Etcheverri”.

En tanto, diferentes voces de los espacios opositores dialogaron con Qué y aseguraron que “los vecinos de Caballito no quieren un shopping porque ya tienen uno y reclaman que el predio sea un espacio verde de uso común”.

El legislador Adrián Camps (Socialismo Auténtico) también señaló que “hay una situación irregular desde la base por el dominio del predio, que era de Ferro para la práctica de deportes. Aparece una venta del Club a IRSA que no figura en las transferencias de dominio y no se sabe cómo se hizo, ni quién lo resolvió”. Y agregó: “Paralelamente está la posición de la CAME que asegura que el tipo de edificación afecta a los comercios pequeños y que ya hay una sobreabundancia de centros comerciales. Además, somos partidarios de proteger a las pequeñas empresas que son, en definitiva, las que promueven la actividad”.

Por otro lado, desde el bloque Frente para la Victoria acompañan el pedido de los vecinos para que se construya un parque público en esa zona ya que aseguran que “revaloriza las propiedades, integra el ejido urbano y me-jora la calidad de vida de los habitantes”. Además, insisten en reclamar en el barrio “un centro de salud, un jardín maternal y otras necesidades”.

Asimismo, según pudo saber Qué desde el CC – ARI no acompañarán la medida por una cuestión política. Del mismo modo, el legislador Patricio del Corro del PTS indicó estar en contra del proyecto, a favor de los vecinos que reclaman sus derechos y que “el Gobierno de la Ciudad tiene la plata y numerosos terrenos ociosos, entonces no tiene por qué levantar un shopping para construir un jardín de infantes, una necesidad que se plantea desde hace años porque hay más de 11 mil vacantes que fueron ad-mitidas por el propio Gobierno”. Luego agregó: “La verdad es que no nos sorprende el modus operandi que viene utilizando el PRO”.

Por otro lado, la nueva redacción del texto, a diferencia de las cuatro presentaciones anteriores, incluye como agregado la obligación por parte de la empresa a cargo del predio de pagar la suma de “hasta un millón de dólares para ser destinada exclusivamente a las obras de apertura de la calle Bogotá”, a ejecutarse por el Poder Ejecutivo de la Ciudad.

Según consta en el expediente, “el pago deberá efectuarse en pesos” y el 10 % de la cantidad mencionada deberá ser de-positada dentro de los 60 días corridos de que se le indique al titular del inmueble que se iniciarán las obras. El monto restante se abonará dentro de los 30 días de que se comunique la autorización de cada uno de los certificados de avance de la construcción”. Y luego aclara: “Para la conversión de cada uno de los importes se utilizará el tipo de cambio vendedor correspondiente a la cotización del Banco Ciudad de Buenos Aires del día hábil anterior a la realización de los depósitos correspondientes”.

De abrirse, la calle correrá entre las vías y detrás del nuevo edificio generando una nueva manzana. Además, evitaría congestiones de tránsito sobre la avenida Avellaneda. En este sentido, también se proyecta crear una playa de estacionamiento para 2.000 vehículos con la intención de que sea utilizada tanto por los vecinos residentes, como por los clientes.

PLAN DE INVERSIONES IRSA
Como publicó Qué en ediciones anteriores, la empresa IRSA anunció a comienzos de este año un desembolso de unos US$ 460 millones para emprendimientos, lo que convirtió a Eduardo Elsztain en el primer empresario que colocó divisas durante la gestión del presidente Mauricio Macri.

En ese entonces, en la Ciudad donde tiene la concesión de la mayoría de los shoppings, se comprometió a invertir US$ 265 millones, de acuerdo al plan que presentó ante la Comisión Nacional de Valores.

Durante dicho evento, el presidente de Inversiones y Representaciones S.A. había señalado: “Hacemos lo mismo que hace 25 años con más velocidad. Y lo que se invierte en el sector inmobiliario, queda para todos”.

Según pudo saber este medio, fuentes cercanas al oficialismo aseguraron que el PRO estaría en condiciones de conseguir los votos para darle el visto bueno al ostentoso y reiterativo proyecto que pretende un centro comercial en una zona “densamente poblada y con falta de infraestructura en lo que refiere a jardines maternales y centros de salud”, tal como señalaron diputados y vecinos. La oposición niega que vaya a apoyar el proyecto.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN #103 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?