Revista Qué

8 Ago 2017 | José Antonio Romero Feris

“No busco servirme de la política”

El candidato a diputado nacional por Acción Ciudadana es el histórico dirigente José Antonio Romero Feris, exgobernador de Corrientes y senador nacional por tres períodos, dialogó con Qué para contar sus propuestas de cara a las PASO. En una extensa entrevista con RevistaQué, Romero Feris candidato a diputado nacional por Acción Ciudadana, habló sobre su […]

El candidato a diputado nacional por Acción Ciudadana es el histórico dirigente José Antonio Romero Feris, exgobernador de Corrientes y senador nacional por tres períodos, dialogó con Qué para contar sus propuestas de cara a las PASO.

En una extensa entrevista con RevistaQué, Romero Feris candidato a diputado nacional por Acción Ciudadana, habló sobre su trayectoria política, sus propuestas de cara a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

-¿Por qué se postuló como candidato a diputado nacional por la Ciudad?

-He tenido una larga trayectoria política, fui gobernador a los 40 años, fui diputado y senador por muchos años, y en este momento he tomado la decisión de ser candidato a diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires, porque creo que hay cosas que no me dejan conforme en la política. Me preocupa la suerte del país, parecemos que estamos peleados todos. Soy un celoso y tremendo opositor, y partidario para desterrar la corrupción.

No comparto los que dicen ‘roba pero hace’, soy un enorme defensor de la transparencia, la honestidad, de la claridad de pensamiento, y por sobre todas las cosas, creo que los políticos estamos acreditados ante la opinión pública y tenemos que cumplir con dos aspectos que son de enorme transcendencia, la coherencia, es decir, no cambiar a cada rato de opinión, hoy estar con uno, mañana con otro, y además la transparencia, la honestidad, en ese aspecto con 50 años de vida política puedo decir con enorme tranquilidad lo que he hecho en mi vida, con errores y con aciertos, con humildad para reconocer que cometo errores, pero con profunda convicción, ese es el motivo por el cual uno aprende constantemente, y uno tiene que estudiar los temas, si es legislador con más razón ir a la sesiones, trabajar en comisión, presentar proyectos, analizarlos, estudiar los temas.

Hay políticos que van más a los medios a mostrarse y no van a cumplir con el mandato que le da la ciudadanía, porque los legisladores somos simples mandatarios de la gente que nos elige.

-¿Cuáles son las principales propuestas de Acción Ciudadana?

-Te voy a decir tres aspectos fundamentales, que quiero plantear hace bastante tiempo. Primero, la reforma política, es un retroceso que sigamos votando con el papel cuando teníamos la boleta electrónica, además considero que cualquiera sea el poder ejecutivo que esté a cargo, no puede seguir manejando el proceso electoral el poder ejecutivo. Se presta a que haya suspicacia, que haya falta de credibilidad, a que hablemos de fraude, que veamos que llegaron tarde los cómputos. Creo que la Cámara Nacional Electoral es la que debe producir el manejo de los procesos electorales, y en ese aspecto, quiero una reforma electoral profunda. Eso en cuanto a la reforma política, que mucho más que eso. En ese aspecto tenemos que ser serios, tenemos que hacer una reformulación general, los partidos políticos tenemos que ayornarnos y ser democráticos, porque a veces los partidos políticos llegamos a dedo a los candidatos, debemos tener tolerancia cero a la corrupción porque genera una descomposición institucional que luego se hace carne en la sociedad y trasciende nuestras fronteras. Esa es una de las reformas

La otra reforma es la reforma previsional, cuando tuve el honor de gobernar mi provincia (Corrientes), una de las primeras medidas que tomé fue otorgar el 82% móvil automático a los jubilados y pensionados. Tengo la convicción de que tenemos que producir el cambio, cuando en la Ciudad de Buenos Aires existen un millón de jubilados. Estoy preocupadísimo por este tema y si llego a ser electo, el primer proyecto que voy a presentar, con el asesoramiento de gente que sepa mucho del tema, es esta reforma.

También hay cuestiones fundamentales como la vivienda, los medicamentos, el tema del esparcimiento para el sector pasivo cuyos ingresos en muchos casos fueron llevados por delante.

También, creo que el gran gasto público lo está produciendo la política, en el 94 fui constituyente, y me opuse a que hubiera un tercer senador por provincia, porque le cuesta mucha plata al país y desvirtúa en alguna medida la esencia del senado, porque ellos son los representantes de las provincias y los diputados son los representantes del pueblo, tenemos que tratar de que se disminuya el gasto público, y cumplir con la gente que está ganando mucho menos de lo que necesita para vivir con dignidad.

El otro tema es que hay un gasto público en esta gestión porque hay 23 ministerios y más de 200 secretarias, hay que reducirlos, el gasto que la política produce tenemos que reducirlo, eso tiene que ser una función indelegable.

El tema de la seguridad también  es un tema indelegable del Estado, la acción preventiva, yo creo que en eso no se ha obtenido los resultados que pretendemos hasta este momento.

El tema de las expensas, que tiene responsabilidad el gremio y los administradores, no los encargados de edificios que ganas 15 mil pesos. Hay más de 70 mil personas en la Ciudad de Buenos Aires que no pueden cumplir y están en mora con el tema de las expensas, sobre todo en los sectores pasivos, de las personas de la tercera edad que le inician juicios, y una serie de cuestiones  que en lo social están ocasionando mucho prejuicio.

Yo me voy a abocar a todos estos temas, a la ley de los medicamentos, que aumentan en forma desmesurada y creo que a veces se les escapa, sobre todo a las personas de la tercera edad que los necesitan en gran medida.

La otra gran reforma que queremos producir es una reforma en el sistema tributario. Hay una presión tributaria impresionante que sin lugar a duda preocupa a todos. Hay que buscar soluciones de fondo para la gente, con un Estado que no sea empresario ni que sea inexistente, un estado que cumpla el rol de ser, el árbitro, un estado inductor, promotor del bienestar general, promotor de la riqueza, y que regule la relaciones entre los sectores privados y los públicos.

Una lucha que también hay que plantear a fondo es la lucha contra la drogadicción, mi compromiso social es de esbozar una política pública permanente, proponiendo un profundo compromiso. Creo que tendríamos que firmar un plan de emergencia nacional entre todas las fuerzas políticas y sociales para considerar el problema de las drogas y las drogas dependencia.

-¿Qué le diría al electorado para que apoye sus propuestas?

-Los ciudadanos de la Ciudad nos apoyarán entendiendo que vamos por la defensa de derechos concretos en su calidad ciudadana y ayudarán nuestras experiencias para completarlos. Creo que tenemos que tener tolerancia, tenemos que trabajar con sentido constructivo. Creo que nadie tiene ganas de que le vaya mal al otro, a veces hay cosas que se dicen exageradamente y enfrentamientos profundos que no tienen sentido.

Es necesario, como conclusión, repensar la Argentina del futuro emprendiendo un nuevo camino que nos reencuentre con nuestros valores, y de la constitución nacional que supimos dar, el respeto a sus instituciones y la libertad de los ciudadanos, igualdad ante la ley, igualdad de oportunidades. Los argentinos debemos convertirnos en protagonistas de este siglo XXI, integrándonos regionalmente, en función de intereses recíprocos destinados al aprovechamiento de nuestros recursos.

Convocamos a los argentinos a acompañar estas propuestas que se sientan en la libertad y que está desprovista de ideologías paralizantes y habrá que fecundar la democracia con desarrollo económico y justicia social. No hay crecimiento sin desarrollo.

Cuáles son sus expectativas para estas PASO

Soy muy optimista, a veces las encuestas se equivocan, lógicamente, acá no hay voto cautivos, la gente de la Ciudad sabrá, lo que pido es que analice cada candidato que se pregunten que hicieron, que están haciendo y que pienses que puede hacer en el futuro. De ahí surge mi esperanza y mi optimismo. No por  ocupar una función, fui todo menos presidente de la República.

El objeto de este lanzamiento es para servir a mis conciudadanos y no servirme de la política y mi trayectoria, con errores y aciertos, pero gracias a Dios puedo andar por la calle solo que es lo que corresponde, no es ni un mérito, es una obligación, cumplir con la palabra de la ciudadanía que nos votó y voy a seguir haciéndolo de la misma manera, como digo siempre, los cargos son transitorios la conducta es permanente, y la obsecuencia perjudica y la discrepancia enriquece.

Compartir
?