Revista Qué

29 Jul 2016 | Respaldo a Cristina

El PJ porteño, preocupado por cómo está el país

Mediante una declaración conjunta el consejo partidario del Partido Justicialista porteño declaró “su profunda preocupación por la situación política, social y económica que atraviesa nuestra patria y nuestro pueblo como consecuencia de las medidas adoptadas por el actual gobierno”. La misma continúa: “Luego de 12 años de gobierno peronista que amplió derechos, incluyó millones de argentinos […]

Mediante una declaración conjunta el consejo partidario del Partido Justicialista porteño declaró “su profunda preocupación por la situación política, social y económica que atraviesa nuestra patria y nuestro pueblo como consecuencia de las medidas adoptadas por el actual gobierno”.

pjporteño

La misma continúa: “Luego de 12 años de gobierno peronista que amplió derechos, incluyó millones de argentinos y argentinas, en el marco de un proyecto de unidad latinoamericana; asistimos a una restauración conservadora de proporciones inéditas, amparado por las grandes corporaciones, los medios de comunicación y el partido judicial.

El proyecto político encabezado por Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner puso en alto las banderas doctrinarias del peronismo histórico y las hizo carne en la ciudadanía. La independencia económica, la soberanía política y la justicia social que nos enseñaran Juan Domingo Perón y Eva Perón. En contracara, vemos cómo el gobierno de los ceos que encabeza Mauricio Macri nos propone dependencia económica, estigmatización de la política y devastación social.

Bajo la falsa excusa de bajar la inflación se destruye el consumo interno y la actividad económica, generando desempleo. Y bajo la falsa excusa de reducir el déficit se aplican tarifazos que destrozan familias y PYMES. Aparentan una “responsabilidad fiscal” pero, en simultáneo se bajan los impuestos a sectores concentrados, se construye una bicicleta financiera que cuesta miles de millones de pesos a nuestro pueblo, y se fomenta la especulación y la fuga de capitales.

Las promesas de ‘pobreza cero no son más que vanos efectos de marketing para enmascarar una teoría del derrame que los argentinos ya experimentamos y que nunca derrama, sólo engorda la copa de arriba. En efecto, se consolida la ley del “sálvese quien pueda”, contracara brutal de la consigna de “comunidad organizada” donde el individuo se realiza en una comunidad que se realiza.

Caído el mito del ‘segundo semestre’, se evidencia que el actual oficialismo carece de proyecto político sustentable. Tan solo se propone una transferencia veloz y masiva de ingresos a los sectores concentrados -con sus inmediatas consecuencias sociales-, y la fragmentación y dispersión del campo popular; en un intento de desincentivar la participación en la política, herramienta fundamental que reivindicamos los peronistas para transformar la realidad.

En conjunto con las políticas públicas ejecutadas por el oficialismo, que van en detrimento de los intereses de nuestro pueblo, se lleva a cabo una persecución política no vista desde hace décadas. Son los casos de las detenciones ilegítimas de los compañeros Milagro Sala en Jujuy y el ataque constante por medio de maniobras de toda índole, contra nuestra compañera Cristina Fernandez de Kirchner. Desde el Partido Justicialista de la Ciudad de Buenos Aires sumamos nuestra voz en contra de estos amedrentamientos que lesionan nuestra democracia y exigimos Libertad a Milagro y el cese de la persecución política.

En nuestra ciudad de Buenos Aires, desde hace tiempo que conocemos a Mauricio Macri y sus políticas. Hace más de ocho años que gobierna nuestro distrito, pero solía hacerlo bajo un paraguas de políticas nacionales heterodoxas que sustentaban el consumo interno y ampliaban derechos. Hoy la ciudadanía porteña padece el tándem Macri-Larreta en su máxima expresión. El pueblo de la ciudad que no es de derecha ni es antiperonista como nos quieren quieren hacer creer algunos medios, hoy empieza a sufrir las consecuencias de las políticas que se vienen implementando.
El Partido Justicialista tiene la responsabilidad, como el partido más importante de la oposición, de hacerle frente al gobierno liberal. Las oleadas de nuevas afiliaciones representan a los ciudadanos y ciudadanas que, en un marco de retroceso social se comprometen con la política como herramienta de transformación. La tarea de la hora es darle cauce a la voluntad de participación y militancia, con representatividad, dinamismo, debate, y cercanía con los afiliados y las afiliadas.

Nuestro objetivo es claro: ser una alternativa de gobierno en la ciudad, y recuperar el apoyo popular mayoritario. Un peronismo amplio, plural, frentista, que reconoce en Cristina Fernández de Kirchner y el vínculo con nuestro pueblo la clave de protagonizar, nuevamente, un gobierno popular de liberación nacional”.

Compartir
?