Revista Qué

13 Sep 2017 | Audiencia pública

Polémica por el playón de Colegiales

Vecinos de la comuna 13 fueron a la Legislatura porteña a oponerse al plan que tiene el oficialismo para el Playón de Colegiales, que incluye edificaciones y apertura de calles y veredas. Presentaron una propuesta propia, con espacios verdes y un anfiteatro. El Gobierno porteño tiene en la mira un nuevo negocio inmobiliario en Colegiales. La […]

Vecinos de la comuna 13 fueron a la Legislatura porteña a oponerse al plan que tiene el oficialismo para el Playón de Colegiales, que incluye edificaciones y apertura de calles y veredas. Presentaron una propuesta propia, con espacios verdes y un anfiteatro.

El Gobierno porteño tiene en la mira un nuevo negocio inmobiliario en Colegiales. La creación del interbloque en el Parlamento capitalino fue clave para avanzar con el proyecto que trabaja el ministerio de Ambiente y Espacio Público. Los vecinos luchan por un espacio verde en la Comuna 13. En su edición #143 Revista Qué explicó el conflicto.

Para llevar a cabo esa urbanización, el Ejecutivo necesita que se apruebe una rezonificación que ya se votó en la primera lectura. Los vecinos buscaron generar conciencia y tratar de dar vuelta la segunda lectura, instancia final para transformar el proyecto en ley.

Según datos oficiales -de la Dirección General de Estadística y Censos porteña-, la Comuna 13, que integran Núñez, Belgrano y Colegiales, posee 0,48 hectáreas de espacios verdes por cada mil habitantes y en 2011, la superficie era 0,65. Estas cifras incluyen los polideportivos, patios y patios recreativos, mantenidos por la Dirección General de Espacios Verdes, entonces se los considera así.

Entre los casi 80 oradores, hubo también funcionarios de los gobiernos de Nación y de Ciudad dando su punto de vista. La propuesta oficial propone transformar esas hectáreas y construir allí edificios y locales comerciales, además de espacios verdes y edificaciones de uso público. El proyecto asegura que el 65% de las tierras serán destinadas para “uso y utilidad pública de la Ciudad”; este porcentaje incluye a las veredas y las calles que se deben abrir para realizar la urbanización y que, claramente, no son espacios verdes.

El polígono en cuestión es el comprendido por la avenida Lacroze y las calles Virrey Avilés, Vidal, Moldes y Crámer. Actualmente las tierras pertenecen al Gobierno nacional, como todas las ferroviarias. Nación se las cedería a Ciudad y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) enajenaría el 35% de los terrenos que serán destinados a edificación.

Por su parte la directora de Desarrollo Urbano Territorial de la Agencia de Bienes del Estado, Florencia Aguilar, afirmó que “buscamos que el transporte público tome un nuevo dinamismo y potenciarnos como ciudad sustentable” y remarcó que sólo “el 35% de la superficie es urbanizable”.

“Sabemos que esta pieza tiene una fuerte presencia barrial, queremos que renueve la zona. Toda pieza próxima a un sistema de transporte público hace a una ciudad sustentable”, completó.

A su turno, el director general de Espacios Verdes, Ariel Gustavo Iasge, destacó que “este predio era un gran galpón donde iba a funcionar un mercado central, pero ahora será una plaza, tendrá espacios para practicar deportes y postas para hacer ejercicios”. Además precisó que “pretendemos que los vecinos tengan espacios para disfrutar, por eso construiremos canchas de tenis, ping pong y futbol”.

Asimismo, el director general de Planeamiento Urbano, Mariano Orlando, subrayó que “creemos en utilizar a la normativa urbana como forma de gestión” y manifestó que “con este tipo de obras lo que buscamos es urbanizar terrenos ociosos”. En este sentido explicó que el “el 65% de la obra será de uso público” y detalló que “se construirán 80 mil metros cuadrados y se venderán 64 mil metros cuadrados”.

 

Finalmente, la comunera kirchnerista Julieta Costa Díaz aseveró que le “resulta cínico el nombre que lleva esta audiencia pública que es ´Corredor verde norte´ porque lo único verde que tiene este proyecto son los dólares que va a ganar el Gobierno con este negocio” y advirtió que “el verde en esta ciudad ha disminuido, Colegiales es una de las zonas que menos pulmones verdes tiene”.

Por su parte, la exlegisladora K, María José Lubertino, que también estuvo presente en la Audiencia expresó: “Venimos a apoyar el proyecto de los vecinos de Colegiales para que el playón sea un espacio público, verde y cultural”.

La Directora de la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos sostuvo que el predio, que es público y nacional, se vende sin pasar por el Congreso Nacional utilizando para ello un decreto-ley de la última dictadura cívico-militar que está derogado. “Es inconstitucional y constituye un delito”, afirmó. Asimismo, dijo que “los legisladores que votan el cambio de zonificación son parte de ese entramado delictivo de venta de tierras públicas”.

Sobre el proyecto oficialista de la puesta en funcionamiento de la Red de Expresos Regionales (RER), la exegisladora porteña aseguró que apoyará toda mejora en el transporte y comunicación en la Ciudad de Buenos Aires pero pidió que “no se desmonten vías ferroviarias que están en uso hasta que la RER prometida no se construya”.

“Estamos hablando de un trabajo de largo plazo, de 10 años por lo menos, pero las vías se están desmontando ahora para hacer negocios inmobiliarios, como está pasando en Catalinas Norte o la Manzana 1Q”, argumentó. Y agregó: “Esto tiene que ser objeto de una discusión más amplia en una audiencia pública específica”.

La Directora de la ACDH también planteó que “en la Ciudad no faltan viviendas sino que el problema es el valor del alquiler y la tierra”. Por eso, consideró que “con estas enajenaciones, el Estado de la Ciudad pierde la única herramienta que tiene para regular el valor de la tierra, que es la creación de un banco de tierras”.

Lubertino señaló que la situación del predio del playón de la estación de Colegiales “entra dentro de lo que el PRO ha mandado a la Legislatura para hacer un cambio de zonificación de manera ilegal simplemente con un decreto del Ejecutivo”. En este sentido, se refirió a los predios como Costanera Norte II, en Retiro, y la Manzana 1Q, en Puerto Madero que, al igual que el mencionado, “fueron vendidos por el Gobierno Nacional a sola firma del presidente utilizando un decreto-ley de la última dictadura”.

Finalmente, Lubertino recordó que en 2016 vecinos de la Comuna 3 presentaron un proyecto de ley para convertir el playón en un espacio verde y cultural. “Ese proyecto ha sido recogido por legisladores de distintas fuerzas políticas, pero también creemos necesario que se pueda hacer visible la situación para resistir la tendencia de venta de espacios públicos y la construcción de torres que el PRO tiene en mira”, pidió.

 

 

Compartir
?