Revista Qué

30 Sep 2016 | INFORME

La violencia de género en la Ciudad

Este viernes  en la Legislatura Porteña, un grupo de investigadoras y profesionales presentaron un informe diagnóstico de la situación en violencia de género y derechos de las mujeres en la Ciudad de Buenos Aires. Bajo el título “A la violencia ni cabida” el informe es el puntapié inicial de la construcción de un Observatorio de […]

Este viernes  en la Legislatura Porteña, un grupo de investigadoras y profesionales presentaron un informe diagnóstico de la situación en violencia de género y derechos de las mujeres en la Ciudad de Buenos Aires.

violencia-genero-2

Bajo el título “A la violencia ni cabida” el informe es el puntapié inicial de la construcción de un Observatorio de Políticas de Género en CABA. En el lanzamiento se detallaron algunas iniciativas para resolver en lo inmediato, la postergación de políticas públicas para avanzar en prevención, contención y protección de las mujeres e identidades disidentes en la CABA.

Entre las propuestas se detallan la ley de licencia laboral por violencia de género; el cupo laboral trans-travesti; subsidio habitacional para mujeres y trans víctimas de violencia de género; consejerías en salud sexual integral; y jardines infantiles en los barrios y lugares de trabajo.

Victoria Freire, socióloga y referente de la organización Patria Grande es una de las autoras del informe: “La violencia de género ocurre en todos los ámbitos de la vida de las mujeres y de las identidades disidentes. Por esta razón es necesario pensar y proponer políticas integrales para atender no solo al acompañamiento y la atención, sino poder trabajar sobre la prevención, la sensibilización, y diferentes aspectos de la vida que les permitan tener una vida autónoma con derechos”, sostuvo, y añadió: “Creemos que ante la falta de datos que permitan trabajar un diagnóstico y plan de fondo que transforme estas desigualdades, hay que poner manos a la obra y construir nuestras propias herramientas para elaborar urgentemente soluciones tanto para las víctimas de violencia física y psicológica, como para el desarrollo pleno de las mujeres en mundo del trabajo, la salud, la educación y la vivienda”.

Compartir
?