Revista Qué

16 Dic 2014 | En la recta final

Las espadas del macrismo

El PRO aguardó la última ordinaria del año para aprobar iniciativas claves. Pudo pactar los votos de UNEN, pero falló en las negociaciones con el FpV. Aún resta una extraordinaria que requiere seguir los diálogos.

Al igual que en el juego de tronos, el macrismo desplegó sus espadas para librar la que esperaba que fuera la última batalla legislativa del año. Pero a medida que corrieron las horas, el tono del debate fue en aumento, y las posiciones a última hora en el recinto se volvieron pivotantes.
Pese a los arreglos que se fueron tejiendo días y semanas antes de la última sesión, e incluso ese mismo día en cada cuarto intermedio, el PRO no logró conseguir el consenso de la oposición para algunos de sus proyectos más relevantes, entre ellos, el permiso de uso por veinte años para el Golf de Lugano y la modificación del tipo de urbanización para que IRSA pueda construir un shopping en Caballito.

Pero la lucha por el control del recinto que libró el PRO se hizo más visible cuando intentó aprobar sobre tablas dos proyectos que no estaban previstos para la agenda del día. Uno que tenía que ver con darle superpoderes al Ejecutivo en materia de transporte, y otra iniciativa del FpV que beneficia a empresas metalúrgicas y que dio claros indicios de un posible pacto previo para aprobarlo.

La negativa de los bloques que se opusieron a la iniciativa se basó en los argumentos “poco claros” que sostenían la viabilidad de cada proyecto, y en la injustificada urgencia por aprobarlos. El dato llamativo fue la cambiante posición del FpV que se suponía ya había dado el visto bueno para que el PRO pudiera sacarlos. El hecho se convirtió en una de las primeras heridas en bata-lla que recibió el macrismo. Para la oposición, el intento fallido de instalar “un paquetazo legislativo” que quedó inconcluso.
Sí lograron sellar un acuerdo para aprobar el pliego de Mariana Pucciarello, una de las favoritas del Gobierno nacional para ocupar una vacante en el fuero donde se discutía la ley de Medios.
UNEN sí apoyó varias iniciativas claves como la modificación de la traza de la Línea H, el polo tecnológico, el Plan Maestro de la Comuna 8, las modificaciones a la ley 5014, el Presupuesto 2015, conjuntamente con la ley Tarifaria y el Código Fiscal, pero todavía resta dirimir en una extraordinaria el destino del resto de los proyectos.

Otro duro revés legislativo para IRSA y el PRO
Se trata de un proyecto que tuvo tratamiento en la Comisión de Planeamiento Urbano y que logró el pase a firma para su tratamiento en el recinto en medio de fuertes cruces entre vecinos, legisladores y miembros de ONG’s que se niegan o están a favor de la iniciativa.
El proyecto apunta a la construcción de un nuevo shopping en Caballito de la mano de una de las empresas más beneficiadas en la Ciudad, la conocida IRSA SA de Eduardo Elsztain, quien hoy tiene a su cargo las principales oficinas, hoteles y centros comerciales de la Ciudad, entre ellos Dot Baires, Alto Avellaneda, Alto Palermo, Buenos Aires Design, Paseo Alcorta y Patio Bullrich. Al mismo tiempo, Elsztain se encuentra a la espera de la puesta en funcionamiento del Distrito “Arcos” en Palermo, del que se realizó una inauguración ”anticipada” a fines de 2013 y por lo que luego tuvo que dar un paso atrás por haber construido en una zonificación no acorde para tal emprendimiento.

IRSA

Lo mismo sucede hoy con IRSA, con la salvedad de que esta vez el macrismo buscaba contar con el aval del FpV, con quien se dice, negoció los votos anticipados y que después, al momento de apoyar positivamente la iniciativa, dio un paso al costado, acaso porque no estaba el aval por el Polo Audiovisual de la Isla Demarchi.

Lo cierto es que el macrismo no logró reunir los 31 votos. Fue el quinto intento fallido para aprobar un proyecto que beneficia a una de las empresas con mayor in-fluencia y que podría ignorar las tres instancias de participación obligatorias y previas al tratamiento legislativo: la consulta a las Comunas -Junta Comunal y Consulta Consejo Consultivo- la evaluación de Impacto Ambiental, y la Audiencia Pública.

Con el visto bueno de todos
Fue el único momento en el que el recinto porteño logró el consenso absoluto de todos los bloques con 57 votos a favor. De esta manera, el Jefe de gobierno aprobó el proyecto de ley que modifica la traza de la Línea H, del Sistema de Transporte Ferroviario de Pasajeros de Superficie y Subterráneo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (SUBTE). Conjuntamente con ello, logró la declaración de utilidad pública y sujeto a expropiación el predio que será afectado a la construcción en su nuevo emplazamiento de la Estación “Sáenz”. Además del apoyo de todos los bloques, el proyecto contó de antemano con el visto bueno de las áreas técnicas competentes, de la secretaría de Planeamiento del ministerio de Desarrollo Urbano y del Consejo del Plan Urbano Ambiental.

VISTO BUENO

El talón de Aquiles del PRO
Desde que se creó el Golf Club José Jurado recibió condiciones más que favorables por parte del gobierno, y en esta oportunidad no se trataba de una excepción. Mediante un proyecto de Cristian Ritondo, el PRO apuntó a extenderle la concesión por el término de 20 años más, a cambio de una inversión para las arcas de la Ciudad.

La asociación deberá invertir unos $ 15 millones, mientras puede hacer uso de 45 hectáreas que pertenecen a la urbanización UP del Parque de las Victorias, situado en Villa Lugano, y donde funcionan algunos emprendimientos comerciales. La iniciativa de Ritondo pretendía obtener un permiso de uso del predio. Para la oposición, su aprobación representaba un acto más de entrega de la Ciudad a la especulación inmobiliaria en manos de grandes y conocidas empresas.

LUGANO

La última reunión en comisión, donde ni UNEN ni el FpV bajaron a dar quórum, y concluyó con el pase a firma directa del proyecto, reavivó las espe-ranzas del bloque mayorista de lograr un buen resultado en el recinto, pero los hechos mostraron lo contrario. Los avatares de la última sesión dieron por tierra tal aspiración, y los prometidos votos del FpV a modo de “canje” nunca llegaron. Tal vez el cambio de posición y el fracaso en la negociación respondía al hecho de no haber podido aprobar las dos iniciativas de último momento que terminaron en Secretaría para su posterior tratamiento.

Si bien el Pro perdió una batalla en la sesión ordinaria, todavía cuenta con la posibilidad de hacerlo en la instancia extraordinaria, que le da más tiempo para negociar.

PARA CONTINUAR LEYENDO LA NOTA CONSULTAR REVISTA QUE N° 10.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?