Revista Qué

21 Mar 2017 | piquetes en caba

Larreta asumió la responsabilidad

Tras varias semanas de protestas sociales y mientras se discute un protocolo sobre piquetes en la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, señaló hoy que comparte con el presidente Mauricio Macri “la preocupación por los cortes y la inseguridad” y destacó que “es responsabilidad de la Ciudad” solucionar el problema. […]

Tras varias semanas de protestas sociales y mientras se discute un protocolo sobre piquetes en la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, señaló hoy que comparte con el presidente Mauricio Macri “la preocupación por los cortes y la inseguridad” y destacó que “es responsabilidad de la Ciudad” solucionar el problema.

Según trascendió en los últimos días, el Presidente le habría solicitado al jefe de Gobierno que haga algo para frenar los reclamos en la calle, luego de que las organizaciones sociales cortaran el tránsito. En esos días, además, se sumaron las marchas masivas de la CGT, los docentes y la movilización por el Paro Internacional de Mujeres.

El reclamo de Macri no es nuevo. “Le dije a Larreta que en 2017 los ciudadanos argentinos, y en particular los de la ciudad, esperan un comportamiento distinto de su gobierno para poner algún límite”, dijo el Presidente en declaraciones radiales a fines de 2016.

En este contexto, el jefe de Gobierno diferenció entre los cortes espontáneos y las movilizaciones masivas. “No se puede generalizar. Hay un derecho a manifestarse que es constitucional y tenemos que respetar. Después tenés organizaciones sociales con las que apostamos al diálogo”, destacó.

Así, recordó que la semana pasada algunas organizaciones habían amenazado con hacer cuatro días de cortes e instalar carpas en el centro. “Se dialogó con ellos, lo manejó el Ministerio de Desarrollo Social, y a las pocas horas se había solucionado y se fueron. Siempre tenemos que apostar primero al diálogo”, enfatizó.

En declaraciones a Radio Mitre, Larreta dijo que la seguridad de los porteños es su prioridad aunque admitió que no se va a solucionar de inmediato. “No podemos pretender, después de más de 12 años de libertinaje total, donde no solo se permitió esto sino que se promovió la agresión y la violencia como modo de hacer política por parte del kirchnerismo, pasar de un corte cero de un día para el otro”, detalló.

Aseguró también que “no hay ninguna discrepancia” con el presidente Mauricio Macri por la problemática, pero advirtió que “no se permitirá la violencia”.

Compartir
?