Revista Qué

14 Ene 2015 | Ciudad

$400 millones para auditar servicio de higiene

El gasto fue aprobado por decreto y beneficia a media docena de empresas. Paradójicamente, el macrismo elige a empresas privadas para controlar a otras empresas privadas, cuando debería hacerlo el Estado.

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, aprobó por decreto la contratación de un servicio de auditoría y control de calidad para higiene urbana por $ 433.833.127,64.

“Apruébase la licitación pública de etapa única N° 1324/SIGAF/2014, realizada por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público. Adjudícase la contratación del servicio de Auditoría y Control Integral de la Calidad del Servicio Público de Higiene Urbana en la Ciudad a las firmas Ingeniería y Asistencia Técnica Argentina S.A. de servicios profesionales la zona 1, por $63.274.684,32”, señala el Boletín Oficial de este miércoles.

El mismo escrito detalla que la empresa adjudicada para la zona 2 es Tel 3 S.A. por $71.033.124,00; la zona 3 a Wia Consulting S.R.L. por $ 80.734.891,20; la zona 4 para Cooprogetti Societa Cooperativa Sucursal Argentina por $50.495.491,20; la zona 5 a Hytsa Estudios y Proyectos S.A por $40.655.995,00; la zona 6 para SMS Audit S.R.L. por $66.961.209,60; Latinoconsult S.A. la zona 7 por $60.677.732,32. La suma total para el servicio citado asciende a $ 433.833.127,64.

basura_baires_cas_cb_070113_1_83415-e1362103826772

Según un informe de La Fábrica Porteña, de noviembre del año pasado, publicó que el Gobierno de Mauricio Macri elige empresas privadas para controlar otras empresas privadas que deben prestar ni más ni menos que el Servicio Público de Higiene Urbana (SPHU). La licitación del SPHU, es el contrato más importante de la Ciudad con un costo para los porteños de $29.650 millones.

Lo llamativo es que la propia Constitución de la Ciudad prevé en sus artículos 138 y 139 el funcionamiento del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos (ERSP), órgano independiente y autárquico que funciona en el ámbito del Poder Ejecutivo y cuya función es ejercer el control, seguimiento y resguardo de la calidad de los servicios públicos para la defensa y protección de los derechos de sus usuarios y consumidores; el cual está constituido por un directorio designado por la Legislatura, garantizando la pluralidad de la representación parlamentaria.

Las principales funciones de control que el pliego asigna a las empresas privadas son:
auditoría de la correcta prestación del servicio público de higiene urbana, controlar la calidad del servicio mediante la aplicación de índices, controlar el cumplimiento de los compromisos cuantitativos contractuales de los contratistas referentes a los recursos y frecuencias, elaborar informes periódicos sobre los resultados de las auditorias y los controles de calidad, de los índices aplicados, análisis de las deficiencias detectadas, y en su caso, de propuestas para solucionarlas.

Estas funciones se superponen en su totalidad con las funciones del ERSP, que en la actualidad fiscaliza, controla y establece estándares de calidad del servicio, sancionando por incumplimientos a las empresas prestadoras. Garantizando siempre la defensa de los vecinos, como consumidores y usuarios del servicio.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?