Revista Qué

24 Sep 2016 | ruptura del bloque

El peronismo partido en dos

El nuevo bloque emitió un comunicado en donde afirma que “no alcanza con coincidir con la visión positiva de Néstor y Cristina y con las medidas antipopulares de Mauricio Macri”. De esta manera, el Frente para la Victoria quedó con 9 legisladores dirigidos por el exministro de Trabajo, Carlos Tomada. En tanto, la Vicepresidencia Segunda […]

El nuevo bloque emitió un comunicado en donde afirma que “no alcanza con coincidir con la visión positiva de Néstor y Cristina y con las medidas antipopulares de Mauricio Macri”.

Ruptura de Bloques #102

De esta manera, el Frente para la Victoria quedó con 9 legisladores dirigidos por el exministro de Trabajo, Carlos Tomada. En tanto, la Vicepresidencia Segunda del cuerpo quedó vacante, ya que María Rosa Muiños es la nueva titular del Bloque Peronista.

En diálogo con Qué, la presidenta del sector naciente enfatizó: “Tenemos acuerdo sobre la gestión del Gobierno, pero no sobre la construcción política”.

En tanto, desde el entorno del legislador Carlos Tomada sentenciaron: “Al FpV lo eligieron para ser oposición, no para cogobernar. Nosotros queremos disputar el poder, no queremos compartirlo”.

En este contexto, Muiños afirmó que la gota que rebasó el vaso “fue la abstención del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad”. Luego, agregó: “A la Nación la está gobernando el PRO y a la Ciudad también la está gobernando PRO, no es que estábamos eligiendo una política de mano dura o una política más garantista, son las dos mismas políticas y, fundamentalmente, era una promesa nuestra de campaña, la de poder de empezar o continuar con el traspaso que garantice la autonomía de la Ciudad y había que acompañar ese hecho. El peor lugar para nosotros fue el de la abstención”, expresó.

Desde el FpV hicieron hincapié en que desde el espacio estudian “en profundidad las iniciativas del Gobierno para acercar las modificaciones que, entendemos, mejoran los proyectos. Cuando no somos escuchados,
no votamos, no estamos dispuestos a firmar cheques en blanco”.

Por otro lado, resaltaron que cuando aceptan su intervención “y las leyes resultantes del trabajo legislativo amplían o protegen los derechos, como las licencias de género o la urbanización de la Villa 20, acompañamos sin ningún prejuicio. No es una respuesta al nuevo bloque, sino nuestra postura en la Legislatura”.

Sin embargo, desde el Bloque Peronista retrucaron que desde el FpV se oponen sistemáticamente a los proyectos presentados por el oficialismo. “No hay un seguimiento de la postura de cada uno de nosotros en los temas más importantes. Entiendo que ellos deben saber cuál va a ser la nuestra porque mantenemos una lógica y a nosotros nos pasa lo mismo que a ellos. Y en general sabemos que va a ser contrapuesta”, expresó Muiños a Qué.

En tanto, fuentes cercanas al Frente para la Victoria señalaron a este medio que “tal diferencia no existe. Se ve proyecto por proyecto y algunos se votan en contra y otros a favor, como fue el de la urbanización de la Villa 20”.

“Nosotros entendemos que la unidad es importante para enfrentar las políticas del macrismo, tanto en Ciudad como en Nación; el tema es que la unidad no es declamatoria. No es solamente de doce que dicen ‘queremos seguir juntos’. Queremos tener una política única, así se mide la unidad, teniendo la misma visión, que puede tener matices. Lo que pasa es que acá excedía esos matices”, ratificó Muiños.

Asimismo, desde Nuevo Encuentro también dialogaron con Qué y expresaron que “no hay que pensar en que como el bloque se rompió ahora ellos son los enemigos, sino en seguir construyendo juntos y en llegar a ser un interbloque”.

“Tenemos que hacer un gran esfuerzo para procesar las diferencias que tenemos en unidad, porque nos unen muchas cosas, como el balance positivo sobre la década ganada y el reconocimiento del liderazgo de Cristina. Por eso vamos a trabajar intensamente para reconstruir un espacio común que nos encuentre a todos militando para construir una alternativa al PRO en la Ciudad de Buenos Aires”, expresó el legislador José Cruz Campagnoli.

Por su parte, la diputada María Andrea Conde manifestó: “En este sentido, consideramos importante poder seguir discutiendo y saldar esas diferencias en un interbloque que exprese el objetivo que nos reunió y nos sigue reuniendo en la Ciudad de Buenos Aires, que es la construcción de un espacio que sea la mejor expresión de la oposición a la política del macrismo”.

En tanto, desde el entorno de Gabriel Fuks, que continúa en el espacio, señalaron a Qué que el legislador mantiene una relación cordial con todos los diputados. Su postura es la de “mantener el diálogo y participar de todas las actividades del recinto con el FpV y con los compañeros de otras fuerzas”.

Al respecto, Muiños señaló que su relación con Fuks “es excelente y tenemos muchos acuerdos en materia política. Sin embargo, él forma parte de un espacio donde, evidentemente, se siente más contenido”.

Cabe resaltar que Claudio Palmeyro fue el único integrante del Bloque Sindical Peronista de la Legislatura porteña que oficializó que conformaría un interbloque con el recientemente creado Bloque Peronista.

Tanto el Frente para la Victoria, el Bloque Peronista y el Bloque Sindical Peronista, señalan que la unidad es la única forma de enfrentar al Gobierno de Mauricio Macri. Y a pesar de que discrepan en cómo se debe construir la política, reconocen que, con errores y aciertos, deben defender los ideales compartidos y enfrentar juntos al oficialismo. ¿Será que entre diferencias y similitudes primarán las últimas y se conformará un interbloque de cara a 2017?
LA GOTA QUE REBALSÓ EL VASO
El traspaso de la Policía Federal fue el quiebre del bloque para Muiños, ya que desde su espacio creían que había que acompañar la medida. Sin embargo, la presidenta del Bloque Peronista remarcó que “el peor lugar para nosotros fue el de la abstención”.

“Para nosotros el traspaso de la Policía no solamente sigue siendo una política pública importante y nunca dejamos de reclamar por la falta de información que tienen los legisladores respecto al avance en la materia, sino que se ve en la calle”, agregó Muiños.

Además, asegura que habían dado el debate en su anterior espacio político “pero no hubo acuerdo”.
Otro de los quiebres fue la Ley que crea la Agencia de Bienes del Estado de la Ciudad, donde “hubo un sector que se reunió, que definió una postura, y otro sector, que somos los que finalmente
formamos el Bloque Peronista”.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN #102 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?