Revista Qué

23 Oct 2017 | Pero aún no logra tener quórum propio

Diputados: el oficialismo será primera minoría

Con el resultado de las elecciones generales de ayer, el mapa de la Cámara Baja del Congreso nacional se reconfiguró de cara a un nuevo período legislativo que finalizará en 2019. Las Primarias ya habían presagiado lo que sería un potencial triunfo del oficialismo y aliados a nivel nacional.   A partir del 10 de […]

Con el resultado de las elecciones generales de ayer, el mapa de la Cámara Baja del Congreso nacional se reconfiguró de cara a un nuevo período legislativo que finalizará en 2019. Las Primarias ya habían presagiado lo que sería un potencial triunfo del oficialismo y aliados a nivel nacional.

 

A partir del 10 de diciembre, Cambiemos pasará a tener ahora 106 diputados nacionales. Por ende, en Diputados el oficialismo seguirá siendo la primera minoría, más consolidada pero aún sin posibilidades de reunir el quórum por sí mismo.

Aunque aún no se conoce cómo se reagrupará el peronismo dentro del próximo parlamento, todo indica que habría un bloque FpV-PJ con 80 legisladores nacionales, el cual sería segunda minoría. En tanto, el interbloque Federal UNA pasaría a tener 20 miembros.

A continuación, un breve racconto de los resultados en cada uno de los distritos y qué legisladores fueron electos en las mismas:

 

Buenos Aires: El principal distrito nacional y donde estaba puesto el termómetro político del país, concluyó con la victoria de Cambiemos por una diferencia de cuatro puntos sobre su principal rival, Unidad Ciudadana. El oficialismo sumó así 15 diputados, mientras que el frente de Cristina Kirchner consiguió 13 legisladores. El massismo sumó 4 miembros, mientras que de las bancas restantes, 2 correspondieron al Frente de Izquierda, y una a Cumplir.

Ingresan por Cambiemos Graciela Ocaña, Héctor “Toty” Flores, Guillermo Montenegro, Marcela Campagnoli, Pablo José Quetglas, Carlos Alberto Fernández, Natalia Villa, Javier Campos, Juan José Aicega, Josefina Mendoza, Hernán Berisso, Ezequiel Fernández Langan, María Piccolomini, Pablo Ansaloni y Martín Medina

Por Unidad Ciudadana llegan Fernanda Vallejos, Roberto Salvarezza, Fernando Espinoza, Vanesa Siley, Daniel Scioli, Hugo Yasky, Mónica Macha, Leopoldo Moreau, Laura Alonso, Jorge Correa, Magdalena Sierra, Horacio Pietragalla y Laura Russo.

De 1País, se incorporan Felipe Solá, Mirta Tundis, Daniel Arroyo y José Ignacio De Mendiguren. Por el Frente Justicialista ingresó sólo Eduardo “Bali” Bucca, y por el FIT logran desembarcar Nicolás Del Caño y Romina Del Plá.

Cambiemos fue obviamente el gran ganador, pues exponía solo 3 bancas, las de la macrista Soledad Martínez y los radicales Ricardo Alfonsín y Héctor “Cachi” Gutiérrez. El massismo era el que más arriesgaba, una decena de lugares en la Cámara, a los que hay que agregar a Claudia Rucci, integrante del interbloque Federal UNA. El Frente para la Victoria-PJ arriesgaba 10 bancas, mientras que el resto correspondían a una del bloque Justicialista (su titular, Oscar Romero); el interbloque Progresistas 2 (Margarita Stolbizer y la socialista Gabriela Troiano); todo el bloque Juntos por Argentina (3) y los monobloquistas Omar Plaini, Héctor Daer y Juan Carlos Giordano de Izquierda Socialista.

 

Ciudad de Buenos Aires: Había 13 bancas en disputa en el distrito porteño. Allí Cambiemos arriesgaba 8 bancas, a razón de 5 del Pro, 2 de la CC-ARI y una radical. El FpV-PJ arriesgaba 2; y el resto de los que se van son los monobloquistas Julio Raffo (aliado massista), Alicia Argumedo y el kirchnerista Carlos Heller.

Tras su gran elección Cambiemos ingresó 8 diputados (Elisa Carrió, Carmen Polledo, Fernando Iglesias, Juan Manuel López, Paula Oliveto Lago, Alejandro García, Facundo Suárez Lastra y Jorge Enríquez); 3 de Unidad Porteña (Daniel Filmus, Gabriela Cerruti y Juan Cabandié), y 2 de Evolución (Martín Lousteau y Carla Carrizo).

 

Catamarca: Se renovaron aquí 3 bancas, dos de las cuales eran del Frente Cívico y Social, y la restante del bloque Justicialista. El triunfo del oficialismo allí gobernante le dio dos bancas al Frente Justicialista para la Victoria (Gustavo Saadi y Silvana Ginocchio) y la restante fue para el Frente Cívico y Social (Eduardo Brizuela del Moral).

 

Chaco: Con 4 lugares aquí en disputa, el Frente para la Victoria puso en juego 2, la Coalición Cívica uno y el bloque Justicialista el restante. Como saldo de las elecciones, hubo reparto de escaños por partes iguales entre las dos principales fuerzas. Por Chaco Merece Más se incorporan Elda Pértile y Juan Mosqueda, mientras que Cambiemos suma a la radical Aída Ayala y a la cívica Alicia Terada, que consiguió así la reelección.

 

Chubut: En esta provincia patagónica se renovaban solo dos escaños, correspondientes a diputados que responden al gobernador Mario Das Neves, alineados dentro del interbloque Federal UNA. De acuerdo al veredicto de las urnas, hubo un reparto de bancas: una fue para Chubut para Todos (Mariano Arcioni, actual vicegobernador de Das Neves) y otra para Cambiemos (Alberto Menna).

 

Córdoba: La provincia que le dio el triunfo a Macri en 2015, donde ahora Cambiemos arriesgaba 4 bancas y el delasotismo 3. Las dos restantes correspondían a los dos schiarettistas. En las PASO, Cambiemos logró el 48,4%, con lo que se alzó con 5 bancas (Héctor Baldassi, Soledad Carrizo, Gabriel Frizza, Brenda Austin y Diego Mestre); Unión por Córdoba 3, por su 30,5% (Martín Llaryora, Alejandra María Vigo y Paulo Cassinerio), y la banca restante sería para el Frente Córdoba Ciudadana, la propuesta del kirchnerismo, que incorpora entonces a Pablo Carro.

 

Corrientes: El gobernante radicalismo expuso 2 bancas, mientras que la restante pertenecía al bloque Justicialista. Según los resultados, el oficialista ECO+Cambiemos sumó dos mujeres (Estela Regidor y Sofía Brambilla), mientras que la peronista Juntos Podemos Más se quedó con la restante (Jorge Antonio Romero).

 

Entre Ríos: Una de las provincias donde Cambiemos dio la nota, al vencer con el 53% al Frente Justicialista Somos Entre Ríos (38%). Aquí había 5 bancas en juego, 3 del FpV-PJ, una de la UCR y la restante de Cristina Cremer de Busti, del interbloque Federal UNA. Según los resultados, 3 fueron para Cambiemos (Atilio Benedetti, Alicia de Marcuard y Jorge Lacoste), y las 2 restantes para Somos Entre Ríos (Juan José Bahillo y Mayda R. Cresto).

 

Formosa: Con 2 bancas en juego correspondientes al Frente para la Victoria-PJ y el socialismo, esta es una de las provincias donde el interbloque Progresistas pierde así una representación. De acuerdo con los resultados, el Frente para la Victoria se queda con una banca (Gustavo Fernández Patri) y Cambiemos suma una más (Horacio Mario Arce).

 

Jujuy: Tres bancas estaban en juego en esta provincia donde Cambiemos se ha hecho fuerte y gobierna. Arriesgaba 2 bancas, mientras que la restante corresponde al bloque Justicialista. Con su triunfo, el Frente Jujeño Cambiemos mantuvo los dos lugares que arriesgaba (Gabriela Burgos y Osmar Monaldi), y el Frente Justicialista la restante (José Luis Martiarena).

 

La Pampa: Una elección para el infarto fue la que se dio en esta provincia, donde el oficialismo, con el gobernador Carlos Verna a la cabeza, le ganó a Cambiemos por tan solo dos décimas de punto. El justicialismo ingresa así a Ariel Rauschenberger y Melina Aida Delú, mientras que Cambiemos sólo consigue retener la banca de Martín Maquieyra. De esta forma se completan las 3 bancas que estaban en juego.

 

La Rioja: Dos bancas hay en juego en esta provincia, una de una integrante del bloque Justicialista y la otra de una radical. Sorpresivamente Cambiemos -a diferencia de las PASO- consiguió ganarle, por menos de un punto, al Frente Justicialista Riojano. De todos modos se confirmó el reparto equitativo: la peronista Claudia Ortiz y Julio Sahad, un hombre del Pro, entran a Diputados.

 

Mendoza: Otra de las provincias grandes que gobierna Cambiemos. Allí había 5 bancas en disputa. Dos correspondían a radicales, dividiéndose las 3 restantes entre un kirchnerista, Libres del Sur y la izquierda. Cambiemos ubicó ahora a 3 legisladores (Claudia Najul, Luis Petri y Federico Zamarbide), el peronismo uno (Omar Félix) y el Partido Intransigente, el restante (José Luis Ramón). Este último fue la gran sorpresa, desplazando a la izquierda.

 

Misiones: En esta provincia había 3 bancas en juego, con la particularidad de que tiene un partido provincial fuerte y gobernante, pese a lo cual Cambiemos arriesgaba más. Pasa que uno de los diputados que vence su mandato proviene del Frente Renovador para la Concordia. Con esta cuesta empinada adversa, Cambiemos arriesgaba así 2 bancas y el partido local una. Por lo tanto, el oficialismo nacional perdió una, pues previsiblemente 2 fueron para el Frente Renovador de la Concordia (Ricardo Wellbach y Flavia Morales) y uno para la UCR, renovando así Luis Pastori.

 

Neuquén: Una de las grandes sorpresas de la elección fue la derrota del gobernante Movimiento Popular Neuquino, que arriesgaba 2 de las 3 bancas en juego, correspondiendo la restante al FpV-PJ. Sin embargo, los guarismos establecieron un reparto extremo. Cambiemos incorpora a un diputado, David Schlereth (Pro). Entra Alma “Chani” Sapag (MPN) y renueva el kirchnerista Darío Martínez (Unidad Ciudadana).

 

Río Negro: Acá había 2 bancas en juego, correspondientes al Frente para la Victoria. Esta es una de las provincias donde Cambiemos no logra hacer pie, aunque lo ayudó el retiro del partido del gobernador Alberto Weretilneck: uno de los lugares fue para el FpV (María Emilia Soria) y el otro, para Lorena Matzen (Cambiemos).

 

Salta: En el distrito que gobierna Juan Manuel Urtubey, las bancas actuales estaban muy repartidas, pues son una para cada uno. Una la tenía Cambiemos, otra el peronismo gobernante y la tercera era del Partido Obrero. Según el reparto dado en las urnas -donde Urtubey fue derrotado de manera sorpresiva-, los lugares quedaron para el oficialista Frente Unidad y Renovación (Andrés Zottos), Cambiemos (Martín Grande) y el Frente para la Victoria (Sergio Leavy).

 

San Juan: Con 3 bancas en juego, el FpV-PJ arriesgaba 2 y el Pro 1. Según los resultados de las PASO, el peronista Frente Todos se quedó con 2 bancas (Walberto Allende y Daniela Castro), y la restante fue para Cambiemos (Eduardo Cáceres).

 

San Luis: Los Rodríguez Saá, que habían sufrido un durísimo golpe en las PASO, arriesgaban 2 bancas, y la UCR la restante. Sin embargo, los hermanos que gobiernan la provincia desde el retorno democrático revirtieron la derrota de manera inesperada y lograron retener los dos lugares que exponían, con Karim Alume y Victoria Rosso. El frente Avanzar y Cambiemos finalmente se tuvo que conformar con conservar la banca del radical José Riccardo.

 

Santa Cruz: Con 3 bancas en juego para la Cámara baja, 2 correspondían a la UCR y la restante a un camporista. Cambiemos retuvo sus dos lugares (Roxana Reyes y Antonio Carambia), y el Frente para la Victoria se alzó con el siguiente (Juan Vázquez).

 

Santa Fe: Se renovaban 9 bancas, 5 de las cuales correspondían a Cambiemos (3 del Pro, un radical y una demoprogresista). Por el socialismo, vencen las bancas de 2 socialistas, y finalmente 2 kirchneristas. Lo cierto es que Cambiemos, después de perder en las PASO, hizo una elección prolífica en esta provincia y así logró meter cinco diputados (Albor Cantard, Luciano Laspina, Lucila Lehmann, Gisela Scaglia y Gonzalo del Cerro). En segundo lugar, el Frente Justicialista coló tres legisladores (Agustín Rossi, Josefina González y Patricia Mounier) y la banca restante fue para el socialismo (Luis Contigiani).

 

Santiago del Estero: El Frente Cívico por Santiago es amo y señor en materia política allí, y lo sigue siendo de acuerdo con los resultados de los comicios. Arriesgaba 3 bancas y las mantuvo (Claudia Abdala Ledesma de Zamora, Norma Abdala de Matarazzo y Hugo Orlando “Lito” Infante).

 

Tierra del Fuego: Había 2 escaños en juego en la provincia que gobierna Rosana Bertone, los dos del kirchnerismo. Ahora esa fuerza dividió con Cambiemos, renovando el camporista Martín Pérez, y entrando el presidente del Pro fueguino Héctor “Tito” Stefani.

 

Tucumán: En la provincia norteña había 4 bancas en disputa, distribuidas a razón de 2 del peronismo, una de un miembro del bloque del Bicentenario y la restante de Libres del Sur. Pero el peronismo gobernante no ganó con la amplitud que consiguió en las PASO y por eso logró dos bancas (Osvaldo Jaldo y Gladys Medina), igual cantidad que el radicalismo (José Cano y Beatriz Avila). Se esperaba un reparto de tres contra uno.

Compartir
?