Revista Qué

28 Jun 2016 | Hacia 2017

Lousteau vuelve al país y empieza a rearmarse

A un año de las elecciones de medio término, el embajador en Estados Unidos, Martín Louestau, volverá al país para comenzar a rearmar su espacio. El dirigente de ECO encabezará este jueves la conferencia “El propósito de la Argentina en el mundo”, en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, comandada por radicales. Pero el […]

A un año de las elecciones de medio término, el embajador en Estados Unidos, Martín Louestau, volverá al país para comenzar a rearmar su espacio. El dirigente de ECO encabezará este jueves la conferencia “El propósito de la Argentina en el mundo”, en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, comandada por radicales.

Lousteau_Martin01.jpg_1328648940

Pero el regreso de Louestau marca el inicio de una etapa de replanteos y proyecciones a futuro, más aún teniendo en cuenta el inicio de la carrera electoral hacia 2017, donde la oposición deberá aprovechar la crisis interna dentro del Frente para la Victoria que, por estos días, podría sufrir una nueva fuga.

Asimismo, el ex candidato a jefe de Gobierno deberá definir a corto plazo si decide sumarse al frente Cambiemos o jugar por afuera. Es casi un hecho que en 2017 la gran alianza vea la luz en territorio porteño. Pero eso significaría el fin definitivo de ECO.

Tanto la Coalición Cívica, como Confianza Pública garantizaron su participación en Cambiemos, aunque en el seno del espacio que conduce Graciela Ocaña hay algunas diferencias. Sin embargo, quienes se muestran más reticentes son los radicales, el espacio más fuerte dentro del armado de Lousteau en la Ciudad.

El titular de la UCR Capital, Emiliano Yacobitti ya advirtió las intenciones de no resignar las expectativas de conducir Buenos Aires. Pero antes que eso están las elecciones de medio término, y seguro que Lousteau no se resguardará en el exterior si su intención es pelear el premio mayor. Desde su entorno aseguran que volverá el próximo año para ser candidato a diputado nacional, aunque sin saber por qué alianza.

En esta línea, el PRO estaría dispuesto a garantizarle el lugar al radicalismo a cambio de que no venga Lousteau, que resultaría una amenaza para el partido amarillo.

Compartir
?