Revista Qué

30 May 2017 | Por accidente en una obra

Pompeya: una escuela sin clases hace 20 días

Se trata del establecimiento educativo Homero Manzi, en el barrio de Popeya (Comuna 4). A mediados de mayo un operario, de 17 años, cayó desde un cuarto piso de la obra en construcción para reformar el edificio y quedó en estado de coma. Desde ese día, el Ministerio de Educación cerró el establecimiento para hacer […]

Se trata del establecimiento educativo Homero Manzi, en el barrio de Popeya (Comuna 4). A mediados de mayo un operario, de 17 años, cayó desde un cuarto piso de la obra en construcción para reformar el edificio y quedó en estado de coma. Desde ese día, el Ministerio de Educación cerró el establecimiento para hacer pericias y algunos arreglos y los chicos no volvieron a las aulas.

Los alumnos de la Escuela Media N° 4 “Homero Manzi”, de Pompeya, están sin clases desde hace 19 días. Los chicos debieron abandonar el colegio el jueves 11 de mayo por la tarde luego de que un operario, que trabajaba en una obra que se estaba haciendo en el lugar, cayera de un cuarto piso.

Docentes y padres denunciaron la pérdida de días y advirtieron que les preocupa volver a ese edificio, que según aseguran tiene serios problemas de infraestructura. Desde el Ministerio de Educación porteño aseguraron que esta semana se reabrirá la institución y que “las condiciones de seguridad están garantizadas”.

Desde la cartera de Educación, que conduce Soledad Acuña, confirmaron que reabrirán la escuela. Sobre la pérdida de días, dijeron que “la comunidad educativa del Homero Manzi está muy politizada y que los gremios han rechazado todas las propuestas ofrecidas para que haya continuidad de clases”.

A su vez, destacaron que hasta el accidente se estaba haciendo “una obra integral de refacción por 36 millones de pesos, que continuará con los alumnos en clase como ocurre en otras escuelas”. En este sentido, aclararon que “los sectores en obra quedan aislados”.

Mientras, los docentes del Homero Manzi planean entregar a la ministra Soledad Acuña un petitorio, que cuenta con la adhesión de dirigentes gremiales y políticos, legisladores y pedagogos, para exigir la construcción de “un edificio nuevo que brinde una solución definitiva al conflicto edilicio” que atraviesa la escuela y, mientras tanto, “una solución transitoria acorde a las necesidades de la comunidad educativa mientras se realiza la construcción del edificio nuevo y definitivo”.

 

 

 

 

 

Compartir
?