Revista Qué

1 Jun 2016 | HACIA LAS ELECCIONES

Lousteau, una bomba de tiempo

Una noticia, un rumor, una especulación. Como sea, en los últimos días salió a la luz la posibilidad de que Martín Lousteau compita en una interna con Horacio Rodríguez Larreta por la Jefatura de Gobierno en 2019. Según trascendió, sería dentro del PRO. En realidad, de Cambiemos, el frente conformado por diferentes fuerzas nacionales para […]

Una noticia, un rumor, una especulación. Como sea, en los últimos días salió a la luz la posibilidad de que Martín Lousteau compita en una interna con Horacio Rodríguez Larreta por la Jefatura de Gobierno en 2019. Según trascendió, sería dentro del PRO. En realidad, de Cambiemos, el frente conformado por diferentes fuerzas nacionales para dar batalla al abatido kirchnerismo. Pero hay un pequeño detalle: en la Ciudad no existe Cambiemos. Por lo menos por ahora. Es sólo una cuestión de tiempo, una bomba de tiempo, en efecto.

Montaje WEB QUE Bomba #678

Es casi un hecho que en 2017 la gran alianza vea la luz en territorio porteño. Pero eso significaría el fin definitivo de ECO, que explotaría por los aires. El frente nacido para las elecciones porteñas surgió con la idea de ser una evolución del PRO; no tanto oposición, sino una mejora. Así lo entendió el electorado, que apoyó al partido de Lousteau
de manera significativa, quedando solamente a tres puntos de Larreta. El desempeño de ECO le permitió ingresar una buena cantidad de diputados en la Legislatura. Pero el dinámico escenario político y el avasallamiento de Cambiemos a nivel nacional generaron las abruptas salidas de la Coalición Cívica y Confianza Pública del frente de Lousteau semanas después de haber asumido. Para ellos, su postura fue programática y aportó claridad. Ambos patidos ya garantizaron su participación en Cambiemos, aunque en el seno del espacio que conduce Graciela Ocaña hay algunas diferencias.

Consultado por Qué al respecto, Marcelo Depierro negó ser partidario de armar Cambiemos en la Ciudad. “El PRO lo rechazó en su momento. No creo que sume nada. Ellos van a conseguir votos de mayoría simple, pero los que requieren 40 se van a trabar igual. Políticamente, es un mal negocio”, aseguró.

Por su parte, los “lilitos” ya estarían embarcados. “La Coalición Cívica integra Cambiemos a nivel nacional; entendemos como lógico que se arme en la Ciudad. No veo dificultad en ese sentido, pero es un camino, hay que empezar a tener confianza y puntos de acuerdo sobre la Ciudad que queremos. No creemos que los acuerdos tienen que ser por cargos, pero sí queremos saber cuáles son las directivas de transparencia y buen gobierno”, manifestó a este medio la diputada Paula Oliveto Lago.

Pero, más allá de estas posiciones, ¿qué opinan quienes aún están en ECO? Los que se mostraron más flexibles con respecto a una alianza con el oficialismo son los radicales. Pero nada es gratis.

A menos de que el PRO tenga algo más para ofrecer, darán batalla hasta último momento. “La candidatura de Martín a jefe de Gobierno está decidida, pero si integramos una coalición queremos discutir cada una de las leyes; no vamos a hacer obediencia debida”, alertó el jefe de bloque de Suma +, Hernán Rossi. A esto, el titular de la UCR Capital, Emiliano Yacobitti, añadió: “No vamos a resignar nuestras expectativas de conducir la Ciudad”. Así, el centenario partido confirmó las intenciones de su jefe político hacia 2019. Pero antes que eso están las elecciones de medio término, y seguro que Lousteau no se resguardará en el exterior si su intención es pelear el premio mayor. Desde su entorno aseguran que volverá a la Ciudad el próximo año para ser candidato a diputado nacional, aunque sin saber por qué alianza.

En el PRO, por su parte, están perdiendo la paciencia. “Es posible que se conforme Cambiemos y que Lousteau sea candidato en 2019. No me parece mal, pero tendrían que tener otra posición”, señaló a Qué el diputado oficialista Juan Pablo Arenaza. Sin pelos en la lengua, el legislador apuntó con dureza contra el espacio radical en la Legislatura. “Muchas veces hacen el absurdo de votar con los K. Son unos ridículos y cagones. ¿Viste cómo votaron lo de Dilma? Fueron contra el Gobierno nacional”, señaló, realmente ofuscado.

Es respecto de las votaciones donde el resto de los integrantes de ECO ponen el freno, si de integrar Cambiemos se trata. Así lo dejó en claro Adrián Camps, diputado del Partido Socialista Auténtico: “No estaría dispuesto a formar parte del PRO. Estamos en una posición ideológica distinta, y se refleja en las votaciones. Si quieren tomar otro camino, van a ser sólo los radicales y ECO desaparece”.

Además, Camps advirtió que esta alianza política no sólo sería una decisión equivocada, sino más bien “un suicidio político”. “En la última reunión con Lousteau nos planteó que quería competir en
2017 para poder ganar en 2019.

El PRO estaría dispuesto a garantizarle el lugar al radicalismo a cambio de que no venga Lousteau”, sentenció. Para el legislador, teniendo en cuenta las intenciones del Gobierno nacional de eliminar la obligatoriedad de las PASO, “Larreta aplasta a Lousteau con su aparato”. En el socialismo, en tanto, Roy Cortina fue tajante. “Voy a apoyar a Lousteau a jefe de Gobierno, pero no al PRO. Si pelea dentro de Cambiemos, me parece bien. Voy a apoyarlo a él como candidato”. Sin embargo, el Partido Socialista no se arriesga en afirmar que se sumaría al gran frente electoral y así convertirse de oposición en oficialismo. Más aún teniendo en cuenta que a nivel nacional el partido no forma parte de la coalición y se acerca al Frente Renovador de Sergio Massa.

La pregunta final es: ¿A quién beneficia que Lousteau compita contra Larreta en 2019 dentro de la misma coalición? Aún falta mucho y, con 2017 en el medio, todo puede pasar. Las elecciones de medio término serán determinantes en este sentido. Lo cierto es que Lousteau es una bomba. Larreta tiene la posibilidad de hacerla estallar, o él mismo puede activarla. Sólo debe cronometrarla.

Compartir
?