Revista Qué

8 Jun 2016 | DECLARACIONES JURADAS

El nuevo Gabinete estrenó la lapicera

La Oficina Anticorrupción publicó la mayoría de las DDJJ de los miembros del Gobierno. El presidente Mauricio Macri es el más acaudalado. Lo sigue en cantidad Mario Quintana. Quien menos declaró fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El patrimonio de la vicepresidenta creció 800%. Acciones en empresas locales y extranjeras, títulos de deudas, muchas […]

La Oficina Anticorrupción publicó la mayoría de las DDJJ de los miembros del Gobierno. El presidente Mauricio Macri es el más acaudalado. Lo sigue en cantidad Mario Quintana. Quien menos declaró fue
el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El patrimonio de la vicepresidenta creció 800%.

gobierno

Acciones en empresas locales y extranjeras, títulos de deudas, muchas propiedades y varios vehículos son los puntos de encuentro en las declaraciones juradas de los miembros del Gabinete nacional, que fueron difundidas por la Oficina Anticorrupción, organismo encargado de la lucha contra el tráfico de influencias.

El más acaudalado es el Presidente, Mauricio Macri, que declaró un patrimonio de $ 110 millones, con aumento del 108% con respecto a la última declaración que presentó como jefe de Gobierno porteño. En su defensa, Macri expuso al sistema de control de la Ciudad, debido a que no exige el detalle del valor de mercado de las acciones de empresas internacionales, como sí hace la OA.

Otro de los ministros que también tu-vieron que registrar el valor de mercado fue el de Educación, Esteban Bullrich, quien ostenta la cartera cool entre sus pares: tiene acciones de varias empresas IT, como Apple y Netflix.

A Macri le sigue uno de los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana. El ex ad-ministrador del Fon-do Pegasus declaró poco más de $ 60 millo-nes, con un incremento del 46% con relación a 2014. En el tercer lugar se encuentra el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, quien declaró un patrimonio de $ 50 millones, de los cuales 1/3 corres-ponde a dinero fuera del país.

Mauricio Macri – Presidente de la Nación – Patrimonio: $ 110.000.000

El presidente fue uno de los primeros en dar a conocer su declaración jurada, y también fue uno de los que más aumento registraron. En un año, su patrimonio pasó de $ 52.962.322 a $ 110.278.620,36, un total de 108%. La suba correspondería con una valuación de su paquete accionario que en la Ciudad no necesitaba declarar su valor. Macri, además, continúa como acreedor de su amigo “de la vida”, el empresario de la construcción Nicolás “Nicky” Caputo; como también del intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

Guillermo Dietrich – Ministro de Transporte – Patrimonio: $ 5.774.616

El ex ejecutivo de autos fue uno de los ministros que menor aumento registraron: sólo 7%. Esa cifra se debió, en mayor medida, al crecimiento de sus deudas, que pasaron de poco más de $ 200.000 a casi un millón de pesos.
Sorpresivamente, sus acreencias son con varias de las empresas de su familia. Es, además, uno de los pocos ministros que reclamaron, y declararon, la devolución por gastos en dólares. En total recibió casi $ 100.000.

Esteban Bullrich – Ministro de Educación – Patrimonio: $ 2.061.847

El titular de Educación, Esteban Bullrich, es quien tiene una cartera más diversificada e inversiones en empresas IT, como es el caso de Apple Inc. y Netflix. El motivo de su incremento patrimonial es que en lo que respecta a esas acciones sólo declaró su valor en pesos de cuando realizó la compra, y no así el de mercado. Por ejemplo: en 2015 afirmó que las acciones de la empresa de streamming tenían un valor de $ 7.955, y un año después las declaró por
$ 32.065.

Francisco Cabrera – Ministro de Producción – Patrimonio: $ 9.587.743

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, es uno de los miembros del Gabinete que evidenciaron una disminución en su patrimonio. En total se trató de 3,8%, si se lo compara con el ejercicio del año anterior. Llama la atención que aunque hubo una inflación del 30% y una devaluación del dólar, sus inversiones inmobiliarias en un country de Pilar perdieron valor, razón con la que explicó su reducción. En el resto de los ítems, según consta en su DDJJ, no hubo diferencias con respecto a su último período como funcionario porteño.

Emilio Monzó – Presidente Cámara de Diputados – Patrimonio: $ 1.827.324

El presidente de la Cámara de Diputados y ex ministro de Gobierno, Emilio Monzó, es uno de los funcionarios que mayor aumento porcentual registraron, aunque en valores nominales se encuentra entre los más austeros de Cambiemos. El principal motivo de su crecimiento patrimonial fue la revaluación de su departamento. Allí, además, se evidencia una inconsistencia. Es que en la Ciudad lo declaró por un valor fiscal de $ 219.490, mientras que en la Nación afirmó que tenía un precio de $ 395.913 al iniciar 2015.

Hernán Lombardi – Titular del Sistema de Medios Públicos – Partimonio: $ 19.296.75

El titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, también es otro de los miembros del Gabinete que vieron cómo su patrimonio aumentó como consecuencia de declarar el valor comercial de sus diferentes participaciones en acciones. En sus épocas de funcionario porteño sólo declaró el valor de adquisición de las siete sociedades en las que tiene participación. Su crecimiento no fue mayor debido a que erogó, como en el ejercicio anterior, una gran cantidad de dinero en efectivo proveniente de herencias.

Marcos Peña – Jefe de Gabinete de Ministros – Patrimonio: $ 515.531

La mano derecha del presidente Mauricio Macri mantiene una política de austeridad desde sus funciones en la Ciudad. Siempre encabezó el ranking de funcionarios con menor patrimonio y el pase a Nación no modificó ese escenario. La variación que registró en el mismo se debió solamente a una revaluación fiscal de sus activos, como sucede año a año. Continúa con el mismo auto, una Suran VW de 2013, y vive en el mismo departamento.
Sus deudas también se redujeron: pagó cerca de $ 20.000 en el año.

Carolina Stanley – Ministra de Desarrollo Social – Patrimonio: $ 4.325.605

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, omitió declarar los bienes de su marido, el ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Federico Salvai. El incremento patrimonial de la funcionaria se debió al aumento de todos sus depósitos bancarios en pesos, a los que se les sumó la revaluación de los dólares que poseía, que no se modificaron por la devaluación post salida del cepo. La vidalista también declaró $ 200.000 en concepto de herencias y $ 230.000 de devolución de Ganacias y diversos impuestos.

Daniel Chaín – Secretario de Obras Públicas Patrimonio: $ 8.134.849

Aunque creció en 23%, el secretario de Obras Públicas y ex ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad,
Daniel Chaín, se desprendió, durante 2015, de casi un millón de pesos de su patrimonio, de acuerdo a
lo que consta en su declaración jurada presentada ante la Oficina Anticorrupción. Según explicaron sus voceros, parte de ese dinero se utilizó en inversiones inmobiliarias y en la cancelación de deudas que arrastraba del ejercicio anterior.

Patricia Bullrich – Ministra de Seguridad – Patrimonio: $ 1.328.101

La ministra de Seguridad es una de las pocas que ya fueron controladas por la Oficina Anticorrupción, debido a sus antecedentes como diputada nacional. Bullrich evidenció un incremento del 42% de su patrimonio, como consecuencia de la compra de dólares y la posterior devaluación, mayo-res depósitos de pesos y la revaluación de sus propiedades y vehículos. Ella, a diferencia de otros miembros del gabinete, sí declaró los bienes de su pareja.

Fernando de Andreis – Secretario General de la Presidencia – Patrimonio: $ 2.704.880

El secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis, es uno de los funcionarios que menor patrimonio declararon. Al final de 2015 poseía bienes por $ 2.7 millones, lo que representó un incremento del 1% con respecto al año anterior. De Andreis afirmó no poseer una casa a su nombre. En cuanto a vehículos, declaró una moto con un valor fiscal de $ 8.000; no especificó la marca del rodado, sólo su modelo (2009). Entre las perlitas se encuentra una deuda de $ 400.000 con su mujer: María Sol Asconape.

Gabriela Michetti – Vicepresidenta de la Nación – $ 1.152.719

La vicepresidenta, Gabriela Michetti, es quien evidenció el mayor crecimiento patrimonial de todo el Gobierno: más del 800% en un año. El motivo, la revalorización del departamento en donde vive. En el ejercicio 2014, declaró que el 50% de la propiedad tenía un valor de $ 118.000. Un año más tarde, ese porcentaje trepó hasta los $ 842.262.
Pero no sólo eso, también afirmó ser acreedora de la AFIP por $ 210.540 en concepto de devoluciones por dedución de ganancias, que aún no cobró, según se desprende de su DDJJ.

Germán Garavano – Ministro de Justicia y DDHH – Patrimonio: $ 4.665.202

Como sucede con algunos miembros del Gabinete, ésta es la primera declaración jurada que presenta el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, ante la Oficina Anticorrupción. Su patrimonio, según declaró, aumentó 51% debido a la devaluación que sucedió con la salida del cepo. Además posee casi US$ 400.000 en cuatro cuentas radicadas en Estados Unidos, lo que lo convierte en uno de los pocos funcionarios que tienen dinero afuera.

Alfonso Prat-Gay – Ministro de Hacienda – $ 53.661215

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, es uno de los miembros más acaudalados del gabinete nacional.
En total, su patrimonio se encuentra valuado en $ 53.661.215, y evidenció un aumento del 44% con respecto a 2014. Dentro de lo más llamativo, el funcionario declaró que su departamento disminuyó en su cotización fiscal, junto con una miniflota de cinco vehículos, todos ellos importados. Sin embargo, las mayores críticas las recibió por su di-nero en el exterior. En total declaró $ 40 millones dispersos en tres cuentas.

Susana Malcorra – Ministra de Relaciones Exteriores – Patrimonio: $ 11.850.067

La canciller argentina, Susana Malcorra, es una de las que menor patrimonio declararon. Entre sus principales bienes se encuentran varias acciones en diferentes empresas, todas ellas radicadas en Suiza; por ejemplo, en el banco de inversión Merril Lynch. Además es una de las únicas que declararon poseer inmuebles fuera del país: tenía un departamento en Philadelphia que vendió luego de conocerse su designación a fines del año pasado, y con ese dinero canceló el crédito hipotecario que había sacado para comprarlo en 2007.

Mario Quintana – Vicejefe de Gabinete de Ministros – Patrimonio: $ 61.872.270

Uno de los secretarios de Coordinación Ministerial, el “virtual” vicejefe Mario Quintana, se encuentra entre los más acaudalados del Gobierno. En total declaró $ 61 millones en 2015, lo que representó un aumento patrimonial del 45% con respecto al ejercicio anterior. A su favor: se trata del primer cargo público que ostenta, por lo que su enriquecimiento lo logró en el ámbito privado. No obstante ello, en su cartera de inversiones se encuentran varias acciones de bancos y empresas, por lo que desde la oposición denunciaron un conflicto de intereses.

Gustavo Lopetegui – Vicejefe de Gabienete de Ministros – Patrimonio: $ 25.231.273

El secretario de Coordina-ción de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, fue quien mayor aumento porcentual registró dentro del gabinete. En total, su patrimonio creció un 84% con respecto al ejercicio de 2014. Su casa, ubicada en
la provincia de Buenos Aires, fue valuada en poco más de un millón de pesos. Además declaró 1.200.000 dólares entre dinero en efectivo y depósitos; y afirmó poseer bonos de deuda restructurados, que compró en 2013.

¿Quiénes aún no hicieron pública su DDJJ?

No todos los miembros del Gabinete de ministros habían publicado al cierre de está edición sus declaraciones juradas.
En la base de datos de la Oficina Anticorrupción aún no se encontraban las pertenecientes al ministro de Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio; al de Trabajo, Jorge Triaca; al de Medio Ambiente, Sergio Bergman; y al de Modernización, Andrés Ibarra. De los tres últimos, Qué tuvo acceso, durante el año pasado, a sus declaraciones correspondientes al ejercio 2014.

Ibarra, quien por estos días se encarga de darle punto final a la reestructuración de personal, declaró un patrimonio cercano a los $ 3 millones de pesos. Sin embargo, de haber mantenido sus dólares, esa cifra habría aumentado 40%. Triaca afirmó tener un patrimonio de $ 2.5 millones, pero se encuentra en la misma situación que Ibarra. Bergman también está atado a la revaluación de sus divisas.

Compartir
?