Revista Qué

9 Oct 2015 | Marco Lavagna

“Macri ha hecho un poco de maquillaje en la Ciudad”

Primer candidato a diputado nacional del Frente Renovador en la Ciudad, cuestiona la falta de inclusión social del macrismo y resalta el valor diferencial de las propuestas. “En el otro lado hay mucho marketing”, dice.

A menos de un mes de la elección, Marco Lavagna se subió la vara personal y aspira a colocar cuatro diputados del Frente Renovador por la Ciudad y confía en que Sergio Massa quede en segundo lugar y pueda ganarle a Daniel Scioli en balotaje.

“Todas las encuestas coinciden en decir que el único que le puede ganar al oficialismo es Massa”, resalta en diálogo con Qué, al tiempo que subraya que la clave del crecimiento del espacio está en las “propuestas específicas” para las diferentes problemáticas.

Crítico de la gestión de Macri, reconoce falencias en el área de vivienda y subraya que esta contienda es el primer paso para que el Frente Renovador pueda competir con chances por la Jefatura de gobierno en 2019.

 

-¿Cuál es el análisis que hace de la campaña?

-A nivel nacional, venimos en un proceso de crecimiento fuerte después de las PASO cuando quedó comprobado que el Frente Renovador no estaba muerto. El resultado nos permitió sacarnos esa mochila que teníamos. Hay un estancamiento y leve caída del oficialismo, y un PRO que sufrió un deterioro fuerte a partir de hechos como el caso Niembro. Y en la Ciudad tuvimos un muy buen resultado que nos alienta a sumar esfuerzos.

 

De hecho, hubo un crecimiento exponencial entre la elección local y la nacional ¿cómo se explica?

-Son elecciones muy distintas. Hay que tener en cuenta que el espacio Frente Renovador nace en la Ciudad hace muy poco, con lo cual no se tuvo mucho tiempo de construcción, y la definición del candidato se hizo casi al cierre de las listas. Creo que Guillermo Nielsen era el más calificado, con menos nivel de conocimiento, pero faltó tiempo de construcción.

Lo bueno que dejó es que pudimos hacer pie en la Ciudad, trabajar con grupos a partir de los cuales nos apoyamos para la campaña nacional y eso nos permitió construir más rápido, con otro nivel de territorialidad, y se terminó de ver en el resultado que tuvimos en las PASO de agosto.

mARCO LAVAGNA.REVISTAQUE

Se ha tendido a relacionar que el Frente Renovador captó votos de ECO…

-No sé si hay una relación directa. Lousteau tuvo un voto más del sector independiente, y nosotros lo que hicimos en agosto es captar eso. Captamos gran parte de ese voto que no quiere un oficialismo, que tiene un desencanto con el PRO y al subir nosotros como una alternativa logró una atracción. Esa mochila de que no estábamos en juego para algunos, no nos permitió tener un crecimiento más grande en las PASO. Creo que ahora lo vamos a revertir.

-¿Cómo? Hay distintos sectores a los que interpelar…

-A cada uno de los sectores fuimos con las propuestas específicas para la problemática particular del lugar. Las preocupaciones que hay en el Sur no tienen nada que ver con las del Norte. En el Sur hay falta de vivienda, crecimiento de la pobreza, está arraigado el tema del narcotráfico y existe falta de trabajo serio. En el Norte, hay muchos jubilados interesados en la propuesta del 82% móvil, y clase media trabajadora a la que le impacta el impuesto a las Ganancias.

Y la inseguridad que, si se quiere, es un vaso comunicante en todo el país. Es uno de los ejes centrales, que hay que atacar, y creo que Massa es el único que se puso a hablar en serio sobre la cuestión porque es un tema a arreglar desde el día 1 en el poder.

 

-¿Cuál cree que es la clave del crecimiento nacional?

-Fuimos construyendo en la misma lógica que veníamos haciéndolo: con propuestas, recorridas y dando respuestas a temas concretos que vemos que hay que solucionar y creo que eso terminó de generar el resultado de las PASO. En el otro lado, hay frases muy lindas, mucho marketing, pero sustancia, muy poco. Y creo que la gente empezó a apreciar la solvencia, el detalle de las propuestas.

Somos un partido político que llevamos respuestas a temas concretos, y hasta con temas que nadie se atreve a tocar. Ese es el camino que nos ha dado un buen resultado. En el resto, hay una pelea entre ellos (Macri y Scioli) de la que no saben cómo terminar de salir.

 

-¿Por qué cree que Massa puede entrar a disputar un balotaje?

-Estamos en un escenario casi de paridad con Macri. Creemos que en estos días podemos llegar a alcanzar el segundo lugar, y eso nos va a permitir restarle votos al oficialismo y a ese votante independiente cercano al kirchnerismo, de modo tal de evitar que haya un triunfo en primera vuelta y, en definitiva, una segunda vuelta con nosotros, que implicaría que el oficialismo pierda. Todas las encuestas coinciden en decir que el único que le puede ganar el balotaje al oficialismo es Massa. Para eso tenemos que seguir haciendo esfuerzos.

 

-En lo personal, ¿se puso un objetivo para la elección?

-El objetivo es ahora tener más presencia en la Ciudad para tener un buen resultado en octubre. Tenemos posibilidad de meter un tercer diputado. Con los números que obtuvimos tenemos dos diputados casi asegurados, un tercer diputado es muy posible, y por eso ahora el objetivo es ir a buscar el cuarto. Es más difícil, hay que trabajar para eso.

-¿Qué cuestiona de la gestión del PRO?

-Hay cuestiones positivas y otras no. Hay falencias grandes en todo lo que tiene ver con vivienda. Creo que se ha hecho un poco de maquillaje y no se ha avanzado con seriedad en la inclusión social; sistemáticamente se subejecutan todas las partidas. Se han creado nueve villas desde que asumió Macri, creció un 50% la población en villas, y el 10% de la población vive en asentamientos o barrios carenciados.

Adicionalmente, ha crecido el narcotráfico por encima de la media nacional en lo que es consumo, y hay una falta de presencia del Estado muy grande. El Metrobus ha dado resultado, pero es una solución transitoria, no es abarcar el problema de transporte integralmente. Se debe ampliar la red de subtes, para lo que estaba previsto 10 kilómetros por año y se hicieron poco más de cinco en ocho años.

 

marco lavagna revista que 2-¿Y cuáles son las positivas?

-Se avanzó en soluciones concretas como los pasos a nivel, que han traído alguna descompresión al tránsito. La realización de trámites ahora es mucho más rápida, y es un dato positivo cómo se manejó la cuestión hídrica. Las licitaciones de esas obras las hizo Aníbal Ibarra, el préstamo lo toma él, Telerman hace la Unidad Ejecutora, la virtud que tuvo el PRO es la de continuar ese trabajo. En general, viene uno nuevo y se borra lo anterior y esto se tomó como política de Estado. Hay cosas para rescatar, otras que se deben corregir y otras que requieren una voluntad importante.

 

-¿Va ser candidato a Jefe de gobierno en 2019?

-En realidad es algo que se verá llegado el momento. Lo cierto es que éste es el primer paso de la instalación del Frente Renovador en la Ciudad. En dos años hay elecciones legislativas y pensamos discutir con otras expectativas; dos años después son las elecciones para

Jefe de gobierno en las que obviamente proyectamos participar. Puedo ser yo o alguien del espacio para la idea es consolidar al Frente Renovador en el distrito.

 

 

Polémica y ruptura

¿Generó controversias la salida del Partido Renovador que se fue para el sciolismo?

-En realidad no fue el partido, sino un grupo de dirigentes. Hubo mucha polémica que no fue tal, porque no nos afectó. No tuvimos contacto con ese grupo de dirigentes al comenzar la campaña y de ninguna manera, con su salida, nos quedamos rengos ni mucho menos. No se afectó ni la territorialidad, ni el despliegue que tiene el Frente Renovador en la Ciudad. Se fue un solo grupo y aunque se hubiera ido un partido, tampoco hubiera habido problemas porque hay otros cuatro partidos que integran el espacio y que trabajan en la campaña.

 

 

“En la Ciudad todavía no se consolidó una tercera posición”

-¿Dónde cree que radica la fuerza del PRO?

-Creo que tiene que ver con algunos cambios de gestión. Y creo que todavía no se ha terminado de consolidar una tercera posición en la Ciudad de Buenos Aires.

Está el PRO y el oficialismo nacional, y se termina en el kirchnerismo o en el antikirchnerismo. Y a las terceras posiciones, como pudo haber sido la de Lousteau para jefe de gobierno, o la nuestra ahora, les falta aún hacer pie.

La elección de Lousteau más la que podamos hacer nosotros puede dar idea de que las terceras fuerzas son posibles, viables. Hay mucho público en la Ciudad que no se siente cómodo votando al macrismo, menos alkirchnerismo, y ahí está el germen para una tercera fuerza. Con construcción y propuestas concretas mucha gente puede inclinarse por una tercera opción y eso quedó demostrado.

 

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 52

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?