Revista Qué

28 Abr 2016 | Juego

Cierran los bingos

La decisión ya está tomada. Mañana no se realizará ninguna gestión para prorrogar las concesiones a los cinco bingos que operan en la Ciudad, por lo que solamente quedarán las maquinas tragamonedas y el Casino del cual es socio el empresario patagónico Cristóbal López. Según pudo saber RevistaQué.com de calificadas fuentes gubernamentales, tanto el presidente […]

La decisión ya está tomada. Mañana no se realizará ninguna gestión para prorrogar las concesiones a los cinco bingos que operan en la Ciudad, por lo que solamente quedarán las maquinas tragamonedas y el Casino del cual es socio el empresario patagónico Cristóbal López.

Según pudo saber RevistaQué.com de calificadas fuentes gubernamentales, tanto el presidente Mauricio Macri, como el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, tomaron la decisión de que no habría chances de una renovación y de vaciar a la Ciudad de la mayor cantidad de empresas del juego.

belgrano bingos

Por otra parte, los empresarios de estos cinco bingos deberán afrontar ahora el problema de los sueldos e indemnización producto de los 500 despidos, motivo por el cual mañana habrá varias reuniones en el ministerio de Trabajo de la Nación y en la subsecretaria de Trabajo porteña.

En la Ciudad los bingos son manejados por empresario Nazareno Lacquaniti (Congreso, Flores, Belgrano y peatonal Lavalle) y Norberto Vicente (Caballito).  En 2011, Lotería Nacional, por ese entonces manejada por Roberto López, en sintonía con los intereses de Cristóbal, permitió a los bingueros no pagar el canon correspondiente, para poder afrontar los sueldos de sus empleados. Y la discusión por las máquinas quedó congelada.

El tiempo pasó y la situación irregular se mantuvo hasta que Lotería decidió, por la presión mediática, exigir el pago del canon adeudado, medida que colocó a las salas en situación de crisis total.

El año pasado, con el kirchnerismo en el poder, se llamó a licitación de las cinco salas. La sospecha concreta era que detrás de los oferentes -sobre todo del grupo Liberman- estaba el propio Cristóbal López, que buscaba quedarse con las mismas para colocar máquinas en 2016 si ganaba Daniel Scioli.

Pero esa licitación fue frenada por el Instituto de Juegos de la Ciudad de Buenos Aires y denunciada ante la Justicia. Así, el año pasado, la jueza en lo laboral Stella Maris Vulcano hizo lugar a una presentación del gremio, para preservar las fuentes de trabajo y mantener su apertura hasta tanto se resuelva el conflicto entre Nación y Ciudad.

Operadores de Liberman se reunieron durante las últimas semanas con el abogado Fabián Rodríguez Simón, el ejecutor de la estrategia de Macri para el juego porteño. Intentaron convencer a “Pepín” de que había que buscar una alternativa. Pero la decisión de ir contra el Juego ya estaba tomada.

Ahora, con el tablero político pintado de amarillo, el conflicto no existe más. Así, en la audiencia para el 29 de este mes no habría motivo para cautelares, y las salas dejarán de existir.

Compartir
?