Revista Qué

13 Sep 2016 | Para peceras en puentes

Otra vez, vivero Cúculo ganó millonaria licitación 

La obra tiene por objetivo crear jardines verticales en puentes de la Comuna 6. La oposición de la Junta considera que ese dinero podría invertirse en escuelas iniciales y jardines maternales, ya que Caballito no cuenta con ese tipo de establecimiento.

No es la primera vez que el vivero gana una licitación del Gobierno de la Ciudad, y esta vez genera gran polémica, puesto que en el barrio de Caballito se construirán peceras arriba de cuatro puentes del Ferrocarril Sarmiento, por más de 8 millones de pesos.

60058_campichuelo-puentes-0136-copy

Se trata de “una puesta en valor” de los puentes peatonales y vehiculares de Río De Janeiro, Otamendi, Campichuelo e Hidalgo. Allí se instalarán “jardines verticales con riego automático”.

Según el gobierno porteño: “Se harán muros verdes de pérgolas para jerarquizar el área y dar sombra a los peatones”. El valor final de la obra, que durará cuatro meses, llega a 8.075.033 de pesos.

Cabe resaltar que el cartel de obra señala que forma parte de “Comunas de la Ciudad” con el aval del jefe comunal, Hipólito Forno (Pro), sin consultarle a la Comuna 6. Sin embargo, el presidente comunal lo desmintió a Revista Qué puesto que “no es necesario el aval, porque no es parte de nuestra jurisdicción sino que depende de espacio públicos (depende del Ministerio de Ambiente y Espacio público)”.

Por su parte, Osvaldo Balossi, comunero del FpV, en diálogo con Revista Qué señaló: “Hicimos un pedido de informes que nunca fue respondido” y agregó que se convocó a los vecinos de la 6, para que participen y se discuta sobre la obra, pero “desde el oficialismo mantienen el discurso de participación ciudadana, y no se tiene en cuenta a la comuna, ni la postura de los vecinos a la hora de tomar decisiones”.

Asimismo enfatizó que “existe la necesidad de que las problemáticas se discutan en el consejo consultivo y revisar en qué se puede invertir tanta cantidad de dinero, ya que la Comuna 6 no cuenta con jardines maternales e inicial y hay 400 familias que no tienen vacante” lo que genera que la mayoría tenga que invertir en ecuación privada.

Otras de las problemáticas que señaló Balossi, es que más allá de embellecer la comuna, es importante trabajar en las problemáticas de las veredas ya que no cuenta con presupuesto ni personal para hacer el relevamiento ni el estudio de situación. “Tiene que haber una prioridad más allá de los canteros, y que nos podamos hacer cargo”, enfatizó y agregó que la construcción de rampas “sigue siendo un reclamo histórico”.

“Creemos que debería haber una planificación conjunta con la participación y aval de toda la junta comunal”.

Compartir
?