Revista Qué

29 Feb 2016 | Tras reunion con Macri

Para Vera, “Francisco nunca fue hipócrita”

El ex diputado porteño y titular de La Alameda analizó el polémico encuentro entre el Sumo Pontífice y el presidente Mauricio Macri.

El ex diputado porteño y titular de Fundación La Alameda, Gustavo Vera, analizó el encuentro entre el Papa Francisco y el presidente de la Nación, Mauricio Macri,  duramente cuestionado por la actitud del Sumo Pontífice frente al mandatario.

vera

“Francisco, cuando ya era Bergoglio, nunca fue hipócrita. Hay diferencias, y esto está muy claro. Pero no son las diferencias que pretenden mostrar muchos medios. Quieren hacer caer en el maniqueismo de cómo recibía a Cristina y cómo recibe a Macri”, señaló en diálogo con La Tecla en Vivo, que se emite por Cadena Río 88.7.

En esta línea, recordó que durante el mandato de Cristina Fernández de Kirchner, el Papa le dio audiencia privada a personas que molestaban mucho a la Presidenta. “Recibió a Lijo, quien después procesó a Boudou. Hay que reconocer que se reunió con Pablo Moyano en medio de los paros generales. Y hay que recordar que Mauricio Macri pisó Santa Marta invitado por Francisco”, ennumeró.

Además, apuntó que “Francisco es ecuánime a la hora de recibir personas con responsabilidades institucionales. Era obvio que podía haber alguna tensión a raíz de las políticas económicas de Macri que van contra la doctrina Laudato Si. Francisco sabe que han mantenido a todos los jefes de la Policía Federal, que dentro de la AFI están todos los amigos de Stiuso que aflojaron los tornillos en la aduana para facilitar operaciones de narcotráfico”.

Por otra parte, Vera enfatizó en la gestión de Mauricio Macri como jefe de gobierno porteño, mientras Jorge Bergolgio era arzobispo de la Ciudad. “Francisco no se olvida que Macri y se fue de la Ciudad con 1200 prostibulos funcionando, mil talleres clandestinos con incendios donde murieron pibes y cientos de puntos narco”.

“Si bien esto era una potestad del Gobierno nacional, lo cierto es que con las herramientas que tenía el Gobierno de la Ciudad tampoco hizo mucho para que esto se desmantelara. Bergoglio hizo una misa en la puerta de un taller clandestino que se había incendiado. Hace mucho tiempo que hay tensiones, pero más allá de las tensiones, Francisco es un hombre cristiano y como tal le dio una oportunidad”, concluyó.

Compartir
?