Revista Qué

21 Nov 2015 | Evaluaciones

Larreta prepara su mesa chica

El Jefe de gobierno electo también tiene su grupo de asesores íntimos. Todos tienen un perfil parecido al suyo. Están los más políticos y los más técnicos. Todos compiten por la Jefatura de Gabinete.

Son los consejeros más cercanos al jefe de gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta. Conforman su mesa chica, y están en casi todas las decisiones que toma. Aunque no siempre concuerda con sus propuestas, los tiene cerca y valora cada una de sus intervenciones. Los cuatro tendrán un lugar privilegiado en el futuro Gabinete. Ninguno de ellos quiere abandonar la Ciudad, aunque saben que la última palabra la tendrá el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri. Ninguno de ellos sabe si, de resultar ganador en el balotaje el 22, les solicitará que formen parte de su eventual equipo.

Se trata del subsecretario de Planeamiento de Control y Gestión, Franco Moccia, el secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana, Eduardo Macchiavelli, el jefe de asesores, Felipe Miguel, y el secretario de Trabajo, Ezequiel Sabor.

Ellos conforman la primera capa de colaboradores cercanos. Luego viene la segunda, con varios funcionarios con los que tiene una relación de amistad, como es el caso del subsecretario de Transporte, Guillermo Dietrich, y el ex legislador porteño Néstor Abbas. Otro es el diputado nacional electo, Alvaro González, quien se especula que renunciaría a su banca para ocupar un cargo ejecutivo en territorio porteño. El último lugar lo ocupa la titular de Proyectos Especiales, Construcción Ciudadana y Cambio Cultural, Paula Uhalde.

Moccia es el más cercano en su entorno. Fue en quien delegó la mayor parte de la gestión durante la campaña porteña. Es un técnico puro. Su área fuerte es el control de las obras y los planes. Siempre chequea las diferentes aplicaciones que desarrollan para monitoreo. Su favorita es la de “Obras”, conocida como el “semáforo”. Allí, y como publicó varias veces Qué, se categoriza por colores cada una de las obras que se encuentran en curso, atrasadas o terminadas.

Es quien ansía suplantar a Rodríguez Larreta como jefe de Gabinete, aunque los rumores lo ubican como posible ministro de Hacienda. Lo cierto es que es el más técnico de la mesa. Pero no se destaca por su perfil político. Ese es, según varias fuentes macristas, su principal defecto. No obstante ello, admiten que “Horacio delega muchas cosas en él”, mientras que otros remarcan que “es la persona más parecida a él que hay en el gobierno”.

larreta mesa chica

Macchiavelli es su cara opuesta. Como consecuencia de su cargo es uno de los que más exposición mediática tiene. Siempre se lo ve en compañía del jefe de Gabinete. Incluso, comandó el cierre de varias de las listas de la Comuna. Tiene un mayor contacto con el vecino, también como consecuencia de su gestión.

Sin embargo, tuvo algunos problemas judiciales, tal como publicó Qué, sobre él pesa una serie de investigaciones por falta de cumplimiento de los deberes de funcionario público, debido a que habría beneficiado a una serie de empresas con contratos para la colocación de veredas en las calles porteñas.

Además tiene una relación personal con Rodríguez Larreta, y con varios sectores que responden al secretario de Gobierno y mano derecha de Macri, Marcos Peña.

Ezequiel Sabor es quien, por su labor diaria como secretario de Trabajo, mantiene los mejores vínculos con el sindicalismo, lo que es su carta de presentación más fuerte. También se destaca por su perfil técnico. “La parte política la hace con los sindicatos y las cámaras empresariales. Es muy aplicado en temas de gestión y mantiene un canal directo con Hugo Moyano y Luis Barrionuevo”, explicaron fuentes de casa de Gobierno.

Esos contactos fueron lo que permitieron aceitar la relación entre Macri y el líder sindical. Sabor además mantiene un “excelente trato” con el vicejefe de gobierno electo, el por ahora senador nacional Diego Santilli.

Otro de los que comparte ese doble perfil, político y técnico, es el jefe de asesores, Felipe Miguel. También viene de la gestión privada. Es el que mayor perfil bajo cultiva entre los integrantes de la mesa, pero en su entorno buscan modificar eso. Es quien mayor ansias tiene de ser el reemplazante de Rodríguez Larreta como jefe de Gabinete. Su labor diaria consiste en analizar cada una de las propuestas que le llegan al despacho a su jefe político. Su punto débil es su poca asistencia. “Es un asesor, viene cuando se lo necesita”.

Néstor Abbas, el “Turco”, es un ex legislador porteño al que muchos relacionan con Santilli. Conoce a Rodríguez Larreta desde la época en la que era el interventor del PAMI. Aunque completa la mesa chica, su destino estaría en las provincia de Buenos Aires, como ministro de Trabajo de Vidal. Si bien tiene un perfil un poco más alto que la media, sobre todo por su labor en el recinto, su renuncia quedó “pegada” a las acusaciones por vinculaciones con la mafia de la efedrina.

El secretario de Transporte, Guillermo Dietrich, es uno de los mejores amigos del jefe de Gabinete. Prácticamente, hicieron campaña juntos, aunque su futuro estaría alejado de Rodríguez Larreta en lo que respecta a su jurisdicción. Sería uno de los nombres que Macri trasladará a la Nación de resultar electo presidente. Ambos son de ir a correr juntos. Justamente Rodríguez Larreta fue quien lo acercó al PRO. Además de contar con aceitadas relaciones con el sindicalismo, es uno de los funcionarios de más alto perfil. Esto se debe a la gestión en transporte. “Es uno de los puntos fuertes de la gestión. Se decanta que esté en el foco de los medios”, explicó a Qué uno de sus más cercanos colaboradores.

Paula Uhalde, titular de Proyectos Especiales, también tuvo que enfrentar a la Justicia este año, como consecuencia de una denuncia que presentó la comunera del FpV, Julieta Costa Díaz, y en la que acusó de favorecer en una licitación a una ex asesora de Rodríguez Larreta, Fernanda Cohen Sabban.

Por ahora, la mesa chica aguarda definiciones. Todos quieren quedarse en la Ciudad para pegar el salto en la gestión, pero saben que si los llama Macri no podrán negarse.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 56 DE QUÉ

Compartir
?