Revista Qué

28 Mar 2016 | Negociaciones

Lo que el PRO calla en relación al juego

Aunque voceros y funcionarios sostienen que se intimó a Cristóbal López, lo cierto es que hasta que no haya una resolución judicial favorable la Ciudad no podrá cobrarle los $10.000 millones que adeuda.

Tanto el gobierno de la Ciudad como el de la Nación avanzaron los últimos días con el cobro de la deuda por el impuesto a los Ingresos Brutos que mantiene Cristóbal López por el casino flotante y el Hipódromo de Palermo. Sin embargo, a diferencia de lo que el PRO buscó instalar, se trató de intimaciones informales, debido a que para que el Ejecutivo pueda cobrar dicha deuda necesita de un fallo favorable de la Justicia federal, en la que se dirime la causa por competencias.

palermo máquinas tragamonedas

Hasta que la cuestión no sea dirimida por el fuero federal, la Ciudad no podrá haberse de un solo peso de la deuda. No obstante ello, uno de los principales estrategas legales del PRO, Fabián “Pepín” Simón Rodríguez, también electo parlamentario por el ParlaSur, mantuvo hace dos semanas una reunión con López en la que le entregó dos cifras. La primera, de $4.000 millones, aproximadamente, en concepto de lo omitió pagar desde 2004 por dicho gravamen. La segunda, de $10.000 millones, es la actualización de la anterior con todos los intereses y punitorios.

Aunque, puertas adentro, varias fuentes del PRO sostienen que no se trató de algo formal como se informó en los medios. “No hubo una intimación formal porque la Justicia no se expidió en  la causa de fondo”, sostuvo una calificada fuente de Balcarce 50.

No obstante ello, en la Casa Rosada, como en la sede del Gobierno porteño, se encuentran confiados de obtener un  fallo favorable, después de que la Corte Suprema le diera un guiñó el noviembre del año pasado.

Compartir
?