Revista Qué

26 Abr 2016 | Edificio Finochietto

Todo listo para la nueva sede de Gobierno

Ubicado en Barracas, allí funcionarán el Instituto de la Vivienda y la Dirección General de Registros de Obras y Catastros. Su remodelación costó 59 millones de pesos.

El Gobierno de la Ciudad continúa en marcha su mudanza al sur porteño. Además de la sede en calle Uspallata y el contiguo Palacio Lezama, el Ejecutivo sumará una nueva dependencia para ubicar allí algunas de sus oficinas. Se trata del Edificio Finochietto, en el que funcionarán el Instituto de la Vivienda y la Dirección General de Registros de Obras y Catastros.

fino

Según detallaron desde el Ejecutivo, el edificio, ubicado en el barrio de Barracas, pertenecía a una fábrica de Pepsi. Su interior fue reciclado por completo “para adaptarse a las necesidades y a las tendencias de los nuevos espacios de trabajo”.

El Gobierno abonará la suma de 3 millones de pesos por alquilar el lugar por el término de un año, con la opción de una futura compra. En tanto, para la remodelación y refuncionalización del edificio, invirtió la suma de $59.761.171,04, correspondientes a la licitación pública adjudicada a la firma Vidogar Construcciones SA.

Cabe destacar que para la financiación, tanto de las obras en el Edificio Finochietto, como del Palacio Lezama y la sede de Parque Patricios, el Gobierno subastó la semana pasada el Edificio del Plata por la suma de 68 millones de dólares.

En el Palacio Lezama actualmente funcionan los  ministerios de Desarrollo Urbano y Transporte, de Espacio y Ambiente Público y de Modernización, y la Sindicatura General; y le cuesta a la Ciudad 66 millones de pesos anuales en concepto de alquiler por tres años.

En tanto, el moderno edificio de Parque Patricios, pensado como una nueva sede de Banco Ciudad, fue finalmente destinado para ubicar las principales oficinas del Ejecutivo, que paga un alquiler de casi tres millones mensuales. El edificio, que costó $ 250.000.000, fue diseñado por el estudio del reconocido arquitecto inglés Sir Norman Foster.

Tal como  publicó RevistaQue.com, el traslado de las oficinas a los tres edificios al sur de la Ciudad significó una inversión de alrededor 1.000 millones de pesos. La mayoría de los contratos se lo llevaron empresas conocidas en la gestión macrista, en la que se encontró Caputo Construcciones.

Compartir
?