Revista Qué

22 Nov 2017 | Reforma educativa

Larreta quiere una Universidad para docentes

El Jefe de gobierno porteño utilizó las redes sociales para hablar de los nuevos cambios que habrá en la educación porteña. El proyecto mantiene la iniciativa de crear pasantías para los alumnos de la secundaria por lo que se espera el rechazo de la comunidad educativa, quienes meses atrás realizaron la toma de escuelas y cortes […]

El Jefe de gobierno porteño utilizó las redes sociales para hablar de los nuevos cambios que habrá en la educación porteña. El proyecto mantiene la iniciativa de crear pasantías para los alumnos de la secundaria por lo que se espera el rechazo de la comunidad educativa, quienes meses atrás realizaron la toma de escuelas y cortes de calles en rechazo a esta idea. Además, quieren crear la universidad de docentes.

 

El jefe de Gobierno de la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta y su ministra de Educación Soledad Acuña presentaron en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires una nueva reforma al área educativa porteña.

 “Los chicos que empiezan hoy el jardín van a terminar el colegio en 2030 y todavía nadie sabe de qué van a trabajar”, señaló Acuña. “Como escuela tenemos que potenciar y guiar el talento y no homogeneizar a los alumnos. Tenemos que resolver cómo vamos a hacer para que el chico pueda elegir aquello que le gusta o en lo que es bueno en un contexto de total incertidumbre”, agregó.

La nueva escuela está diseñada a partir de cuatro ejes 1) Plan de infraestructura, 2) Educación digital, 3) Secundaria del futuro, 4) Formación y carrera docente.

Este último punto es uno de los nuevos y consiste en “formar docentes del futuro”. Por ello, ya se desarrolla el “Plan trianual entre maestros”; 100 horas de capacitación por año. También buscan que la totalidad de los maestros y profesores de hoy reciban capacitación en tecnologías para 2019. Triplicarán la cantidad de cursos de formación, que ofrecen mayor puntaje, pero deberán revalidar los conocimientos cada cinco años. Y lo que también se busca es cerrar las sedes externas de capacitación docente y centrar todo en una “universidad” que capacite a los maestros y profesores porteños.

Luego de la presentación de los principales ejes de la reforma, el mandamás capitalino publicó en su cuenta de twitter lo esencial de cada medida.

“Como en todo lo que hacemos en la Ciudad, queremos convocarlos al diálogo para escuchar a todos: a la comunidad educativa y a la sociedad. Enviaremos este proyecto a la Legislatura donde esperamos que continúe este diálogo que ya empezó. Estos cambios sin dudas trascienden a un Gobierno: los estamos haciendo hoy para los próximos 100 años. Es una transformación para que todos los chicos de la Ciudad puedan ser creadores de futuro y creadores de su propio futuro”.

“En paralelo, vamos a trabajar para que haya cada vez más docentes creando la primera Universidad Docente de la historia de la Ciudad. Y seguiremos con la formación continua de los maestros, para que estén mejor capacitados en esta transformación. Además sumaremos más Educación Digital y profundizaremos la Secundaria del Futuro, para que cada alumno tenga más herramientas para seguir sus sueños en el mundo profesional”.

Nos enfocamos en seguir mejorando la infraestructura, creando nuevas escuelas y mejorando las que tenemos. Por eso hoy estamos dando este paso que es una de las políticas públicas más ambiciosas en la Ciudad. Y lo estamos haciendo de manera integral, trabajando en distintos ejes que hacen a la educación de los chicos”.

“Todos estos avances se ven reflejados en los resultados de calidad. En las pruebas internacionales, Buenos Aires es uno de los distritos del mundo que más mejoró en los últimos años. Actualmente todos los alumnos de escuelas públicas porteñas aprenden inglés desde primer grado y ya hay casi 100 escuelas con jornada extendida, que equivale a 90 días más de clase”.

“En línea con esto, desde 2007 la inversión en Educación creció un 16% en términos reales y el salario docente creció un 25% en términos reales en el mismo período. Este nuevo mundo de cambios dinámicos y cada vez más imprevisibles, nos abre enormes oportunidades y tenemos el desafío de hacer que la escuela acompañe esos cambios”.

“Estamos viviendo en un mundo de cambios sociales aceleradísimos producto del avance de la ciencia y la tecnología. El 90% de los datos que hoy existen en el mundo se crearon en los últimos dos años y el crecimiento para el futuro es exponencial. sto es un gran desafío. Queremos transformar la Educación para que cada chico tenga la posibilidad de descubrir sus gustos, sus talentos, desarrollar todo su potencial y cumplir sus sueños”

Plan de infraestructura
El Gobierno asegura que se están construyendo 52 nuevas escuelas en la Ciudad con la singularidad de estar concentradas en siete polos: Saavedra, Mataderos, Piedrabuena, Larrazábal, Lugano, Mugica y María Elena Walsh (ambas en el Barrio 31). La Ministra de Educación aseguró en diálogo con Infobae que “está científicamente comprobado que trabajar con escuelas en polos ofrece mejores resultados, en términos de acompañamiento de la familia y sentido de pertenencia”, remarcó Acuña.

El 60% de las 52 nuevas escuelas estarán en zona sur con la intención de corregir la desigualdad vigente. De ellas, 31 serán iniciales, 12 primarias y 9 secundarias. En total, en la gestión 2016-2019, destinarán 6.469 millones de pesos en infraestructura y mantenimiento.

Educación digital
Otra propuesta se rige por la incorporación de la tecnología a las aulas. En el nivel inicial, los chicos contarán con un “atelier digital”; un equipamiento de 30 tablets, netbooks, parlante, micrófono y proyecto para los jardines. “Le llamamos justamente ‘atelier’ porque la idea es que los chicos mientras juegan descubran la tecnología y su lógica”, explicó Acuña.

A su vez, se continuará con el Plan Sarmiento y otorgarán nuevas netbooks a los alumnos. A nivel secundario se plantea la incorporación de impresoras 3D y la extensión de la jornada escolar para enseñar nociones básicas de programación; una de las grandes preocupaciones -hay 15 mil puestos vacantes- que incluso llega una vez finalizado el colegio con “Codo a Codo”: una capacitación de diez meses que acredita un título en programación.

Secundaria del futuro
Las tomas de colegios se produjeron por las pasantías en el último año y por los cambios en el contenido. En ese sentido, esta reforma plantea agrupar las materias en tres áreas: Ciencias sociales (Historia, Geografía, Formación ética y ciudadana, Economía y Filosofía) Ciencias naturales y nuevas tecnologías (Matemática, Biología, Educación tecnológica, Física-Química y Tecnología de la información) y Comunicación y Expresión (Educación física, Arte, Lengua y literatura, Lenguas adicionales).

El esquema de clase magistral queda de lado y da paso a “proyectos conjuntos, en los que confluyen docentes de distintas materias y se busca potenciar la creatividad, la comprensión del proceso y el trabajo en equipo”. Asimismo se implementarán “nuevas estrategias de evaluación” referente a acumulación de créditos que convivirán con las calificaciones numéricas.

El tema que generó más polémica fueron las pasantías, que en esta iniciativa que presentará se vuelve a poner en agenda. A partir del año que viene, los alumnos de primer año de diecinueve colegios comenzarán aplicar el modelo de “Secundaria del futuro” y en 2022, esos chicos serán los primeros en cumplir las prácticas educativas estipuladas en empresas u ONGs. Las pasantías se desarrollarán durante el 50% de la cursada de la segunda mitad del último año escolar, en horario de clases y no serán rentadas porque, según Acuña, “los chicos irán a aprender”. El colegio las organizará, planificará y de su evaluación y seguimiento se encargará un equipo docente. A partir de 2019, se sumarán de a 44 colegios hasta universalizar la “Secundaria del futuro”.

Formación y carrera docente
A los docentes les tocará el “Plan trianual entre maestros” que consta de una capacitación de 100 horas por año. También buscan que la totalidad de los maestros y profesores de hoy reciban capacitación en tecnologías para 2019. Triplicarán la cantidad de cursos de formación, que ofrecen mayor puntaje, pero deberán revalidar los conocimientos cada cinco años.

Compartir
?