Revista Qué

3 Ago 2016 | irregularidades

Los cestos inflados

La limpieza y puesta en valor del espacio público es una de las características que la gestión del PRO buscó imponer como propias. Sin embargo, el mantenimiento de las plazas y los parques no estaría exento de irregularidades y sobreprecios. En uno de los contratos a los que tuvo acceso Qué, se pueden verificar precios […]

La limpieza y puesta en valor del espacio público es una de las características que la gestión del PRO buscó imponer como propias. Sin embargo, el mantenimiento de las plazas y los parques no estaría exento de irregularidades y sobreprecios.

Nota de tapa QUE #95

En uno de los contratos a los que tuvo acceso Qué, se pueden verificar precios inflados en algunos rubros, como es el caso de los cestos de basura. ¿Quién es el contratista del Estado? El “hermano de la vida” del presidente Mauricio Macri, el empresario de la construcción Nicolás “Nicky” Caputo.

La licitación se trató de uno de los últimos acuerdos que el actual ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, firmó como secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana. La misma, que comenzó a correr a principios de abril de 2015, y que se extiende por los siguientes 36 meses, tuvo una revalorización y llegó hasta los
$ 70 millones sólo para la Comuna 13 (Belgrano, Núñez y Colegiales).

A esa cifra se llegó a mediados de marzo de este año, luego que el ministro de Hacienda Martín Mura, firmara una readecuación de precios del 14,12 %, según se desprende de la resolución 599-MHGC.

En ese documento, además, se estableció que la medida sería retroactiva al primero de abril del año pasado,
con lo que la empresa pasó a recibir los beneficios a los pocos días de comenzar con los primeros retroactivos.
Sin embargo, los sobreprecios en la obra se encuentran en un ítem particular. En lo que respecta a los cestos de basura, la Comuna le paga a Caputo entre $ 12.966,13 y $ 17.374,95, dependiendo del modelo. Consultados por Qué, desde la misma empresa a la cual la UTE le compra, sostuvieron que el precio oscila entre los $ 4.021,88 + IVA, para el modelo “cesto CABA sin tapa, galvanizado en caliente”, y $ 5.887,45 + IVA, para el “cesto CABA con tapa, galvanizado en caliente”.

“La licitación de manteni-miento de parques y plazas que adjudicó el ministro Macchiavelli, y certifican los presiden-tes comunales sin que pase por el control de las Juntas como establece el pliego, es escandalosa. En la reposición de hamacas se paga 10 veces más de lo que cuesta, y en relación a los cestos papeleros, los sobreprecios rondan el 300 % respecto de los valores de mercado”, consideró el auditor general de la Ciudad por la CC – ARI, Facundo del Gaiso.
Pero las comparaciones no terminan allí. Según el listado de precios readecuados, al que también tuvo acceso este medio, un cesto de basura tiene el mis-mo valor que un mes de limpieza de un “espacio verde”, es decir, de
$ 20.752,98.

Desde que se firmó el convenio, Parquizar, la UTE que compone S.E.S, de la cual el 50 % del paquete accionario pertenece a Caputo S.A y Mantelectric, presentó once facturas que oscilan entre los $ 1,7 y $ 1,9 millones en concepto de “Servicio de Mantenimiento Comunal y Sostenible de los Espacios Verdes de la Comuna 13”.

Fuentes del ministerio, como también de las comunas, explicaron que los precios son fijados por Hacienda, y que el organismo se encarga de hacerlo para todas las compras del Ejecutivo. La misma situación se detalló desde la Secretaría de Descentraliza-ción Comunal en la edición anterior de Qué.

“Los precios los fija Hacienda y, en base a eso, nosotros preparamos los pliegos”, afirmaron los representantes del organismo. Dentro del listado de costos se destacan, por ejemplo, bancos ovalados de plástico, similares a los que se encuentran en las estaciones de subterráneos, al precio de $ 16.077,94.

O una parada aeróbica completa, que incluye barras paralelas, bancos para hacer abdominales y espinales, máqui-nas para hombros y dorsales; y una prensa para cuádriceps, a un valor de $ 55.312,85. “Por lo visto, lo que sacan de uno lo meten en el otro”, consideró Del Gaiso al recordar la similar situación de la empresa Mantelectric con la construcción de algunas de las líneas del Metrobus.

Lo cierto, es que ésta no es la primera vez que se pone la mirada sobre los presuntos sobreprecios en materia de mantenimiento en esa Comuna. El costo del trasplante y la remoción de árboles, fue denunciado por los comuneros de la oposición cuando, con el último contrato, los precios se dispararon entre el 300 y el 500 %, dependiendo del tipo de planta y la poda; obra que quedó a cargo de Mantelectric, pero ésta vez sin la participación de S.E.S.

En total, por cada una de las comunas se facturaron, de forma mensual, casi $ 2.000.000. Sin embargo,
el principal problema que tiene el Gobierno en materia de control, es la falta de inspectores.

Compartir
?