Revista Qué

21 Jul 2017 | LOS Negocios del clan larreta

Lo primero es la familia

A partir de una nueva contratación directa por parte del Ejecutivo porteño, resurge la polémica por los beneficios adjudicados a parientes de Horacio Rodríguez Larreta. Desde que ocupó la Jefatura de Gabinete en la Ciudad, el mandatario no para de generar jugosos negocios para los suyos. Un nuevo escándalo se desató luego de que se […]

A partir de una nueva contratación directa por parte del Ejecutivo porteño, resurge la polémica por los beneficios adjudicados a parientes de Horacio Rodríguez Larreta. Desde que ocupó la Jefatura de Gabinete en la Ciudad, el mandatario no para de generar jugosos negocios para los suyos.

Un nuevo escándalo se desató luego de que se conociera otra contratación directa de la Ciudad que beneficia a un familiar del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. En esta ocasión, su media hermana, Ximena Vallarino Alfaro Díaz Alberdi, fue quien recibió suculentos contratos por parte del Ejecutivo porteño para la construcción de ‘terrazas y jardines verdes’.

Pero no es la primera vez que el Jefe comunal es sindicado por facilitar que empresas compuestas o vinculadas a familiares suyos se adjudiquen contratos, generalmente millonarios, con el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ya desde sus épocas como jefe de Gabinete de la administración de Mauricio Macri, supo verse involucrado en polémicas concesiones y designaciones de familiares en cargos públicos de dicha gestión.

Desde la contratación, en 2012, de su hermano Augusto -exlobista de IRSA- como subsecretario de Asuntos Públicos dependiente de la jefatura de Gabinete de Ministros, hasta la última adjudicación a “Puro y Verde S.R.L.”, el racconto de beneficios al entorno familiar del mandamás porteño no es menor, más teniendo en cuenta que el macrismo siempre criticó el nepotismo ajeno.

El diputado Gabriel Fuks (Corriente Nacional de la Militancia) dijo que “parece ser una constante de la matriz PRO, no de Rodríguez Larreta en particular. Vimos la interacción permanente de las empresas de Macri o de los primos de Macri con sectores vinculados al Estado. Las de Larreta están a un nivel un poco más bajo, porque son empresas mucho más pequeñas pero, asimismo, con estas, parece repetirse una matriz semejante”.

En el año 2015, ya había estallado la polémica cuando Julieta Spina, cuñada del entonces jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ganó una licitación por 4 millones de pesos para realizar el evento ‘Ciudad de la Moda 2015’. Lo curioso de la situación era que Spina, esposa de Augusto Rodríguez Larreta, se presentaba como “Directora de Contenidos” de ese programa, promovido por el Gobierno capitalino. Según fuentes del Ministerio de Desarrollo Económico de CABA, la que organizaba las licitaciones era ella. Sin embargo, los papeles indicaron que Spina era la única oferente y, obviamente, quien se llevaba la licitaión. El ministro Francisco Cabrera era quien firmaba el otorgamiento de las adjudicaciones.

La sospechosa situación promovió que los entonces legisladores Aníbal Ibarra y Fernando Muñoz presentaran un pedido de informes para saber cuál era la tarea que realizaba Julieta Spina en aquella área. Posteriormente, hubo una denuncia judicial contra Spina, su esposo y Horacio Rodríguez Larreta, para determinar si ella se desempeñaba como funcionaria y, a la vez, adjudicataria de las licitaciones; o, como dicen, para saber si “estaba de los dos lados del mostrador”. Un dato: un año antes, Spina ya había “ganado” una licitación similar para realizar el mismo evento y, como única postulante en la compulsa, se llevó $ 1.861.000.

En el mismo sentido, Qué dialogó con el legislador del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Marcelo Ramal, que aseguró que “hay un entrelazamiento entre el gobierno y la llamada ‘patria contratista’, que es estructural. Casi te diría que el Presupuesto de la Ciudad está diseñado para favorecer a estos grupos. En nombre de esto, se ha destruido cualquier estructura de mantenimiento del propio Estado de la Ciudad”. El diputado porteño denunció que se puede ver “al grupo Caputo y sus empresas participando de las licitaciones de mantenimiento de los hospitales y de las escuelas de la Ciudad”.

A la espera de que la Justicia avance en el escándalo por coimas de la constructora brasileña Odebrecht, fuentes judiciales indicaron que se avanza en la investigación para determinar si el jefe de Gobierno habría recibido aportes millonarios a su campaña realizados a través de la sobrefacturación de eventos corporativos organizados por la empresa de Bárbara Diez, esposa de Larreta, para Odebrecht y Techint en Buenos Aires durante 2015.

Según el portal El Dato Clave, la fiscalía especializada en lavados de activos considera que Techint Argentina, socia de la constructora brasileña, tiene responsabilidad en el reparto de obra pública. La Ciudad no estaría ajena a este espurio circuito. La supuesta red de sobornos alcanzaría a Nicolás Caputo, amigo y socio del presidente Macri, quien no paró de adjudicarse licitaciones en 2016.

Están en el ojo de la tormenta los negocios realizados entre Caputo y “Cabaña Santa Sergia S.A. Rural e Inmobiliaria”, en cuyo directorio figura parte de la familia de Rodríguez Larreta. Como lo señaló Ramal, en marzo de 2016, el gobierno de la Ciudad de Bue-nos Aires adjudicó tres contratos, por casi trescientos millones de pesos, para realizar obras para la refacción de es-cuelas, a la empresa constructora SES S.A., propiedad en un 50 % de Caputo. Es llamativo que las ofertas de las otras dos empresas que se presentaron a la compulsa fueran desechadas en las tres oportunidades.

En el mes de agosto de 2015, la empresa de eventos “Bárbara Diez Wedding Planner”, propiedad de la esposa del jefe de gobierno, realizó un evento para SES S.A., en el coqueto Hotel Alvear, por un costo que ascendió a los 6 millones de pesos, y al cual asistieron solamente 35 personas.

En este sentido, el legislador Fuks concluyó: “No entiendo por qué motivo el Jefe de Gobierno hace esto, porque lo que hace es envilecer la gestión pública de esta manera. La lleva a un nivel de muy baja calaña”.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #145 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?