Revista Qué

9 Feb 2017 | Acusan al GCBA de perjudicar el turismo nacional

Los vitivinícolas otra vez contra el Gobierno

La corporación vitivinícola argentina pidió la inconstitucionalidad de la ley que prohíbe la promoción callejera de bebidas alcoholícas; sostienen que el producto no causa tanto daño como otros tragos; advertencia de especialistas. Con la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que prohíbe promocionar bebidas alcohólicas en la vía pública porteña, la industria […]

La corporación vitivinícola argentina pidió la inconstitucionalidad de la ley que prohíbe la promoción callejera de bebidas alcoholícas; sostienen que el producto no causa tanto daño como otros tragos; advertencia de especialistas.

vinoo

Con la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que prohíbe promocionar bebidas alcohólicas en la vía pública porteña, la industria vitivinícola desafía a la Ciudad.

Para los bodegueros argentinos, la declaración de “bebida nacional” con la que cuenta el vino es suficiente para avanzar en el reclamo. Sostienen además que no causa tanto daño como otros tragos, aun cuando el consumo excesivo de alcohol en todas sus formas provoque situaciones de riesgo.

El pedido se presentó  en el fuero federal y en el contencioso administrativo de la ciudad. “El vino es la bebida nacional y la Argentina es el único productor vitivinícola en el mundo que ha logrado tal reconocimiento, que eleva al vino a su rol de producto cultural, alimento, elemento de la identidad y vehículo de la proyección internacional del país.

No obstante, la ley porteña que prohíbe la publicidad en la vía pública equipara el vino con el resto de los productos industrializados de esta categoría”, expresó Hilda Wilhelm, presidenta de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), poco antes de una conferencia de prensa en la Casa de Mendoza, que concluyó con un brindis.

“El vino es la Bebida Nacional y Argentina es el único productor vitivinícola en el mundo que ha logrado tal reconocimiento, que eleva al vino a su rol de producto cultural, alimento, elemento de la identidad y vehículo de la proyección internacional del país”.

Desde la asociación aseguran que  “la norma en cuestión desconoce los atributos de una actividad que genera valor agregado y empleo, proyecta a la Argentina al mundo, es alimento y es un elemento de la identidad y cultura argentina”.

“El vino, bebida nacional, promueve a la Argentina en el mundo. Para la Ciudad de Buenos Aires, No”, expresa la campaña de la Corporación.

Luego de que la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) saliera con los tapones de punta, el Vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli expresó su disconformidad con la ley y aseguró que “estamos trabajando con el secretario general del gobierno para diferenciar los tipos de bebidas. No es lo mismo las bebidas blancas que ingieren los jóvenes a la hora de una previa que el vino, que tiene una condición diferente y que es la bebida nacional”.

El vicejefe de la Ciudad aclaró que “la publicidad del vino no tiene que ver con los jóvenes o sus salidas”. Para concluir, resaltó que hay que trabajar en la moderación y la responsabilidad.

Compartir
?