Revista Qué

30 Mar 2015 | Dos en pugna

Los pros y los contras

Michetti atesora un bien crucial a esta altura del torneo. Va primera en las encuestas. Larreta corre con el caballo del comisario, pero está segundo. Eso sí, más cerca que hace unos meses. Los puntos a favor de uno y otro de cara al 26 de abril, el día D. Y por qué se bajó Ritondo.

¿A quién prefieren los porteños? Se sabe: esa es la pregunta del millón, la cual comenzará a develarse en gran parte el domingo 26 de abril en las PASO. Esa es la elección crucial para la Ciudad. Esa tardecita-noche se sabrá si Horacio Rodríguez Larreta o Gabriela Michetti gobernarán la capital argentina hasta 2019. Esta es la pelea de fondo, y ese es el día D. El PRO, y lo reconoce hasta la propia oposición, ganará la contienda general del 5 de julio. Excepto catástrofe electoral o un gigantesco imponderable de la política, no parece haber lugar para milagros.

macri larreta michettiEntonces, Horacio o Gabriela, esa es la cuestión. No hay otra. Tersa por ahora el resolutivo Cristian Ritondo, hombre fuerte de la Legislatura porteña. Pero la disputa grande es entre los dos principales referentes que tiene el PRO después de Mauricio Macri.

Mauricio eligió hace rato. No bien se supo que Michetti se quedaba en la Ciudad, Macri le hizo caer todo el peso del liderazgo. Eligió claramente a Rodríguez Larreta. La historia es conocida.

Ahora bien, cuál son los pros y contras que tiene cada uno. Que el ingeniero lo haya elegido a Horacio es sin dudas una de las grandes ventajas, pero -por el momento- esta no asoma como determinante ni desequilibrante. Obvio, es una ayuda crucial. Pero no está claro si servirá para ganar el partido.

“Es un gol al minuto de juego, casi desde el vestua-rio. Pero falta mucho aún”, grafica uno de los hombres más cercanos a Gabriela, que por estos momentos se reparten las horas entre el reclutamiento de los fiscales (unos 7.300), labor clave si las hay, y el financiamiento de la campaña.

Es que a la senadora le cerraron gran parte de los grifos con liquidez para pu-blicidad, logística y todo lo inherente a un año electoral. En la cena de La Rural, donde Macri juntó más de 120 millones de pesos, a más de un empresario le llegó por lo bajo el comentario de que lo importante es “ayudar” a Horacio. O de mínima “no ayudar” a Gabriela.

¿Entonces? A favor de Michetti hay muchos aspectos, pero sobre todo uno: En Todas las encuestas elaboradas hasta el momento, fines de marzo, la muestran como favorita para ganar las PASO. Es cierto, el margen no es muy amplio, pero vence en prácticamente todos los sondeos.

Además, se pueden contabilizar otros aspectos a favor de Gabriela:

– Su carisma y reconocimiento en la calle, lo que la ha transformado en una figura central del PRO, y también fundacional. “Aunque hoy Macri haya elegido a Horacio, todo el mundo referencia a Gabriela con Mauricio. Gabriela es Mauricio para el electorado”, siguió entusiasmado el mismo operador.

– Parte de la plataforma de gestión inaugural del partido se corresponde con la vicejefatura de gobierno que ejerció Gabriela. Eso lo ha resaltado ella en público durante varias oportunidades.

– Por diferentes circunstancias, y su capacidad de oratoria, Michetti ingresa bien en casi todos los sectores sociales, mucho más que Horacio, que está visto como un hombre más de negocios y del mundo empresarial.

– El grado de instalación de Michetti es total. Prácticamente no tiene nivel de desconocimiento y su figura causa, por lo general, cierta empatía.

– Mucha gente ve en ella a una mujer luchadora que supo y pudo superar un gran problema personal, y pese a ello, transformarse en una referente.

– Como senadora trabajó bastante en el proyecto de ley de Adopción que cambia en gran parte el paradigma de un tema muy delicado y sensible. Y también bregó para la cesión de tierras de las villas 31 y 31 bis a la Ciudad, junto con la cesión del Puerto a la órbita porteña.

Como contrapartida, se podrían enumerar algunos de sus puntos más flojos o débiles:

– No está encima de la gestión porteña desde hace bastante tiempo. Y no participará de ninguno de los actos para mostrar los “logros” de la administración Macri.

– Dentro del larretismo se la acusa de desconocer los vericuetos de la burocracia gubernamental. “No se le conoce gestión”, aseguran siempre.

– La gran mayoría de los ministros no le responde, y se cree que algunos de ellos hasta le pueden ocultar información en las reuniones que realiza para empaparse del día a día.

– Al igual que le pasa a María Eugenia Vidal, cuando fue vicejefa de Gobierno no logró mostrar ningún punto relevante de gestión o de administración. De hecho, el puesto asoma más como “decorativo” en términos de funcionalidad.

– Le cortaron gran parte de las vías de financiamiento para llevar adelante el tramo crucial de la campaña.

– No cuenta con el respaldo de gran parte del empresariado argentino que se fue con Macri. Mauricio les hizo saber quién era su candidato.

– Apenas un puñado de ministros le responde. Eso sí, entre ellos está uno de los más exitosos, Hernán Lombardi (Cultura). También cuenta a Guillermo Montenegro (Seguridad) y Daniel Chain (Desarrollo Urbano).

– Macri le dio apenas un lugar a salir en la lista de legisladores (el tres, con Silvana Giúdice). Es muy poco.

– A priori, la decisión de no utilizar el voto electrónico la perjudicó. Precisa más gente y mayor estructura para controlar, cuando el aparato lo maneja Larreta.

¿Y Larreta? Enfrente lo tendrá a Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de Gabinete de siempre de Macri y su hombre de máxima consulta para la administración porteña. A favor tiene:

– Controla todos los resortes de la gestión, lleva el día a día, le responden casi todos los ministros y básicamente las segundas líneas. Es el hombre clave del promocionado “éxito” del PRO en la Ciudad.

– Como tiene la bendición de Mauricio, participará de todos los actos habidos y por haber junto al Jefe de gobierno. Cortará cintas y más cintas de acá a las elecciones de fines de abril.

– Se le reconoce su capacidad de gestionar, algo que es una incógnita en Gabriela.

– Cuenta con todo el financiamiento, el aparato y el apoyo empresarial para ganar. Casi todos los legisladores que van en la lista lo respaldan.

– Tiene a prácticamente todo el gobierno porteño trabajando para que le gane a Gabriela. Pero también a este confeso hincha de Racing que supo trabajar en la provincia de Buenos Aires, se le notan algunas flaquezas. Por ejemplo:

– Si bien corre con el caballo del comisario, va detrás de Gabriela en todas las encuestas. Es cierto que acortó distancias, pero sigue segundo.

– No tiene el carisma ni el grado de instalación de Michetti, sobre todo en los sectores más bajos (en términos de capacidad económica) del electorado.

Si bien los puntos en contra pareciera, cuantitativamente, que son menos desde el punto de vista cualitativo pueden resultar determinantes. El 26 de abril los porteños tendrán la última palabra.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN N°25 DE QUÉ.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?