Revista Qué

6 Ene 2015 | Empresario Pro

Las garras de Angelici

Las vinculaciones del presidente de Boca exceden largamente lo deportivo. Es un lobbista en el campo judicial, y también mete cuña en varios negocios importantes de la Ciudad. De diálogo directo con Macri, este zar del juego es un intrincado actor en los pasillos porteños

En poco más de 10 años construyó una meteórica carrera política. Siempre detrás de bambalinas, casi nunca en el centro de atención. Empresario del juego, operador en la Justicia, y hombre de consulta permanente, cuyo papel en 2015 resta aún definir.

Así se lo puede caracterizar a Daniel “el Tano” Angelici, actual presidente del club Boca Juniors y un referente puertas adentro del PRO.

Mucho antes de conocer al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, Angelici era un prolífico empresario del juego en la provincia de Buenos Aires y en el interior del país.

El “Tano” nació en el barrio porteño de Villa Soldati, el 3 de mayo de 1964. Desde su adolescencia comenzó a militar en la juventud radical, en una agrupación llamada “La Intendencia”. Luego llegarían las épocas universitarias en la facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, en donde, por decantación, se acercó a Franja Morada, la agrupación estu-diantil de la Unión Cívica Radical (UCR).

MACRI ANGELICI

Sin embargo, Angelici no estudiaría por mucho tiempo más. Pocos meses después de cumplir 18 años, vendió el Renault 12 que le había regalado su padre, para incursionar en un negocio en la ciudad balnearia de San Bernardo. Se trataba de un bingo que el panadero del barrio quería poner en funcionamiento junto a otros socios.

Por el precio del vehículo, logró obte-ner el 0,5% de la sociedad.

A los pocos años, su participación societaria no sólo aumentó, sino que se expandió hacia nuevos emprendimientos, siempre relacionados con la industria de los juegos de azar.

El boom de las tragamonedas, en especial en la provincia de Buenos Aires, también lo tuvo como factor central. Aún es un misterio cómo desde la Gobernación se tomó, para redactar la reglamentación, a las mencionadas máquinas como una variante de los tradicionales cartones de bingo.

“Antes de la irrupción de Cristóbal López en la Provincia, cuatro eran los empresa-rios que controlaban el juego. Angelici era uno de ellos y quizás hasta el más poderoso”, recordó una calificada fuente de la Gobernación.

Aunque su trabajo lo llevó a posponer la carrera y mudarse de la Ciudad, Angelici mantuvo, y fomentó, sus vínculos radicales, lo que lo llevó a convertirse en un hombre de referencia para la UCR en el interior de la provincia más grande del país. Siempre fue una persona con llegada a Enrique “Coti” Nosiglia, histórico dirigente radical.

En 2005, Jorge Macri, primo del Jefe de gobierno y actual intendente de Vicente López, insistió con presentarlos. El encuentro fue en la ciudad de Pergamino. Tan sólo un café necesitó Mauricio Macri para forjar una alianza con él. Se trató de la concepción de los radicales PRO y Angelici se instaló como su representante.

En ese acuerdo, Macri, quien buscaba competir por una banca en el Congreso nacional, aceptó la inclusión en la lista de gente cercana al “Tano”, entre ellos, el actual fiscal general de la Ciudad, Martín Ocampos.

Ocampos reconoce públicamente su relación con Angelici, a quien dice conocer desde la facultad. Sin embargo, no es el único vínculo que ambos comparten. Ocampos es el director suplente en una de sus sociedades.

EL PLAN BOCA

Macri y Angelici tenían en la mente una estrategia a largo plazo para posicionar al “Tano” como un candidato del PRO en un futuro cercano. La idea era replicar la fórmula que catapultó políticamente a Macri: una buena gestión al frente de Boca Juniors.

El primer paso fue designarlo como tesorero del club Xeneize en la lista que tenía a Pedro Pompillo como candidato a presidente. Una vez allí, comenzó a tender las relaciones necesarias para una eventual candidatura.

La prueba de fuego llegó en 2010, cuando el presidente de la institución, Jorge Amor Ameal, había decidido renovarle el contrato a Juan Román Riquelme, uno de los ídolos máximos del club de la ribera. Angelici se negó, debido a que según él, el monto del contrato era demasiado para un jugador que “venía de lesión en lesión”. Finalmente renunció luego de que se desoyó su consejo.

Un año después tuvo su revancha, en una elección récord, con 25.000 votos en total, se impuso a Amor Ameal y se convirtió en presidente de Boca. El primer paso ya había sido dado.

Una de sus primeras medidas al mando de la institución fue la creación del “socio adhe-rente”, para poder reabrir las inscripciones al club, cerradas desde 2006 por falta de capacidad en el estadio.

Sin embargo, desde allí todo fue cuesta arriba. Sus peleas con Riquelme y con el técnico más ganador de la historia del club, Carlos Bianchi, se tornaron cons-tantes. Las salidas de ambos por la puerta chica tampoco colaboraron a mejorar el perfil del “Tano”.

A eso se le agregó la falta de títulos. En lo que va de su gestión, Boca sólo obtuvo la Copa Argentina en 2012 y las inversiones en incorporaciones superaron con holgura los 20 millones de dólares.

Fiel a su profesión relacionada con el juego, el ex presidente de la AFA, Humberto Grondona, le había encargado la puesta en funcionamiento del “Prode bancado” un sistema de apuestas electrónicas cuyo objetivo era oxigenar las arcas de los clubes del fútbol argentino. Muerto Grondona, el proyecto co-rrió la mis-ma suerte.

Sin embargo, y por primera vez en mucho tiempo, gracias a los movimientos de Angelici en AFA, Boca recuperó posiciones que había perdido durante la gestión de Macri.

RED

La conexiones dentro del PRO

Mucho antes del plan Boca, Angelici ya comenzaba a poner nombres y buscar adeptos puertas adentro. Una de sus primeras victorias fue colocar a la actual diputada nacional Laura Alonso en la lista de 2009. “Un quinto lugar, con el peso que tenían algunos candidatos, es una buena señal”, analizó una fuente que participó de ese armado.

En la siguiente elección de medio término, Alonso fue la primera de la lista del PRO en la Ciudad. El bonus fue dejar afuera a una rival de su protegida, María Paula Bertol, quien no ocupó lugar alguno.

Angelici se caracterizó hasta el año pasado por mantener su línea propia dentro del PRO.

Para leer la nota completa ir a revista QUÉ N° 13

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?