Revista Qué

27 Sep 2017 | martín lousteau

“Nuestra propuesta es cambiar las prioridades”

El principal candidato a diputado y referente del Frente Evolución habla de las elecciones que se avecinan y de los errores y aciertos de su espacio. Además, hace un balance de la gestión de Larreta y del accionar de la Auditoría General de la Ciudad. Sostiene que se presentará en 2019. En una luminosa oficina […]

El principal candidato a diputado y referente del Frente Evolución habla de las elecciones que se avecinan y de los errores y aciertos de su espacio. Además, hace un balance de la gestión de Larreta y del accionar de la Auditoría General de la Ciudad. Sostiene que se presentará en 2019.

En una luminosa oficina en el barrio de Palermo, el principal candidato a diputado nacional por la Ciudad, Martín Lousteau, recibe a Qué para dialogar sobre la recta final hacia las generales de octubre.

-¿Qué lectura hace de lo que fueron las Primarias y del desempeño electoral?
-Nosotros tenemos vocación de transformación, y de construir para llevar adelante esa transformación. Para eso, necesitás generar mayorías, generar suficiente respaldo, por lo que no estamos conformes con lo que fueron las PASO, aunque estamos tranquilos.

-¿Cómo se logra esa tranquilidad en un contexto electoral?
-¿Qué queremos decir con tranquilidad? Que estamos convencidos del camino que estamos recorriendo, tenemos el apoyo de un cuarto de millón de porteños, con los que nos identificamos mucho, y aspiramos a seguir avanzando en este camino para construir un espacio que defienda una Ciudad que sea moderna y de iguales.

-Quedaron en el medio de la grieta, ¿cómo se sale de ese lugar, o cómo se termina con la grieta?
-Me parece que la salida de la grieta es un ejercicio de insistencia que se dará con el paso del tiempo, encontrando mejores soluciones colectivas, porque si las soluciones colectivas no se encuentran entre todos, la grieta va a persistir. Para salir de la grieta hay que insistir en la forma en que discutimos nuestros problemas. No se puede estar enojado para siempre, no se puede estar indignado para siempre. Y queremos mantenernos en ese camino, en el humor, en las cosas que hacemos, en las propuestas y en el modo de discusión. Me parece que no nos damos cuenta, pero ese fanatismo, esa manera de no discutir, de no generar diálogo, se está replicando cada vez en más ámbitos, en algunos de manera peligrosa.

-¿Cuáles son sus aspiraciones de cara a octubre?
-Aspiramos a que ese cuarto millón de porteños que nos eligió contagie a otros, contagie nuestro humor en la forma de ha-cer, nuestras convicciones, y así transformarnos en la alternativa que puede tener la Ciudad. Además, nuestra propuesta es un cambio de prioridades en cómo el Gobierno gasta la plata, ya que éste es un gobierno que tiene mucho dinero.

-¿Cuáles fueron las falencias en las PASO, que los ubicaron en el tercer lugar? ¿Tuvo que ver la polarización?
-Cuando uno ve un resultado, hay como mínimo dos cuestiones: las que son ajenas a uno y el entorno, como esta suerte de enojo colectivo y de lugares muy extremos; y después hay una parte nuestra, ya que, inclusive en ese ámbito, nos ha costado transmitir claramente qué es lo que representamos y cuáles son las propuestas que hacemos. Así que aho-ra lo que vamos a hacer es ver si podemos llegar a más porteños con nuestras convicciones, con nuestras ideas de cómo se construye el futuro con tranquilidad.

-¿Cómo lograría posicionarse como principal fuerza opositora en la Ciudad, cuando fue funcionario de Cambiemos?
-En nuestro espacio estamos siempre dispuestos y convencidos de que tenemos que poner nuestra capacidad al servicio del país, siempre, en todas las circunstancias, y a veces eso toma una forma y a veces otra. Eso es lo que hice como embajador, haber contribuido al país. Y siempre lo hice en función de nuestra identidad, de lo que somos, en un cargo representando a los argentinos en el exterior.

-Su cambio de función pudo haber confundido al electorado, ¿le jugó en contra en las PASO?
-Me parece que tiene que ver con el contexto de mucha polarización. Con tanta crispación es más difícil ver matices. Nosotros insistimos con que nuestro deber es poner nuestra formación desde nuestra identidad, des-de las cosas que queremos, siempre al servicio del país, y nos parece que eso, con el tiempo, se va a ver. Esa es la ma-nera en la que se puede tener impacto, no tratando de destruir.

-¿Qué tipo de oposición es Evolución?
-La oposición que nosotros somos en la Ciudad es una que acompaña a to-das aquellas cosas que cree que tie-ne que acompañar, que perfecciona aquellas cosas que se pueden perfeccionar, y que dice que no cuando tiene que decir que no. Y sobre todo controla, porque muchas veces sucede que hay otras oposiciones que gritan mucho pero controlan poco.

-Uno de los ejes de campaña fue que había que auditar más la Ciudad, pero con la tragedia de Time Warp, la auditora que responde a Evolución no permitió que la investigación avanzara. ¿Qué sucedió?
-Me parece que es parte de lo que cuentan otros espacios, pero que no es cierto, porque la tarea de la Auditoría General de la Ciudad, o la investigación de un episodio puntual, es una labor de la Justicia. La tarea de la Auditoría es revisar todos los mecanismos, no sólo de Time Warp, sino de todas las concesiones del gobierno de la Ciudad, y cómo se manejan. Es escandalosa la manera en que funcionan, y don-de hay intereses cruzados entre algunos miembros del gobierno de la Ciu-dad o familiares y los concesionarios, hay falta de control. Hay que auditar todo para establecer re-glas y que esas cosas no ocurran a futuro.

-¿Cuál será su estrategia para captar los votos en las comunas donde se optó por otras fuerzas?
-Nosotros presentamos las propuestas en un teatro, ahora va-mos a hacer foco en algunas de las propuestas que tienen más impacto, las más relevantes, para no hablar de tantas cosas. Vamos a insistir en cómo ve-mos la sociedad, la economía, y la Nación. Seguiremos con nuestra convicción, porque nosotros de-cidimos dar una discusión a partir de nuestras convicciones, y esas convicciones no las modifican los resultados. Podemos modificar el modo de hacer campaña, y ajustaremos algunas cuestiones de cómo transmitimos o contagiamos nuestro entusiasmo, pero no vamos a modificar lo que pensamos.

¿El PRO no les habilitó las internas en su momento? ¿Considera que lo dejaron a un lado pensando en 2019?
-No sé. Las motivaciones que han tenido son de ellos, nosotros estamos convencidos de lo que hacemos, creemos que tenemos coincidencias con el PRO acerca de que hay que dejar definitivamente el pasado atrás, pero tenemos diferencias en algunas cosas del presente, como hemos manifestado en 2015. Lo que sí queremos hacer es discutir el futuro.

-Carrió dijo, en la campaña de 2015, que la Ciudad necesitaba rulos y no peladas. ¿Qué reflexión amerita su actitud? Ahora es oficialista…
-Las motivaciones las sabe ella. Ha tenido un apoyo contundente e importante de la población. Nosotros creemos que hay ciertas diferencias, ciertas maneras de pensar lo que queremos defender y lo vamos a seguir defendiendo a través del tiempo. El contexto no es secundario, pero no vamos a cambiar lo que pensamos por el contexto.

-¿Quiere ser Jefe de Gobierno?
-Ahora quiero ser un buen diputado y tener un espacio en la Legislatura porteña y en la Cámara de Diputados, un espacio colectivo que dé las discusiones que hay que dar. Después, cada cosa ocurrirá a su debido tiempo, pero sí.

-Sus legisladores están convencidos de que será candidato a Jefe de Gobierno en 2019…
-Sí, estamos muy convencidos de que es lo que queremos hacer, que es la mejor manera de contribuir, de mostrar que, con la enorme cantidad de recursos que tiene la Ciudad, se puede administrar de manera distinta, no sólo viendo la conveniencia a corto plazo, sino también tendiendo un impacto verdadero en la vida de la gente a largo plazo. Nosotros hemos conformado un espacio colectivo con el radicalismo, el socialismo e independientes, que tienen una visión de la sociedad que se aplica a la Ciudad de Buenos Aires. En algún momento nos gustaría, y nos va a gustar, administrar la Ciudad de Buenos Aires, para que sea una Ciudad moderna y de iguales.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #155 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?