Revista Qué

16 Feb 2016 | Conformación

Muñoz asume área de inquilinos en la Defensoría

El ex legislador porteño del Frente para la Victoria, que se ha concentrado en la problemática de los abusos de alquileres, fue nombrado al frente de una Oficina especial. Su creación fue una de sus luchas en 2015.

El ex legislador porteño del Frente para la Victoria Fernando Muñoz asumirá al frente un área de la Defensoría del Pueblo especializada en la problemáticas de los inquilinos de la Ciudad, en medio de las crecientes denuncias de entidades contra la suba de cerca de un 40% en las últimas semanas.

La Defensoría del Pueblo realizó el anuncio en las últimas horas con la creación de una Defensoría del Inquilino, que prestará asesoramiento legal, brindará la posibilidad de acceder al sistema de mediaciones, elaborará campañas de difusión de derechos y presentará propuestas y proyectos de políticas públicas acordes a la importancia de este sector.

muñoz fernando

Muñoz, que cuenta con una amplia trayectoria y experiencia en la materia y tiene lazos con la organización Inquilinos Agrupados de la Capital, batalló durante 2015 para que la Legislatura Porteña apruebe por ley la creación de una Oficina de atención dentro del organismo conducido hoy por el kirchnerista Alejandro Amor.

En efecto, en mayo del año pasado, Muñoz e Inquilinos Agrupados –que integra el Frente Nacional de Inquilinos– presentaron ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y la Comisión de Vivienda de la Legislatura más de 2500 firmas para la creación un área específica.

Según se informó, la creación de está área surge a partir de la necesidad “de brindar herramientas que contribuyan a construir una relación justa y equitativa entre inquilinos, dueños e inmobiliarias, con el objetivo de asegurar de manera progresiva el ejercicio de un derecho básico y fundamental como es el acceso a la vivienda”.

En sintonía con reclamos realizados por Muñoz –cuyo mandato venció en diciembre–, uno de los principales ejes a trabajar es el cobro ilegal de comisiones. Si bien la Ley 2.340 establece un tope de comisión inmobiliaria de 4,15% del valor total del contrato (un mes de alquiler), la normativa es incumplida por la mayoría de las inmobiliarias porteñas.

Existen, además, otros abusos: los inquilinos deben presentar en forma excluyente una garantía de familiar directo de la Ciudad de Buenos Aires, pagar los impuestos que gravan la propiedad, las expensas extraordinarias y a hacerse cargo de mantener y reparar la vivienda. Pasados los dos años, los inquilinos que renuevan el vínculo deben afrontar el mismo gasto que cuando ingresaron por primera vez.

En 2015, Muñoz mantuvo un conflicto con el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios (CUCICBA), el organismo que aglutina a las inmobiliarias porteñas, que lo llevó a recurrir la Justicia. Entre otros motivos acusó al ente de ocultar sus controles en relación a las comisiones sobrevaluadas de inmobiliarias.

Compartir
?