Revista Qué

10 Feb 2015 | JORGE ARAGON

“Macri es como un Menem o un Alsogaray”

“Quito” es conocido por su origen villero. En el Bajo Flores comenzó a militar en el PJ, hasta que en 2003 se alineó al kirchnerismo. Defiende a capa y espada la gestión de la Presidenta

-¿A quién ve como candidato del FpV en la Ciudad?

-Sergio Berni no tiene la característica para el electorado porteño. Carlos Tomada se presentó en otras oportunidades como vicejefe de Gobierno, y la verdad que es un hombre muy capaz. Juan Cabandié es un posible candidato, también, después de haber cumplido un rol muy importante como legislador en la Ciudad. Daniel Filmus sigue siendo un hombre de mucha adhesión electoral.

aragon-¿Pero no hay ninguno que diga “Yo quiero ser candidato”. ¿El PRO ya ganó?

-Primero, se creen ganadores; segundo, me parece que tiene que ver con una cuestión de la forma en que nuestra construcción política disputa, es otra lógica. Probablemente no tengamos más de un candidato, sino que nos concentremos en uno para mantener nuestra propuesta. Pero eso lo va a determinar Cristina, con una propuesta más grande a nivel país.

-O sea que hay que esperar a ver qué dice la Presidenta para saber quién es el candidato a jefe de Gobierno.

-Sí, básicamente es eso. Pero también es en función del análisis en general, de todos los criterios que tengamos para llevar adelante todo este año de proceso electoral, que es más que interesante.

-¿Por qué al PJ siempre le costó en la Ciudad?

-El peronismo tuvo un partido mucho más grande, y se fue lastimando por errores políticos. Yo fui parte del PJ y me sentí expulsado a fines de los ‘80 porque iba hacia una política más parecida a la del macrismo. Todavía falta un tiempo para que el justicialismo en la Ciudad vuelva a encontrar su lógica peronista. Si este proceso político nacional continúa, no hay duda de que la Ciudad también se tiene que acomodar a esa realidad. Las últimas veces que el PJ se presentó solo, los porcentajes fueron inexistentes.

-UNEN nació con la oposición en la Ciudad pero vota casi todos los proyectos del PRO.

-En UNEN conviven varias fuerzas. “Pino” Solanas, que es ecologista y defensor de no sé cuántas cosas, supuestamente viene del peronismo, con Prat Gay, un hombre de la banca Morgan. No hay compatibilidad de intereses en lo programático. El radicalismo tiene el mismo problema que el justicialismo. La UCR hoy es tan casi inexistente como el PJ, porque no lograron pensar un política distinta.

-¿Cómo cree que será el rol de Elisa Carrió ahora que está en el PRO?

-Elisa Carrió tiene una forma de construcción política unipersonal. Lo que pasa ahora es que realmente expresa lo que siente: nunca fue progresista.

-¿Por qué tantas veces denunció a Macri e hizo tantos shows?

-Porque buscaba su lugar. No por una propuesta política, sino por ocupar un espacio dentro de dos propuestas políticas antagónicas, como la más conservadora y el Frente para la Victoria. Se hacía la progresista para intentar ocupar ese lugar. Hoy se ubica donde se tiene que ubicar, que es la derecha, claramente, y dejar de discutir en el medio. La única manera que podría disputar con el FpV es que toda la derecha se juntara.

aragon 2-¿Ve a Macri como Presidente?

-No me lo imagino, pero lo podemos expresar claramente con un (Carlos) Menem o un (Alvaro) Alsogaray, por ahí más joven. Lo cierto es que es la misma política, en contra de los intereses del conjunto del pueblo.

-¿Por qué la gente vota al PRO en la Ciudad?

-Los medios de comunicación que intermedian tienen a la perfección de algunos candidatos, y de Macri. Si cualquier kirchnerista hiciera lo que hace Macri, sería el peor de los corruptos; pero como es él, no. Hay un montón de empresas y amigos que funcionan en la Ciudad.

-¿En qué lo nota?

-Cuatro veces rompe la calle la misma empresa y todos lo pagamos. Eso no sale en ningún medio de comunicación. Permite el descontrol sobre todo lo que es público. Tenemos casi 600 pesos el acarreo, más la multa por estar mal estacionado. Y si no estás mal estacionado te fabrican un mal estacionamiento. Hay calles que no están señalizadas, como, por ejemplo, Solís entre Brasil y Garay. No hay ningún cartel que diga que no se puede estacionar. La idea es, precisamente, la recaudación de esas empresas.

-La gente está contenta con el Metrobús. ¿Qué opina?

-Es una senda exclusiva, y no está mal. Creo que nosotros nos equivocamos al dar la discusión en aquel momento, porque en vez de discutir el Metrobus tendríamos que haber discutido de qué manera se mejoraba la transitabilidad dentro de la Ciudad. Me parece una bestialidad la cantidad de plata que se gastó y que eso se pusiera como la gran obra pública.

-Usted, que viene de la villa, ¿cómo se soluciona ese tema? Hay casi 300 mil personas que viven en esos lugares.

-La lógica expulsiva hacia los que no tienen vivienda en la Ciudad, no es nueva. No le voy a echar la culpa a Macri. Lo que sí hizo el macrismo es no construir una vivienda. No hay una facilidad para que accedas al crédito de vivienda. El que vive en la villa, tiene vivienda propia; no la tiene legalmente, pero él sabe que la pagó, la construyó y la arregló. Lo que no hay es alguien que se encargue de legalizar esa situación. En Lugano, mi familia está desde 1950, y todavía tengo primos que viven en la Villa 20.

-¿Cómo considera la campaña del PRO?

-El PRO es marketing. Es gente muy capaz, que piensa bien lo que va a hacer; no es tonta, no pensemos que es un error. Ellos hacen esto para poder hacer lo otro. Si juntásemos todos los gastos de los shows musicales y adornos navideños, no podríamos resolver
el tema de las villas. El problema es cómo distribuimos la plata de diferentes maneras. El macrismo gasta muchísimo dinero en publicidad.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN 18 DE QUÉ.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?