Revista Qué

28 Jun 2016 | Enriquecimiento ilícito

Panamá Papers: Imputaron a Grindetti

El fiscal Patricio Evers imputó al ex ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, por presunto enriquecimiento ilícito en el marco de la investigación por los Panamá Papers.

El fiscal Patricio Evers imputó al ex ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, por presunto enriquecimiento ilícito en el marco de la investigación por los Panamá Papers. Según se denunció, entre julio de 2010 y junio de 2013, uno de los hombres de confianza de Macri en el Gabinete, tenía un poder legal sobre Mercier International SA, constituida en Panamá en 2010, para gestionar fondos de la compañía depositados en el banco suizo Clariden Leu Limited.

Grindetti

El estudio Mossack Fonseca, especializado en operar en paraísos fiscales, intercedió para otorgar un “poder especial” al intendente para manejar Mercier International, de acuerdo a la escritura pública del 2 de julio de 2010. En esos documentos no se revela quiénes son los accionistas. Sí, en cambio, se aclara que las acciones son al portador y que se dividen en dos mitades. No es un dato menor: el principal objetivo de emitir acciones al portador es evitar que se conozca el nombre del verdadero dueño.

Lo que podría complicar a Grindetti es que Mercier International se especializa en la compra/venta de deuda publica. Grindetti podría ser el dueño de esa sociedad o apenas el gestor de terceros. Ante la consulta del periódico, allegados al intendente de Lanús sostuvieron que así fue y afirman que Grindetti ignoraría quién o quiénes eran los verdaderos controlantes de Mercier International, que se montó para supuestas inversiones inmobiliarias que, supuestamente, nunca se concretaron.

En la denuncia presentada por Leandro Santoro se planteó la presunta vinculación entre la empresa offshore y la emisión de bonos Tango serie 8 del Gobierno de la Ciudad al momento que Grindetti estaba al frente de la cartera de Hacienda.

La administración macrista obtuvo 475 millones de dólares que supuestamente serían para extender las líneas de subte A, B y H, pero que al final se usaron con otros fines porque las obras no estaban siquiera licitadas.

Para emitir los bonos Tango Serie 8 el gobierno porteño contrató de manera directa al banco Credit Suisse y KBR Corporate Finance, una firma sin mayor trayectoria en el mercado que tenía entre sus directores a Edgardo Srodek, quien fue jefe de campaña del PRO en la provincia de Buenos Aires en las elecciones de 2005, aportante de la campaña macrista en 2007, y hermano de Jorge Srodek, entonces diputado provincial por ese espacio político. El banco Credit Suisse, a su vez, controlaba al Clariden Leu AG, en el que justamente Grindetti pasó a operar al poco tiempo una cuenta radicada en Suiza.

Cabe destacar que en 2014, el funcionario porteño declaró un patrimonio deficitario con deudas por $ 1,8 millones más otros US$ 200.000. Esas deudas correspondían a préstamos de su entonces jefe de gabinete en Hacienda ( el ahora ministro bonaerense Roberto Gigante) por US$ 70.000 y otros US$ 130.000 por un “contrato de mutuo”, sin más detalle. Entre las deudas en pesos se destacan $ 700.000 a la Asociación Mutual de Trabajadores de la Argentina y del Mercosur y un préstamo hipotecario con el Banco Finansur por $ 130.000. “El dinero se utilizó para adquirir propiedades”, había aclarado Grindetti en 2013. Las sociedades en Panamá y la cuenta suiza no aparecieron mencionadas en su declaración jurada.

Tal como publicó RevistaQue.com, los préstamos de Grindetti volvieron a quedar bajo la lupa en 2014 cuando recibió $ 440.000 de Macri. Construyó con el Presidente una larga amistad por los años compartidos en el Grupo Socma. Incluso ya como funcionario público, Grindetti nunca dejó sus aspiraciones como hombre de negocios. Declaró participar de una consultora de Recursos Humanos ( Tracking Group), una firma dedicada a actividades agrícolas ( Shadows SA) y la sociedad alimenticia Arg Food.

Compartir
?