Revista Qué

3 Feb 2017 | impuestos en villa 31

Legisladores cruzaron a Larreta

Luego de que Rodríguez Larreta anunciara que los vecinos de la Villa 31 “tendrán que pagar los impuestos como todos”, diversos sectores de la política porteña, como legisladores de varios frentes, criticaron al Jefe de Gobierno. “Antes de pensar en cobrar, el Estado tiene que darles las mimas comodidades que a otros barrios”, indicaron. Según […]

Luego de que Rodríguez Larreta anunciara que los vecinos de la Villa 31 “tendrán que pagar los impuestos como todos”, diversos sectores de la política porteña, como legisladores de varios frentes, criticaron al Jefe de Gobierno. “Antes de pensar en cobrar, el Estado tiene que darles las mimas comodidades que a otros barrios”, indicaron.

villa31

Según publicó Parlamentario.com el presidente del bloque CNLM, Gabriel Fuks, explicó que “seguramente al final del camino corresponda que los vecinos paguen sus impuestos”, no obstante afirmó que ocurrirá “cuando las ambulancias del Same entren por las calles del barrio, los estándares de ABL sean los mismos que en otros barrios de la Ciudad de Buenos Aires , el proceso de urbanización termine y no sea cosmético; y la salud, educación y seguridad que preste el Estado sea equivalente al resto”.

A su turno, el diputado del Frente Renovador Javier Gentilini señaló que “si Larreta se refiere a los departamentos nuevos que se van a edificar, es lo que corresponde; pero si está pensando en la titularización de cualquier construcción preexistente, para luego cobrar impuestos, eso implica dejar a la mayor parte de la villa como está hoy en día y ahí no estamos de acuerdo con esa estrategia”.

“Se debe mejorar mucho la ecuación entre obra nueva y recualificación de lo existente, para que realmente estemos hablando de un barrio y no de una villa”, sentenció.

En este mismo sentido se expresó el socialista Roy Cortina, quien aclaró que el cobro de impuestos “en la medida que avance la urbanización es lógico”, sin embargo subrayó que “lo que es ilógico es hablar de eso cuando la urbanización está dando los primeros pasos; primero que los vecinos vean que se está avanzando”.

Desde el FpV, el legislador Pablo Ferreyra sostuvo que “tanto Rodríguez Larreta como el oficialista La Nación entienden que luego de años de abandono por parte del Estado de la Ciudad de los habitantes del barrio Carlos Múgica, ahora que comienzan un modesto trabajo de urbanización lo más importante a remarcar es su obligación de pagar, tanto los impuestos como las casas”, e insistió en que “son pequeños modos de sumar a la estigmatización y discriminación de los vecinos del barrio”.

En esta misma línea, la kirchnerista Paula Penacca afirmó que “Larreta reclama que los habitantes de la Villa 31 asuman las obligaciones del resto de los ciudadanos, como pagar impuestos, pero su gestión no se hace responsable de brindarles las condiciones de vivienda digna y hábitat adecuado que marca la Constitución de la Ciudad”.

” Dice que las obras avanzan mientras que en diciembre su gobierno firmó una resolución para promover que las familias de la Villa 31 y 31 bis reciban dinero del gobierno a cambio de abandonar sus hogares y su barrio”, indicó y agregó que de este modo las familias desistirían “de su derecho a ser relocalizadas durante el proceso de urbanización, garantizándoles una vivienda digna”. Asimismo aseguró que desde el bloque “queremos suponer que Larreta estará teniendo en cuenta el último tarifazo impulsado por el gobierno nacional que llega a aumentos de hasta el 148% y la condición social y económica de muchas de las familias de la 31 y 31 bis, a las q les sería imposible afrontarlo”.

Mientras que el oficialista Octavio Calderón, defendió la postura del gobierno, y explicó que “la gran mayoría de los vecinos que viven en villas quieren la urbanización, y están dispuestos a pagar los servicios como cualquier vecino de la ciudad, siempre claro, que reciban los mismos benéficos que otros barrios” ya que “necesitan electricidad en forma regular, el servicio de agua potable, cloacas, centros de salud, escuelas, accesos y limpieza”.

“Es un compromiso de este gobierno lograr la urbanización de la villa 31 hasta convertirlo en barrio”, señaló y afirmó que “ya comenzaron las obras y el objetivo es que para el 2019 ya tengan acceso a estos servicios, incluso la escrituración de las viviendas”. En este sentido, remarcó que “los vecinos de la villa 31 deben tener todos los derechos, y también todas las responsabilidades, estamos en la mayor etapa de integración en la Ciudad, es el resultado de la combinación de políticas nacionales y locales en beneficio de todos”.

Compartir
?