Revista Qué

10 Dic 2014 | Policía Metropolitana

Mucha plata y… ¿baja eficiencia?

La fuerza creada por Macri tiene casi 2 mil millones por año. Son 4.900 efectivos con un salario promedio de 20.000 pesos y apenas tres comisarías. Con menos plata, otras fuerzas tienen más uniformados y mayor despliegue territorial. ¿Hay fallas o es cuestión de tiempo?

La Policía Metropolitana es, probablemente, la mejor paga del país. Es, también, la que tiene menos personal y un índice de delitos que va en aumento.

Este año, la fuerza tiene presupuestados 1.773 millones, para tan sólo 4.900 efectivos y 500 administrativos. El sueldo promedio general es de 20.905 pesos; dinero envidiable para cualquier profesional formado con un grado de maestría.

metropolitana2Quien maneja este millonario presupuesto es Guillermo Montenegro. Desde 2008, año en que Mauricio Macri creó la Policía Metropolitana, el Ministro fue el encargado de implementar un plan para la nueva fuerza, que entró en funciones dos años más tarde.

Macri eligió a un hombre avezado en la materia. Montenegro ocupó cargos de fiscal y juez, en ambos desempeñándose en la instancia Criminal y Correccional. De hecho, como ex jugador y entrenador de rugby, llevó a la Metropolitana a competir contra presos de las cárceles bonaerenses.

El aumento más fuerte de los uniformados porteños llegó en mayo. El gobierno de Macri anunció un incremento para la Metropolitana, dividido en dos cuotas de 13 por ciento, a cobrarse a partir de agosto. Sobre el total percibido, el porcentaje ronda el 30 por ciento.

Sin los aumentos dispuestos, un oficial recién salido del Instituto Superior de Seguridad Pública cobraba, hasta el momento, 10 mil pesos; y el sueldo promedio en la fuerza era de 18.500 pesos. Ahora, el escalafón más bajo percibe 13 mil pesos, mientras que el promedio gene-ral es de 20.905 pesos; el 75 por ciento del sueldo de un juez de Cámara.

La Metropolitana en comparación con la Bonaerense, que tiene 47.000 uniformados en las calles y un sueldo inicial de 10.000 pesos. Es decir, prácticamente la mitad de lo que percibe un agente de la Metropolitana que recién egresa del ISSP.

La diferencia en los presupuestos también es llamativa si se tiene en cuenta el volumen de efectivos que se desempeña en las calles. El ministerio de Seguridad provincial destinó, este año, $ 14.112 millones para policía y personal administrativo: sólo 8 veces más que lo presupuestado para la Metropolitana, con 41.100 efectivos más.

El caso que, tal vez, mejor explica la diferencia tanto en cantidad de efectivos como en sueldos es el de la provincia de Córdoba. Los uniformados que recién empiezan o tienen un año de experiencia cobran 11.832 pesos, sobre un total de 21.553 agentes, y un presupuesto de 4.214 millones, incluidos los 4.100 cargos de personal penitenciario.

Córdoba tiene apenas 500 habitantes más que la Ciudad de Buenos Aires; sin embargo, la cantidad de efectivos es casi cuatro veces superior a la de la Metropolitana. Siguiendo la misma lógica, para cubrir todo el territorio porteño, el gobierno debería contar con 16.000 oficiales.

La policía de Macri tiene la facultad de actuar en siete de las quince comunas de la Ciudad, pero sólo en la 4, en la 12 y en la 15 tiene comisarías. También cuenta con un destacamento en la zona de Constitu-ción, aunque, según las estadísticas de las asambleas vecinales, es una de las zonas más críticas del territorio porteño, con casi 2.000 reportes de delitos entre noviembre de 2013 y mayo de este año.

“Es una fuerza que está bien, que necesita un tiempo para reacomodarse. Para cubrir todo el territorio de la Ciudad se necesitan 20 mil oficiales. Se requiere del traspaso de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad”, dijo el ex jefe de la Metropolitana, Eugenio Burzaco.

Respecto de los sueldos de los oficiales de la policía macrista, Burzaco señaló que “es un aspecto muy importante, que los oficiales cobren bien; se les dio un salario más digno para que pudieran desempeñarse de forma adecuada”.

La suba acumulada en el presupuesto de la Metropolitana, en los últimos dos años, es importante. En 2009, era de 73.862.080 de pesos, mientras que en 2014 llegó a 1.773.184.832. Este salto cuantitativo significa más del 16 por ciento en tan sólo cinco años, y 15 veces superior a la partida que el gobierno de Santa Fe destina a servicios policiales para este año. Para 2015, se prevén 4.024 millones.

En esos cinco años, la fuerza mostró su otro costado. Estuvo envuelta en escándalos como consecuencia de represiones que dejaron varios heridos. Al respecto, Pablo Bergel, diputado de Bien Común, comentó que a la Policía Metropolitana “la conozco reprimiendo, por represora. Tuvo tres intervenciones violentas: Parque Indoamericano, villa Papa Francisco y el Hospital Borda, donde balearon a periodistas, internos, médicos y legisladores”.

“Por suerte, no hubo muertos, pero sí varios heridos. Destruyeron un taller del hospital, que era para que los internos pudieran hacer actividades. Conozco a la fuerza, básicamente, por sus actividades desmedidas y sin sentido; clarísimo en el caso del Borda”, destacó el ex diputado de UNEN.

PARA VER LA NOTA COMPLETA CONSULTAR REVISTA QUÉ N° 9

 

Compartir
?