Revista Qué

4 Nov 2014 | Presupuesto 2015

Más de lo mismo

La proyección de gastos y recursos para el año que viene no está exenta de polémicas. Defendido por Grindetti con uñas y dientes, el Presupuesto 2015 tiene huecos e interrogantes que aún no fueron develados.

La proyección de gastos y recursos para el año que viene no está exenta de polémicas. Defendido por Grindetti con uñas y dientes, el Presupuesto 2015 tiene huecos e interrogantes que aún no fueron develados. Exhibe, por ejemplo, menos dinero para áreas medulares y números que no les cierran a muchos de los legisladores porteños.

MAS DE LO MISMO PRESUPUESTO2015

El proyecto que se encuentra en evaluación en la Legislatura estipula un gasto total de más de 85.000 millones de pesos un 33 por ciento más respecto de los 59.500 millones de pesos fijados hace un año.

Según los cálculos del ministerio de Hacienda, la inflación será del 28 por ciento y el tipo de cambio sería de 12,5 pesos para 2015. Para la elaboración de los números estimados se basó en las estadísticas y mediciones del Indice de Precios de la Ciudad (IPC) desestimando los números oficiales del Indec.

También se calcula que la Ciudad recaudará más de 83.000 millones de pesos y que los gastos corrientes ascenderán a 71.482 millones (27,3 por ciento más que en el

ejercicio previo).

El Plan de Obras para 2015 presenta un incremento de 1.180 millones de pesos respecto de 2014, lo que representa un 9,7 por ciento más.

Asimismo, Macri mantendrá sus poderes para reasignar partidas por un monto del 5% del total del Presupuesto.

Los puntos más álgidos del Presupuesto son las bajas en la inversión para lo que es Vivienda, Educación y Salud.

Grindetti se defiende sosteniendo que en números reales hay una mayor inversión, incluso en una cantidad más alta que la inflación.

No obstante, como muestran los gráficos de esta nota, cuando se analiza porcentualmente cada área, hay bajas notables.

El legislador de Bien Común, Gustavo Vera, cree que “están distribuyendo mal el Presupuesto; hay una reducción porcentual en Salud, Educación, construcción de viviendas sociales y hay un aumento descarado en publicidad en un año electoral”. La oposición denuncia que la pauta aumentó de 311 a 706 millones de pesos.

Otra crítica que se escucha en los pasillos legislativos es la estimación del dólar, a 12,50 pesos.

“Quedó claro que el Presupuesto está inflado y que probablemente les sobren recursos si no se produce la devaluación que ellos calculan”, dijo la titular del bloque del FpV, Gabriela Alegre.

Figura, además, el contrasentido de proyectar una inflación del orden del 28% y una pauta salarial del 25%. Para el legislador Vera, con este panorama “estamos en presencia de una nueva ampliación presupuestaria o endeudamiento”, en el transcurso del próximo año.

Impuestos

Del análisis del Presupuesto del gobierno porteño se estima un importante incremento para dos impuestos claves que afectan el bolsillo de todos los contribuyentes: la boleta del ABL (Barrido, Alumbrado y Limpieza) que trepará hasta el 30 por ciento y las patentes, que tendrán una suba de hasta el 50 por ciento. Lo novedoso es que para los incrementos, el Ejecutivo de la Ciudad dispuso topes, una medida que hasta el momento no se había incorporado.

Además, para sumar mayor carga tributaria a los que menos tienen, se elimina la excención a los automóviles de mayor antigüedad.

Para Grindetti, no se trata de un aumento sino de una “indexación” basada en una mayor inflación, y el aumento de todos los bienes comunes y de consumo.

Montos coparticipables

De los recursos coparticipables que la Ciudad recibirá de Nación, se estima que el mayor porcentaje de fondos se destinará a cubrir el déficit habitacional. El resto se distribuirá entre programas de trabajo, salario docente, obras viales y programas de salud.

De los $ 17.808 millones que Nación distribuirá para obra pública habitacional, la Ciudad de Buenos Aires recibirá unos

$ 3.401 millones, que representa un 19% del Presupuesto total y unos $ 1.327 millones más de lo que recibió en 2014. Los porcentajes devienen del análisis realizado por el ministerio de Planificación Federal, y se aplican a programas como Techo Digno, Acciones para el mejoramiento Habitacional e Infraestructura Básica, así como también para la Urbanización de Villas y Asentamientos, para los que el jefe de gobierno, Mauricio Macri, recibirá de Nación unos $ 276 millones.

En relación a los programas que se desarrollan desde el ministerio de Educación, Trabajo, Salud y Desarrollo Social, la Ciudad recibirá unos $ 32 millones para invertir en Infraestructura y Equipamiento Escolar; $ 400 millones para compensación de salarios; $ 179 millones para Acciones de Empleo, unos $ 80 millones para Atención a la Madre y el Niño y $ 766 millones para Seguridad Alimentaria.

Respecto de los montos coparticipables es notable la diferencia que existe entre lo que la Ciudad aporta, un 25% de la masa de recursos, y lo que recibe de parte de Nación, 1,9%, lo cual implica casi un 9% del Presupuesto porteño.

Grindetti manifestó que la Ciudad puede sustentarse “con el esfuerzo de recursos propios”. Según lo estipula el Presupuesto, el pago de los impuestos implica ingresos por más del 93%, lo que cubrirá los gastos originados.

Deuda Pública

A pesar de que no se prevén nuevos endeudamientos, la situación económica de la Ciudad es compleja. Durante el encuentro con legisladores, Grindettri defendió los niveles de endeudamiento y utilizó una llamativa metáfora.

Ante el planteo recurrente, el funcionario justificó la deuda que posee la administración Pro por más de 2 mil millones de dólares diciendo que se “endeudan para hacer obras”.

Asimismo, señaló una curiosa comparación, “uno no se puede hacer una casa con el sueldo, tiene que endeudarse”, y continuó: “Es más difícil cuando uno se va de vacaciones” y se endeuda por eso. Curioso el concepto del Ministro para justificar una deuda generada enteramente durante el gobierno del Pro, ya que sus antecesores, Aníbal Ibarra y Jorge Telerman, no poseían deuda pública.

Para marzo próximo el gobierno deberá afrontar el pago de 475 millones de dólares correspondiente al primer plazo.

Una perlita, en la planilla anexa N°42 del Presupuesto en lo que se refiere a los Bonos Serie 8 se puede observar que el vencimiento es en 2017, cuando en realidad el gobierno deberá hacerse cargo del pago en marzo próximo. Salvo que ya hayan proyectado una refinanciación, algo que es desestimado aun por fuentes del ministerio de Hacienda.

El legislador y ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra adelantó que el mes de abril “puede llegar a ser escandaloso porque no prevén cómo pagar los 475 millones de dólares”.

Un presupuesto Pro

Los números armados por la administración macrista dan cuenta de la impronta en gestión. Gastos en cuestiones de visual, mejoras dibujadas en lo que hace a espacio público.

No obstante, se siente la baja en áreas sensibles, siendo Seguridad el único ministerio que tiene mayores recursos proyectados para 2015.

La deuda pública es otra preocupación, sobre todo para quienes pretenden suceder al Jefe de gobierno, es evidente que el plazo de vencimiento sobrepasa diciembre de 2015

Teniendo en cuenta que es un año electoral, y que Macri es candidato a presidente, las tareas que emprenderá su gestión se parece más a una “cáscara” que a acciones que cambien la vida de los porteños.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?