Revista Qué

22 Nov 2015 | Balotaje

Vaticinan un triunfo ajustado

Cerrados los comicios, el candidato de Cambiemos se haría con la presidencia de la nación después del balotaje histórico contra el postulante del Frente para la Victoria, Daniel Scioli. A pesar que muchos boca de urna fueron desmentidos por los propios consultores, la diferencia entre ambos se reduce. Por ahora, son 6 puntos los que […]

Cerrados los comicios, el candidato de Cambiemos se haría con la presidencia de la nación después del balotaje histórico contra el postulante del Frente para la Victoria, Daniel Scioli. A pesar que muchos boca de urna fueron desmentidos por los propios consultores, la diferencia entre ambos se reduce. Por ahora, son 6 puntos los que los separan, y en el macrismo ya vislumbran un desenlace ajustado, pero en favor del jefe de Gobierno porteño. Mauricio Macri.

Macri dos

En una jornada electoral que se desarrolló con total normalidad, desde el bunker de Cambiemos ya se empiezan a ver la sonrisas de los militantes que no ocultan la alegría al enterarse de los primeros resultados.

Por su parte, desde el Frente para la Victoria, el hermetismo es absoluto y según se pudo desde el NH Bolivar, las caras son de “pocos amigos”. Scioli llegó al búnker, mientras que militantes se concentran en Plaza de Mayo.

En la provincia, los resultados en el conurbano serían determinantes, donde, según dijeron desde Cambiemos, los jefes comunales del Frente Renovador de Tigre (Julio Zamora), San Fernando (Luis Andreotti), San Miguel (Joaquín De la Torre) y de Malvinas Argentinas (Jesús Cariglino), habrían jugado para Mauricio Macri.

Con estos resultados, sería la primera vez que desde el que, desde que la Capital Federal es autónoma, un mismo partido político gobernará simultáneamente la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia y la Nación. Desde 1994, tras la Reforma de la Constitución Argentina, ninguno de los tres ejecutivos compartió color político, y mucho menos una fuerza específica.

Así, una nueva relación comenzará a partir del 10 de diciembre entre el estado nacional, provincial y el de la Capital. Ambos compartirán ideología, nombres y un mismo conductor.

“Obviamente, con el trípode solo no va a alcanzar. Un macrismo en el Gobierno debería negociar con los gobernadores para lograr pasar leyes en el Senado, y sumar muchos más diputados para poner la Cámara Baja a funcionar. En estos días, todos negocian con Sergio Massa, José Manuel de la Sota y otros actores provinciales los términos de un acuerdo de gobernabilidad. Pero el trípode unitario permite soñar con una coalición, por llamarla de alguna forma, indudablemente asimétrica”, afirmó el Licenciado y Doctor en Ciencia Política, Julio Burdman.

Compartir
?