Revista Qué

13 Ene 2015 | Lo primero es el dinero

Los negocios del complejo Costa Salguero

Telemetrix SA explota el complejo hace 23 años. Le paga a la Ciudad un canon mensual cercano a los 100 mil pesos, pero recauda más de 1 millón. Subconcesionó los servicios a tres empresas. Uno de los socios es Adolfo Polledo Olivera, esposo de la diputada PRO Carmen Polledo.

El complejo Costa Salguero es el lugar predilecto para realizar las más variadas y costosas actividades, y también el sitio elegido por Mauricio Macri y el Pro como búnker de campaña. Se trata de un predio de 17 hectáreas en territorio porteño, con un total de 23 subconsecionarias que guardan en su interior lazos de amistad, negocios millonarios y leyes sin posible cumplimiento.

Costa Salguero2La concesión del predio

La historia del complejo y la Ciudad de Buenos Aires comenzó a tejerse en 1988. Ese año, la empresa Telemetrix SA consiguió la explotación de Costa Salguero, y el 1 de mayo de 1991, la Adminis-tración General de Puertos Sociedad del Estado le extendió la concesión por el plazo de 30 años.

El 20 de junio de 2001, el Estado le transfirió a la Ciudad el complejo Costa Salguero, delimitado por el Río de la Plata, el canal de desagüe Arroyo Ugarteche, la Av. Costanera Rafael Obligado y la Av. Presidente Ramón J. Castillo.

La propia Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires estableció, en 2002, que las subconcesiones existentes en el predio Complejo Costa Salguero deben solicitar individualmente la habilitación del local comercial que explotan, y que no resulta viable la habilitación del complejo en su conjunto, por no estar previsto así en la legislación vigente.

Lejos de cumplirse esta resolución, Telemetrix SA sigue manteniendo la subcontratación del complejo a través de Centro Costa Salguero SA, Salguero Eventos SA y Costa Salguero Catering SA, y éstas, a su vez, a otras empresas para que exploten los locales. Entre las más destacadas se encuentra Dr. SA, cuyos socios son los mismos que Telemetrix SA.

Los nombres detrás de Telemetrix SA

En 1994, Fernando Adolfo Polledo Olivera, Enrique Alfonso Pichón Riviére, Adrián Pablo Ollivier, Jorge Gómez, Federico León Bensadón y Alberto Gutiérrez invirtieron alrededor de 10 mi-llones de dólares para levantar uno de los principales centros de exposiciones de la Ciudad, precisamente el Centro Costa Salguero SA. Dos de ellos, Federico Bensadón y Alberto Gutiérrez, son los dueños de Telemetrix SA. Desde entonces, comenzó a vislumbrarse el futuro negocio en el predio.

Una vez obtenida la concesión, Telemetrix SA a su vez subconcesionó el complejo a: Centro Costa Salguero SA, Salguero Eventos SA y Dr. SA. En las tres subconcesiones, los nombres se repiten. El presidente del Centro Costa Salguero SA, la empresa que maneja el centro de exposiciones, es Fernando Adolfo Polledo Olivera, esposo de la diputada y presidenta del bloque del Pro en la Legislatura porteña, Carmen Polledo. En uno de los cinco pabellones con los cuales cuenta el centro, salón de fiestas TEB SRL, el Jefe de gobierno porteño se casó con Juliana Awada; y también es el lugar que el Pro utiliza como búnker y centro de convenciones durante las campañas para las elecciones.

En el complejo también funciona la citada empresa Dr. SA, que explota un establecimiento destinado a la enseñanza y la práctica de golf. Costa Salguero Eventos SA y Centro Costa Salguero SA tienen como socios en común a Fernando Adolfo Polledo Olivera, Federico León Bensadón, Enrique Alfonso Pichón Riviére, Jorge Gómez, Adrián Pablo Ollivier en distintas funciones. Varios de ellos se repiten en la sociedad Dr. SA (ver infografía).

Lo llamativo de esta situación es que Telemetrix le paga a la Ciudad de Buenos Aires solamente 112.062,55 pesos por mes, por un complejo de 17 hectáreas y un total de veintitrés subconcesionarias, 19 locales, entre los que se cuentan 4 estacionamientos, 2 centros de convenciones, 3 salones de conferencias, un hotel, una cancha de golf y la discoteca Caix, según expone el contrato la información pública enviada por la dirección general de Concesiones de la Ciudad, a raíz de un pedido de informe del ex legislador Facundo di Filippo.

El canon es ínfimo, teniendo en cuenta que las subconcesionarias le pagan a la empresa un promedio de 1 millón de pesos mensual -sin contemplar lo que le ingresa por la publicidad que va desde un extremo a otro sobre la reja que da a la avenida Costanera-. De acuerdo con esas cifras, y en cálculos aproximados, se estima que la Ciudad sostiene una pérdida de más de 8 millones de pesos por año.

macri2Telemetrix no sólo gana con las concesiones

Los negocios más rentables no quedan ahí. Los socios de Telemetrix SA, Federico León Bensadón y Alberto Luis Gutiérrez también son socios de la cons-tructora Emaco SA, una de las empresas que ganó varias de las más importantes licitaciones durante la gestión de Mauricio Macri. A la lista de socios se agregan: Luis Alberto Bensadón, Diego Luis Gutiérrez, Gabriela Bensadón y Graciela Ratto.

Uno de los casos fue la adjudicación de la licitación -expediente N° 472.885/2010- por 7.175.725,77 millones de pesos para realizar la obra “Soluciones habitacionales Parque Donado Holmberg”. Desde 2010 a la fecha, el gobierno de la Ciudad amplió el presupuesto a Emaco SA toda vez que ésta lo solicitó. Entre julio de 2011 y diciembre de 2013, se le amplió el presupuesto cinco veces, dando como resultado un adicional de 13.629.773,58 millones de pesos.

Emaco también resultó beneficiada con otra de las obras más ventajosas. A través del expediente N° 140/07-0, se quedó con la licitación de la “Obra en Hipólito Yrigoyen 932 de la Ciudad de Buenos Aires”, por 18.628.114,63 pesos. Asimismo, se le adjudicó por contrata-ción directa el “Sistema de Extinción de incendios del Teatro Colón”, por 3.731.657,17, según consta en el expe-diente N° 27.386/09 del Boletín Oficial, entre otras adjudicaciones.

Algo huele mal

Dos años después de la asunción de Mauricio Macri como jefe de gobierno, en 2009 los legisladores Pablo Bergel y Gustavo Vera presentaron una denuncia junto al ex diputado Facundo di Filippo, que apuntaba a cuarenta concesionarios. Por ello, pidieron que se investigue el “posible delito de defraudación por administración fraudulenta”, y acusaron al ministro de Desarrollo Económico, Francisco “Pancho” Cabrera y al director de Concesiones, Gabriel Astarola.

Los legisladores consideraron que “la mayoría de los terrenos es usufructuada de manera ilegal por empresarios de estrecho vínculo con el macrismo. Sobre un total de veintitrés subconcesiona-rias, sólo cuatro de ellas cuentan con habilitación para funcionar”. En 2010, el juez Roberto Gallardo clausuró varios locales porque no tenían habilita-ción definitiva.

En pocos meses, el gobierno de la Ciudad otorgó habilitaciones exprés de cuatro locales: habilitación de TEB SRL -donde se casaron Macri y Awada-, el 4 de diciembre 2009, para fiestas privadas, bowling, billares, entre otros. Habilitación de Hoteles Microtel Inns de Argentina SA, el 21 de enero de 2010, para alojamiento hotel. Centro Costa Salguero, el 27 de noviembre de 2009, para sala de audiovisuales, auditorio, centro de exposiciones. Dr. SA el 29 de diciembre de 2009, para café bar, confitería, oficina comercial y agencia comercial, cancha de golf.

Ya en 2008, la dirección general de Concesiones le comunicó a Telemetrix que debía hacer saber a sus concesionarios que correspondía que gestionasen la habilitación en forma individual ante los organismos de gobierno. La empresa no cumplió con la medida y siguió explotando los locales y comercios a través de subconcesiones.

En una segunda denuncia, el mismo año y también contra Telemetrix SA, Facundo di Filipo y Rocío Sánchez Andía interpusieron un recurso de amparo ante el mismo magistrado. Buscaban garantizar el derecho al libre acceso y circulación al contorno ribereño de la Ciudad y al camino público, conocido como Camino de Sirga, tal como lo establece el artículo 2.639 del Código Civil, normativa no contemplada en el momento de otorgar la concesión del complejo.

En 2011, Gallardo falló a favor del amparo presentado y ordenó establecer un camino de libre acceso de quince metros, con salida a la calle por ambos lados y a lo largo de todo el predio. No obstante, lejos de apoyar el derecho de los porteños a la libre circulación, el gobierno de la Ciudad y Diego Santilli apelaron la decisión de Gallardo, en conjunto con Centro Costa Salguero SA, Dr. SA, Telemetrix SA y Hoteles del Sol SA.

Mediante una inspección ocular, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad constató, en julio de 2014, que a pesar de algunas obras rea-lizadas por el gobierno de la Ciudad, el Camino de Sirga no reúne los requisitos indicados en una medida cautelar dictada en 2011 por el juez Roberto Gallardo.

A fines de diciembre de 2014, el gobierno porteño llamó a lici-tación para la concesión de uso y explotación de cinco bienes inmuebles “de dominio público de la Ciudad de Buenos Aires, sito en la Avenida Rafael Obligado N° 6.211, Costanera Norte”.

En la defensa del presupuesto 2015 del ministerio de Desarrollo Económico, el director general de Concesiones de la Ciudad, Gabriel Astarloa, reconoció que el gobierno tiene “tres predios cuyas concesiones están vencidas, y estamos urgiendo su desalojo. Uno corresponde a la empresa Tecven y el otro a Le Gerez. Esos son los que tienen la concesión vencida. Luego, tenemos seis concesiones que vencen este año. Estamos en la instancia final de la licitación”.

Astarloa comentó que los restantes predios que tienen la concesión vencida, con nombre de fantasía, son: “El padrino”, “Pizza banana” y “Bahamas”. Según la ley de Compras y Contrataciones de la Ciudad, las nuevas concesiones por las cuales se llamó a li-citación no deben superar los cinco años. El restaurante Gardiner, de la empresa Food Co SA, es otro de los sitios por el cual está previsto llamar a licitación para la concesión del predio antes de fin de año”, dijeron desde Desarrollo Económico.

Qué se comunicó con la diputada Carmen Polledo, Telemetrix SA, y con Emaco SA. En este último, la recepcionista de la empresa del ingeniero Federico Bensedón dijo que éste no posee celular ni secretaria, y que no es posible acceder a él.

Por su parte, Polledo contestó que “la supuesta denuncia a la que hace referencia es falsa. Mi marido, Fernando Polledo, forma parte del directorio de Centro Costa Salguero SA, que le paga un alquiler a Telemetrix como subconcesionaria. Es Telemetrix la compañía que tiene la concesión. Asimismo, la información resulta tendenciosa y maliciosa, ya que yo ingresé al PRO en el año 2009, y mi marido forma parte del directorio del Centro de Exposiciones desde hace 22 años”.

PARA LEER MÁS DE ESTA NOTA CONSULTE EL N° 14 DE REVISTA QUÉ.

Compartir
?