Revista Qué

1 Jun 2017 | transporte

Metrobús: deberán estudiar su impacto ambiental

La justicia porteña hizo lugar al amparo colectivo interpuesto por un grupo de vecinos en el que se cuestiona los efectos en la calidad de vida de los habitantes del barrio Liniers Norte, no contemplados en el corredor de Buses de Tránsito Rápido de la avenida Juan B. Justo. En la resolución se destaca que […]

La justicia porteña hizo lugar al amparo colectivo interpuesto por un grupo de vecinos en el que se cuestiona los efectos en la calidad de vida de los habitantes del barrio Liniers Norte, no contemplados en el corredor de Buses de Tránsito Rápido de la avenida Juan B. Justo. En la resolución se destaca que al evaluarse la obra se omitió toda consideración sobre el final del recorrido de los colectivos y la terminal de las empresas en el bajo autopista.

El juez Víctor Trionfetti, titular del juzgado N° 15 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, resolvió “hacer lugar a la acción de amparo colectivo” interpuesta contra el Gobierno de la Ciudad por vecinos del barrio de Liniers Norte, con el objeto que se declare de “impacto ambiental de relevante efecto” el área de cabecera oeste y final del recorrido del metrobús de la avenida Juan B. Justo.

Trionfetti sentenció que “corresponde condenar al GCBA a que realice el procedimiento técnico de Evaluación de Impacto Ambiental sobre el barrio de Liniers Norte” Según lo dispuesto, “la conclusión es irrefutable: la zona que constituye el eje del reclamo de los coactores, definida por las manzanas y calles relativas a la salida y egreso del Metrobus, desde y hacia la Estación Liniers (cabecera de abordaje Oeste del sistema Metrobus) no fue objeto de ningún estudio de impacto ambiental. Esa omisión colisiona con el marco normativo aplicable”, expresó Trionfetti.

Compartir
?