Revista Qué

1 Jul 2016 | Ante las presiones

Larreta derogaría el Consejo de la Propiedad

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, finalmente avanzaría en derogar el Consejo de la Propiedad Horizontal que tanto problemas le trajo. El principal reclamo vino por parte de los vecinos que, semana a semana, se hicieron presentes en las puertas de la Legislatura para que el Ejecutivo dé marcha atrás con la normativa.

Tras idas y vueltas, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, finalmente avanzaría en derogar el Consejo de la Propiedad Horizontal que tanto problemas le trajo. El principal reclamo vino por parte de los vecinos que, semana a semana, se hicieron presentes en las puertas de la Legislatura para que el Ejecutivo dé marcha atrás con la normativa.

santa maria

Por ello y ante las constantes presiones, Larreta avanzaría en este sentido. Aún falta definir si será él mismo quien envíe el proyecto al recinto o, caso contrario, dar luz verde a una iniciativa presentada por el diputado del Partido Socialista, Hernán Arce.

El proyecto de creación del Consejo de la Propiedad Horizontal consistía, básicamente, en ordenar todas las cuestiones que hacen a la vida en los edificios, es decir, los propietarios, los encargados, los consorcios y los inquilinos, con representación en cada uno de los estamentos pero, sobre todo, para el Sindicato de Trabajadores de Edificios, comandado por el titular del PJ, Víctor Santa María.

La ley recibió el visto bueno el pasado 3 de diciembre, cuando se votó a libro cerrado y sin discusión. Sin embargo, con el correr de los meses, las críticas fueron in crescendo y el jefe de gobierno decidió enviar a la Legislatura un proyecto para modificar la Ley y restarle poder al sindicalista.

En la iniciativa se incluyeron modificaciones propuestas por el diputado Diego García de García Vilas (Confianza Pública), quien fue el primero en presentar un proyecto para modificar la ley 5.464. Sin embargo, el legislador firmó el despacho con disidencias, puesto que el nuevo texto establece que SUTERH posea dos representantes en el Consejo, mientras que él proponía un sólo lugar.

En tanto, las modificaciones que sí se aceptaron al proyecto del oficialismo fueron: que los cargos de todos los integrantes sean ad honorem, que se fije un tope a la matrícula, que se establezca la prohibición de que los costos se trasladen a los consorcistas y que la representación sindical no tenga injerencia en el control de la actividad de los administradores ni en el funcionamiento del tribunal de disciplina.

No obstante, si bien fue incluido en el documento de labor, el proyecto nunca llegó a tratarse en sesión ordinaria. La razón: no contaba con el aval de los diputados. “Como está, no sale”, aseguró Larreta, quien ahora analiza los pasos a seguir para poner punto final a la disputa.

Compartir
?